El dólar se desploma, crecen la actividad industrial y el turismo

Por Akire Lincho

El entorno de incertidumbre financiera que se vivió la semana pasada, derivado de las negociaciones sobre aranceles y migración que se desarrollaban en Washington entre la delegación mexicana y los representantes del gobierno estadounidense, provocó, entre otras cosas, que el dólar de Estados Unidos incrementara su precio, en términos de pesos, a niveles casi tan altos como los que registraba hace un año. El viernes 7 de Junio por la tarde la divisa norteamericana se llegó a cotizar en 20.85 pesos por dólar, en espera de los resultados de las pláticas que estaban en proceso.

Una vez que se anunció la firma de un acuerdo que incluía medidas para disminuir el flujo migratorio de México a Estados Unidos y que impedía la imposición de aranceles sobre productos mexicanos importados por el país del Norte, la divisa estadounidense comenzó a perder valor en relación con el peso mexicano en forma acelerada.

En sólo 4 días el precio del dólar cayó 9.11 por ciento en términos de pesos sobre su precio máximo alcanzado en viernes a raíz de esta coyuntura, perdiendo 1.85 pesos por dólar en su valor comparativo con el de la divisa mexicana.

El día de hoy a las 11:30 horas, el precio promedio del dólar se ubica en 19.0014 pesos. Es importante señalar que este precio es el resultado de calcular un promedio entre las cotizaciones del dólar que presentan 10 bancos y dependencias gubernamentales, como el Banco de México y el SAT, para pago de obligaciones, como cotización del dólar FIX y del interbancario (Ref: https://www.eldolar.info/es-MX/mexico/dia/hoy).

El entorno de incertidumbre se generó, no solamente por la amenaza de gravar las mercancías mexicanas que entran a los Estados Unidos a partir del lunes 10 de Junio con un 5% de impuesto por importación, seguido por un 10% en Julio, un 15% en Agosto y un 25% es Septiembre, lo que por sí mismo habría sido suficientemente grave derivando en una pérdida de 1.2 millones de empleos y una disminución de 1.12 por ciento del Producto Interno Bruto anual mexicano, sino porque esta medida hubiera detenido, postergado y/o suspendido el Tratado de Libre Comercio entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC) negociado el año pasado y en proceso de ratificación en los congresos de los tres países.

Es decir, no solamente hubiera golpeado con fuerza el desempeño económico actual de México, sino que habría suspendido o cancelado los beneficios sustanciales de crecimiento futuro en el comercio exterior mexicano que implica la ratificación del T-MEC.

Por esta razón, se puede concluir que la negociación realizada para evitar la imposición inmediata de aranceles y la suspensión del T-MEC, incluso si los resultados de la estrategia migratoria se revisaran en un plazo de entre 45 y 90 días, resultó en un éxito de proporciones mayores para México; en este plazo seguramente los congresos de los tres países ratificarán el T-MEC y las negociaciones se centrarán fundamentalmente priorizando ajustes en la estrategia migratoria en vez de centrarse en el tema de intercambio comercial.

Crece la actividad industrial en abril

De acuerdo con los datos publicados por el INEGI, la actividad industrial de México creció 1.5 por ciento en abril, comparada con el mes anterior. El crecimiento deriva de una combinación de factores entre los que se cuenta fundamentalmente el aumento en la actividad de la construcción, que fue del 2.2 por ciento durante el mes en relación con el mes anterior.

El segundo factor que impulsó este crecimiento corresponde a la suma de las actividades de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final que, en su conjunto, aumentaron en 1.6 por ciento durante el mismo mes de abril, seguidos por la industria manufacturera con una recuperación del 0.6 por ciento en el mismo período.

En este escenario, el incremento de la actividad industrial se vio compensado por la integración de la actividad minera en el indicador, que disminuyó en 0.6 por ciento con respecto a la registrada durante marzo del 2019.

Aumenta el flujo financiero derivado de la actividad turística

Durante el período comprendido entre enero y abril del 2019, la actividad turística creció en 6.1 por ciento con la llegada de 14.7 millones de turistas a los centros vacacionales del país, lo que representó un incremento de 13.8 por ciento en los ingresos por este concepto, mismos que representaron más de 9 mil millones de dólares. Este incremento es el más alto registrado desde el año 2014 en el cual la actividad turística creció en 15.4 por ciento.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por el INEGI, quien llevó a cabo su cálculo basándose en la metodología establecida para estos fines por el Banco de México, se puede atribuir en parte este incremento al crecimiento del gasto promedio que realizan los turistas durante sus viajes a México, especialmente, por el incremento del gasto erogado por los turistas internacionales que creció 14 por ciento en relación con el que erogaban en 2018, con un promedio de gasto de 971.2 dólares por viajero; las divisas captadas por concepto de turismo internacional crecieron en 15.2 por ciento considerando los más de 8 millones de visitantes, de los cuales casi 4 millones fueron turistas internacionales.

La balanza comercial relacionada con el sector turismo presentó un superávit de casi 1,300 millones de dólares como resultado de un ingreso equivalente a 2,098.1 millones de dólares por concepto de gasto de visitantes internacionales, contra un egreso equivalente a 819.6 millones correspondiente al gasto realizado por turistas internacionales mexicanos que viajaron al extranjero.