AL ROJO VIVO: México y ONU por la Guardia Nacional (AMLO volvió a cumplir)

Hace solo cuatro días para Vicente Fox la Guardia Nacional era una MENTADA DE MADRE y hoy el Sr. Presidente López Obrador vuelve a demostrar que el fantoche se volvió a equivocar.

Seamos claros. La Sociedad Civil se cansó de meter su cuchara en la Guardia Nacional, luchó con uñas y dientes para “moderar” la participación del Ejército Mexicano, incluso llegaron al extremo de especular de diferentes formas sobre el actual proyecto al grado de insinuar que la premisa sería “disparo, luego, pregunto”.

Foto: enmichoacan.com

Hoy se rompe, una vez más, otra de las especulaciones de la S.C. que dice “representar” los intereses del pueblo y las necesidades de los más vulnerables, entre ellos el problema de la seguridad pública, pues según ellos – la Sociedad Civil –  la Guardia Nacional prácticamente era una copia al carbón de las estrategias que en su momento usaron Peña Nieto, Calderón y hasta Fox.

En La Mañanera a todos sorprendió la presencia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet (ex-presidenta de Chile en dos ocasiones), para la firma de un acuerdo en el que se concreta y asegura que el modelo de la Guardia Nacional de la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador estará fundamentado en el respeto a los Derechos Humanos.

¿Qué otras pruebas quieren de que la protección de los Derechos Humanos será prioridad en materia de Seguridad Pública para la Guardia Nacional?

Se está combatiendo un problema MAYÚSCULO con una medida de emergencia, pues como a todos nosotros consta, las pasadas administraciones hicieron un pésimo trabajo: desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, kilos de impunidad y una pizca de enorme corrupción.

Lo dijo el Secretario Durazo (Seguridad y Protección Ciudadana) desde el primer minuto del 1 de diciembre de 2018 cuando tomó posesión de su cargo, palabras más, palabras menos:

El problema de seguridad se combatirá no desde un solo frente, sino desde varios: fuerza pública, educación, oportunidades de empleo, apoyo a sectores vulnerables, lo que implica la inclusión de los Derechos Humanos.

El Presidente López Obrador está cumpliendo a cabalidad, no solo una promesa de campaña, sino una prioridad indispensable que fue prácticamente abandonada por los gobiernos anteriores, pero esta no es la nota y la gran duda, sino la siguiente pregunta:

¿Esto, ahora sí, será suficiente para periodistas de derecha, comentócratas y representantes de altos vuelos económicos de la sociedad civil?

Seguramente en las próximas horas y días lo sabremos.