AL ROJO VIVO: Lilly Téllez, la pequeña AMLOfóbica del 2020

Pareciera ser que el premio la AMLOfóbica del 2020 se lo lleva la Senadora del PAN Lilly Téllez.

La hoy legisladora blanquiazul hizo campaña utilizando la plataforma de Morena y aprovechando el efecto López Obrador en las elecciones del 2018 para alcanzar el puesto que actualmente ocupa; sin embargo, desde que inició la LXIV Legislatura, dio señales de no estar en sintonía con el proyecto de la 4ta. Transformación.

Los rechazos más marcados a lo que representa AMLO y la 4T son:

Pobre desempeño legislativo

De acuerdo con el sitio web del Senado de la República

La entonces Senadora por Morena presentó tan sólo 6 iniciativas durante el año y fracción que perteneció a la bancada de Morena

Pero desde que se integró al PAN presentó ese mismo número de iniciativas en sólo seis meses, es decir, una por mes, además de adherirse a todas las iniciativas antiAMLO que presentan sus compañeros de Partido.

Despenalización del aborto o “el trapo verde de la muerte”

Cuando aún pertenecía la bancada de Morena se pronunció en contra de la despenalización del aborto manifestando no sólo su rechazo, sino además su repudio de una forma muy despectiva a los símbolos de la propuesta, entre los que destacó un pañuelo verde al que se refirió como

El trapo verde de la muerte.

¿Era necesario ser tan vulgar y faltar al respeto para manifestarse en contra del aborto?

Insulto en tribuna al Dr. Hugo López-Gatell o “pequeño virrey”

El pasado mes de octubre el Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud Hugo López-Gatell, quién actualmente funge como vocero de la estrategia del Gobierno del Presidente López Obrador para combatir la pandemia de coronavirus covid-19, compareció en el Senado de la República.

La Senadora Téllez fue una de las encargadas de dirigir un mensaje al Subsecretario de Salud, pero en lugar dirigir un discurso crítico

Convirtió la tribuna de la Cámara Alta en una especie de foro de TV como a los que ella estaba acostumbrada durante su estancia en Televisión Azteca.

Al final de su show Lilly Téllez se refirió al Dr. López-Gatell como “pequeño virrey del país de las camas vacías y de los muertos en casa” y se dirigió hacia él para entregarle, según ella, su cetro: un bastón.

Lilly Téllez quedó tan mal que se reconoció que hasta la Sen. del PRI Silvana Beltrones, quién manifestó una dura postura por el combate a la pandemia, dio un discurso mucho mejor artículado, dió datos más reales e hizo preguntas mucho más adecuadas.

Burla de tradiciones indígenas o “superchería”

El pasado mes de noviembre con motivo de la conmemoración de Día de Muertos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que se llevaran a Palacio Nacional los rituales tradicionales de esta fiesta con motivos indígenas.

 

Mientras se realizaba el evento la Sen. Téllez manifestó nuevamente su rechazo en contra de una actividad del Presidente, además de

Burlarse de las tradiciones refiriéndose a ellas como “superchería”, lo que quiere decir engaño, fraude o falsedad según el diccionario de la real academia de la lengua española.

Pese a los señalamientos en redes sociales sobre lo clasista de su dicho, la Panista defendió su postura a capa y espada.

Exigente con una mujer indígena o “ud. que está cerca, diga al Presidente…”

Después del insulto que cometió en contra de los rituales indígenas realizados en Palacio Nacional, la señora Teresa Ríos, encargada de organizar el ceremonial, le dirigió un mensaje en video a Lilly Téllez en el que la llamó ignorante y la invitó a acercarse más al pueblo, sobre todo con los indígenas que del Estado de Sonora.

La traidora de Morena, que es como se le ha llamado, no sólo no se disculpó con la señora Teresa o con las personas que pudo haber insultado con sus comentarios, sino que además le dirigió una “carta abierta” y le dijo que como ella está más cerca del Presidente, le pedía que le llevará una serie de recados mismos que plasmó en su timeline de su cuenta de Twitter.

Medalla Belisario Domínguez para Carlos Loret de Mola o “tributo investigaciones de corrupción”

La Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República, según el comité que la otorga, es una presea que

Reconoce a aquellos mexicanos que se han distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra patria o de la humanidad.

El reconocimiento es tan especial que entre algunos de los nominados para recibirla actualmente están el Rector de la UNAM Enrique Graue, el Premio Nobel de Química Mario Molina quién la recibiría de forma póstuma debido a su fallecimiento el pasado 7 de octubre y el personal de salud que actualmente combate la pandemia de coronavirus covid-19, entre otras personas más.

A pesar de la alta estima que representa la entrega de dicho reconocimiento, a Lilly Téllez se le ocurrió que era buena idea exigir que se le otorgue al comunicador Carlos Loret de Mola, mejor conocido como #LordMontajes por su tendencia a presentar noticias falsas o con sesgos informativos.

 

La Senadora del PAN no sólo ha cometido un desvarío al proponer a un personaje de tan dudosa y quebrantada ética para recibir un premio tan noble, sino que además ha defendido su postura diciendo qué los reportajes sobre Pío López Obrador y Felipa Obrador, hermano y prima del Presidente de la República respectivamente, son motivo suficiente para que Loret de Mola reciba el galardón; esto debido a la crítica que recibió del periodista y director general del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano Jenaro Villamil.

Y por si lo anterior no fuera suficientemente absurdo, la legisladora Panista llegó a comparar los reportajes de Loret de Mola con el trabajo periodístico del desaparecido Miguel Angel Granados Chapa, porque…

Si la Belisario Domínguez se le entregó en vida a Granados Chapa… ¿por qué no otorgarla a Loret de Mola por sus “investigaciones”? (¡nótese mi sarcasmo! como diría un clásico a quien le mando un saludo)

Esto le valió una serie de comentarios del caricaturista Rafael Pineda, mejor conocido como Monero Rapé.

A la pequeña Lilly Téllez le quedó grande el pueblo

Se entiende que mucha gente puede no estar de acuerdo con el Presidente y no se pretende que le aplaudan y le acepten todo lo que hace, pues es sano para el poder y para la administración del país que se realicen críticas a las acciones del gobierno; sin embargo

La forma de hacer estas críticas y de argumentarlas es lo que hace que carezcan de seriedad, que caigan en el ridículo, en el chacoteo y no en el sano contrapeso que debe de tener cualquier país democrático.

Lilly Téllez, Senadora por el Partido Acción Nacional, quién ha demostrado que tan sólo busca servirse del poder, está muy, pero muy lejos, a una distancia abismal, de ser una voz realmente crítica y de contrapeso en el país realmente democrático en el que México se está convirtiendo.

Es una vergüenza tener en el Senado a una legisladora con un desempeño tan pobre y con un nivel de debate tan pequeño que ha renegado del pueblo que la eligió para el puesto que ocupa y como ella otras que andan por el mismo camino.

Así las cosas.

@Cr_Politico