FGR niega condición de ‘víctima’ a Kate del Castillo: No recibirá los 60 mdd que solicitaba

La Fiscalía General de la República niega reconocer a Kate Del Castillo como víctima de “persecución política”, como la intérprete de la narco serie “La reina del sur” pretende, argumentando “daño” causado a su persona con la intención de cobrar 60 millones de dólares al Estado Mexicano, cifra que representa alrededor de mil 200 millones de pesos al tipo de cambio.

La actriz se presentó ante el Ministerio Público el 14 de junio de 2020 para demandar garantías y exigir que la Subprocuraduría Especializada en Delitos Federales la reconociera en “calidad de víctima”, para así tener la posibilidad de pretender un multimillonario pago por “daños”.

A raíz de su imprudente entrevista con Joaquín “El Chapo” Guzmán, publicada en la revista Rolling Stone en 2016 y donde aparece en una fotografía al lado de “El Chapo” y del también actor Sean Penn, Del Castillo se autoexilió en los Estados Unidos.

Posteriormente la entonces PGR abrió una carpeta de investigación contra la actriz por la sospecha de uso de recursos del narco en su marca de tequila llamada “Honor”, lanzada al mercado después de su famosa entrevista con el capo.

Kate Del Castillo regresó a México hace un par de años con la evidente intención de capitalizar su “aventura”, pugnando porque la Fiscalía General de la República la reconozca como víctima de “persecución política” con la carpeta de investigación FED/SEIDF/UNAICDMX/0000663/22020 abierta durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El reconocimiento por parte de la FGR como víctima a Del Castillo es primordial para las pretensiones de la actriz de conseguir cobrar una exorbitante suma de dinero por una supuesta responsabilidad patrimonial del Estado Mexicano.

Kate promovió un amparo que fue admitido por el juez Augusto Octavio Mejía Ojeda, del juzgado tercero de distrito de amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, argumentando un daño causado a su persona y por el que espera cobrar la muy jugosa recompensa de 60 millones de dólares.

Con información de Sin Embargo