¡Otra del Poder Judicial! Juez otorga amparo a mujer para que le apliquen vacuna antiCovid-19

Martín Adolfo Santos Pérez, juez octavo de Distrito en Materia Administrativa ordenó aplicar la vacuna anticovid a Eva Flores Medina, paciente del Hospital General de Zona 24 del Instituto del Seguro Social, aún cuando Flores Medina es paciente y no trabajadora de la salud, sin embargo el amparo fue admitido a trámite, dejando claro que, para la aplicación de la vacuna, el director del Centro de Atención Temporal Covid-19 Anexo a dicho nosocomio, deberá valorar el estado de salud de la mujer y, bajo su más estricta consideración, suministrarle la vacuna en el momento que considere oportuno, debiendo priorizar en todo momento su integridad física.

Debido a las condicionantes del amparo, es razonable inferir que dicha protección de la justicia federal no cambia absolutamente nada, pues el director del hospital está obligado a observar los protocolos de vacunación internacionales y nacionales en su consideración para la aplicación oportuna de vacunación, por lo que se deduce que el juez Santos Pérez podría estar más interesado en el golpe mediático de su decisión, que en la propia salud de la solicitante, ya que el juzgador puntualizó que la autoridad se deberá apoyar en las recomendaciones de los grupos asesores tanto a nivel global como nacional y regional.

En la demanda interpuesta por Eva Flores se menciona que ésta solicitó el ingreso de un médico particular y su asistente al hospital donde se encuentra internada, para que estos le apliquen la vacuna contra el covid-19, ya que actualmente padece la enfermedad, sin considerar que la vacuna está contraindicada a pacientes ya infectados, a lo que el juez Santos Pérez precisó que la autoridad responsable de velar por la integridad física de la señora Flores es el director del hospital, por lo que no se puede conceder una suspensión para que se permita el ingreso de un doctor particular.

El juez señaló en su resolución, que más parece un discurso político que un documento legal, que la pandemia de covid-19 afecta a más de 200 países, y tiene más de 60 millones de casos hasta diciembre de 2020.

“Debe considerarse a la vacuna contra esta enfermedad como una de las medidas más costo-efectivas para controlar la pandemia, y disminuir su impacto en la salud, la economía y la sociedad. Entre los principales desafíos que se anticipan para la vacunación contra la enfermedad covid-19, se encuentra el acceso oportuno, equitativo y suficiente a las vacunas; aspectos técnicos y logísticos, tales como el desarrollo de vacunas con nuevas tecnologías; la definición de grupos prioritarios para la vacunación; el número de dosis a administrar para lograr una protección adecuada, así como la seguridad y la efectividad de las vacunas. Adicionalmente, pueden presentarse retos programáticos relacionados con la necesidad de la cadena de frío; y la creación de la demanda para la vacunación entre otros” explicó.

Es decir que no describió absolutamente nada que no haya sido ya ampliamente difundido durante las múltiples conferencias vespertinas que todos los días son transmitidas en diversos medios y plataformas precisamente para que la población conozca todos estos detalles.

La semana pasada, la jueza Séptima de Distrito en Materia Administrativa, Laura Gutiérrez De Velasco Romo, recibió el primer amparo que impugnó el proceso de vacunación de la población mexicana contra el covid-19, demanda de garantías promovida por María del Carmen González Chávez, quien reclamó la falta de aplicación de la vacuna, sin embargo la juzgadora aún no admite a trámite la demanda, por lo que permanece en prevención.

No cabe duda de que habrá más personas queriendo “colarse en la fila“, y juzgadores con diversos intereses que les sigan el juego, sin embargo las resoluciones solamente pueden apegarse a los protocolos internacionales y nacionales ya especificados por nuestras autoridades sanitarias, por lo que el amparo es un ejercicio inútil que no cambia absolutamente nada.

Con información de Milenio