Fabricantes de mentiras

Todos los seres humanos percibimos la realidad desde un punto de vista distinto al que tienen los demás. Desde nuestra posición personal en el espacio-tiempo, captamos una serie de datos del medio ambiente que van configurando la información a través de la cual interpretamos lo que sucede a nuestro alrededor.

La atención que le ponemos a la información que recibimos, es el factor principal que utilizamos para seleccionar aquella que nos permite tomar decisiones sobre la dirección en la que orientamos nuestras acciones.

Está muy claro que en la historia de la humanidad, la mayor parte de la información que se hace pública, ha sido filtrada a través de la voluntad de los grupos de personas que controlan los medios en los cuales se difunde.

Contrariamente a lo que se piensa, la enorme mayoría de la información que se hace pública, no está libre de alguna tendencia, prejuicio o intención, orientados a intentar que los que la reciben, piensen y actúen en dirección de los intereses de estos grupos de personas.

En los últimos años hemos sufrido la conversión de los supuestos medios de comunicación, en instrumentos de propaganda diseñada para manipular el pensamiento y la voluntad de los que les ponen atención.

Aunque casi toda la información que difunden tiene ese objetivo, hay algunas piezas preparadas especialmente como montajes descarados, que han orientado la opinión pública en algún sentido conveniente para quienes los realizan y los promueven.

Esta mañana en la conferencia del Presidente de la República, se presentó el análisis de uno de estos montajes realizado por el especialista en la materia, Carlos Loret, conocido como Lord Montajes gracias a sus mejores cualidades.

En él vimos como García Luna, entonces director de la policía, se coludió con Televisa y con Loret para preparar una elaborada pieza de información falsa, que tuvo como consecuencia el encarcelamiento de varias personas, la permanencia de Israel Vallarta en prisión preventiva, sin sentencia, durante los últimos 15 años y la destrucción de las vidas de varias familias que han tenido que enfrentar el sistema corrupto de justicia respaldado en estas patrañas.

Observamos la tortura aplicada a Vallarta en televisión nacional, siendo golpeado frente a las cámaras mientras el reportero de Televisa lo cuestionaba.

Este es el mejor ejemplo de información distorsionada que nos presentan para manipularnos, que todos hemos tenido disponible durante 15 años, pero a la que no le pusimos atención, porque los medios controlados por las élites del poder, ocupaban nuestros cerebros en otras piezas informativas falsas, preparadas con el mismo propósito.

Solamente de este mismo autor Lord Montajes, podemos recordar otras piezas espectaculares además de la de Israel Vallarta, como aquel invento descarado de la niña Frida Sofía, que dijeron estaba atrapada bajo los escombros del colegio Rébsamen después del terremoto y la  como supuesta batalla en Afganistán donde se ve a Loret junto a un tanque de guerra disparando obuses al aire, enterándonos después de que le había pagado al operador para que lo pusiera en acción mientras el grababa el video.

Lo increíble de todo esto es que incluso con estas evidencias, todavía existe gente que llega a escuchar a estos fabricantes de mentiras y los toma como fuentes de información.

Lo más lamentable es que prestándole atención a éstos burdos montajes, nos vamos convirtiendo en víctimas inconscientes, viviendo una realidad que no existe, pero que va configurando nuestras vidas y manipulando nuestra voluntad.

Como dice el médico y escritor Deepak Chopra: “Todo aquello en lo cual ponemos nuestra atención, adquiere mayor fuerza en nuestra vida”.