Ante el conflicto que se desarrolla en Ucrania, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró, durante la conferencia mañanera de este jueves, que México se encuentra protegido por el probable aumento en el precio del gas a nivel mundial, pues como parte de las acciones para lograr la soberanía energética, fueron rehabilitadas las plantas hidroeléctricas que podrían sustituir las que consumen gas para la generación de electricidad.

“Estamos nosotros, desde hace algún tiempo, preparados para que, si nos aumenta mucho el precio del gas de importación, podamos echar a andar todas las plantas de generación de energía eléctrica que no requieren gas”, dijo el Jefe del Ejecutivo Federal.

“Por ejemplo, producir más energía eléctrica con agua. Vamos a echar a andar a toda su capacidad las hidroeléctricas y otras medidas que estamos ya tomando. Estamos preparados para que no haya apagones, que no falte la luz y que no aumente el precio”, aclaró.

“En el caso de las gasolinas, igual. Hay un subsidio, para decirlo con claridad, de modo que aunque aumente el precio de la gasolina de importación, porque aumenta el precio del petróleo crudo, que esto no se traslade a los consumidores, que mantengamos el precio de las gasolinas, está acordado, que no aumente el precio por encima de la inflación. Entonces, estamos preparados con ese propósito y vamos a estar pendientes.”, agregó.

El mandatario destacó que durante su gobierno no ha habido devaluación, así que, aunque en este momento el precio del dólar se encuentre a la alza, “esperemos que pronto se normalice la situación en Ucrania; que haya diálogo y se resuelva esto”, dijo.

El Presidente enfatizó el carácter pacifista de su administración, así como el respeto al mandato constitucional en materia de relaciones exteriores que indica el respeto a la autodeterminación de los pueblos y a la búsqueda de una solución pacífica de los conflictos.

“No queremos la guerra en ningún lado, en ninguna parte; no queremos que la gente sufra, no queremos que la población civil sea afectada. No queremos la confrontación bélica, esa es nuestra postura”.