“De este lado, ya hay perfiles para el relevo sexenal”: AMLO

Hay temas que, por regla general, el presidente no toca en las conferencias mañaneras.

Algunos de esos asuntos están relacionados directamente con su equipo de trabajo. No es conveniente hacer calificaciones o comentarios que puedan generar desencuentros dentro del equipo que respalda al presidente.

Temas que tienen que ver con la vida interna del partido Morena, también son dejados al margen, en la mañanera. En situaciones muy específicas y que no pueden quedar sin una respuesta, ante la solicitud de los periodistas, el presidente aborda el asunto que se le trata, pero intentando mantener una visible distancia en cuanto a la decisión final que determine la dirigencia del partido.

Por eso fue bastante significativo el día de hoy, que López Obrador se refiriera directamente al relevo presidencial que se dará al final de su sexenio.

Estamos casi a la mitad de su mandato y ya existe inquietud por saber cómo será el futuro del país, cuando el actual presidente abandone el cargo que hoy ostenta y también toda actividad de tipo político, según él mismo ha manifestado.

En la conferencia de este día, López Obrador dejó en claro que, en este momento, hay políticos de cincuenta años en adelante, que pueden aspirar legítimamente a ocupar el cargo que él dejará vacante, al final de su mandato.

Incluso se atrevió a manifestar que “de este lado”, entendiendo que con esta expresión se refiere a Morena, ya existen al momento, los perfiles para el relevo presidencial. Esto dice claro que no se trata de un personaje en específico. Hay de donde escoger y no habrá por tanto dificultad al momento de elegir candidato.

López Obrador agregó que el problema lo tienen “allá”, refiriéndose a los grupos conservadores. Ahí no hay ni a cuál irle. No hay perfiles y las momias que están desenterrando en estos momentos para intentar ganar simpatías, son por demás despreciables, a los ojos de los ciudadanos.

Diego Fernández de Cevallos no es solo un cartucho quemado. Se trata de uno de los políticos al que la gente ha identificado por años, como parte de la denominada “Mafia del Poder”. Hoy lo sacan del desván de los tiliches inservibles, para que “de consejos y formación a los jóvenes mexicanos”.

Ricardo Anaya, que ni vive en México de manera permanente, recorre el país en una exhibición para los medios de comunicación, sobre la forma en que un político no debe hacer política. Utilizando a la gente humilde. Aparentando interesarse en el pueblo. Con un amor hacia los necesitados que le nace de la noche a la mañana. Fingiendo comer el alimento del pobre, cuando sabemos que se trata de “El Señor de Los Moches”. Durmiendo en hogares humildes, cuando todo mundo sabe que tiene departamento lujoso en Atlanta.

De los gobernadores integrantes de la Alianza Federalista, mejor ni hablamos. Todos arrastran negro historial que los descalifica de entrada. Tratos con la delincuencia organizada. Enriquecimiento inexplicable. Ausencia de calidad moral. Ineptitud como responsables de la administración pública en sus Estados.

No hay en verdad quien pueda representar dignamente a la oposición, en la contienda electoral del 2024.
El señalamiento que hace el presidente el día de hoy, tiene un fin.

Mostrar a los ciudadanos que el proyecto de Cuarta Transformación avanza rápido y con fuerza en todo el país.

Que el cambio de mentalidad en los mexicanos se está dando y que ese cambio nos hace entender que hay una diferencia abismal entre los políticos que militan en los partidos de oposición y aquellos que hoy están trabajando por un cambio de régimen para México.
Material para dar continuidad a la Cuarta Transformación, hay de sobra. Los perfiles que pueden dirigir al país en el futuro inmediato, se encuentran listos, dentro de la estructura de este gobierno.

Sin intervenir en el proceso electoral intermedio, que culminará con las votaciones del mes de junio próximo, López Obrador destaca la diferencia existente entre quienes son parte del pasado neoliberal y los funcionarios públicos que construyen la Cuarta Transformación.
El presidente confía ante todo en el cambio de mentalidad del mexicano.

Si dejamos de ser “Tierra de Conquista” para las empresas extranjeras, debemos ser igual de cuidadosos para no dejarnos deslumbrar con las baratijas que regalará la oposición, con tal de recuperar algo del poder perdido.

Ellos son políticos corruptos, que buscan el voto ciudadano, regalando a cambio miserias iguales a ellos mismos.
Esa mentalidad propia de un pueblo despierto, es la mejor herencia que nos deja el actual presidente. “Tonto es el que piensa que el pueblo sigue siento tonto”.

Ya conseguimos sacar del poder a los políticos y empresarios neoliberales. Esa fue una hazaña histórica.
Ahora se trata de no dejarlos volver. Están más débiles que antes y el gobierno del país, lo detenta un partido político que representa al pueblo.

Todo se mueve a favor de la Cuarta Transformación en este momento.
Voto Masivo por Morena en las elecciones de junio próximo.
Voto Masivo por quien resulte candidato de Morena a la presidencia en el 2024.
El legado es ése: “Solo el pueblo salva al pueblo”.
Y el pueblo es sabio.

Malthus Gamba

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea