Finalmente se salieron con la suya.

El día de hoy, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó con mayoría de 9 votos a favor, la eliminación de la Prisión Preventiva Oficiosa en los delitos fiscales, como: contrabando, defraudación y uso de facturas falsas. Con esta resolución ya no constituyen una conducta de delincuencia organizada.

De esta manera se invalidó el artículo 2º, párrafo primero, fracciones VIII, VIII Bis y VIII Ter, de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, que consideraban que los imputados por esta conducta podrían ser privados de su libertad durante su proceso legal.

El ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena explicó que, por definición, “la delincuencia organizada es la conducta ilícita que tiene como objetivo desestabilizar al Estado de Derecho, y que la SCJN debe ceñirse a esta definición constitucional, por lo que los delitos fiscales no pueden entrar en esta tipificación”.

En contra de la propuesta, solo votaron las ministras Yasmín Esquivel Mossa y Loretta Ortiz Ahlf, esta última enfatizó que las estructuras financieras que se construyen mediante estos delitos fiscales son claves para las organizaciones criminales.

La SCJN también decidió por unanimidad reconocer la constitucionalidad del delito de uso de facturas falsas, al considerar que no viola el principio de taxatividad.

El pleno declaró la invalidez de la prisión preventiva oficiosa por considerar que es incompatible con las garantías de presunción de inocencia y libertad individual contenidas en la Constitución.

La invalidez incluye a los artículos 167, párrafo séptimo, del Código Nacional de Procedimientos Penales, 5, fracción XIII, de la Ley de Seguridad Nacional.

En la discusión, el ministro Javier Laynez sostuvo que esta medida cautelar es “un fraude a la Constitución”, pues dice, el Poder Legislativo se excedió al incluir la prisión preventiva oficiosa a más delitos que no están en la Carta magna.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, desde la conferencia mañanera cuestionó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por analizar la viabilidad de la prisión preventiva oficiosa y la posibilidad de eliminar de la lista de delitos que la ameritan a los defraudadores fiscales y factureros.

El mandatario federal también aseguró que en caso de aprobarse la eliminación de la prisión preventiva a favor de factureros, su gobierno procediera a denunciarlo.

“Discutiendo para que no haya prisión preventiva a los defraudadores fiscales, cómo van a estar protegiendo a factureros y a quienes se hicieron inmensamente ricos y van a seguir, vamos a seguir con lo mismo, lo que surgió hace 15 años, el uso de facturas falsas que era un descaro tremendo y ahora que es delito grave lo quieren quitar”, lamentó.