AL ROJO VIVO: Mientras oposición hace berrinche, automotriz fabrica cubrebocas N95 y dona el 90%

Para nadie es un secreto que la oposición moralmente derrotada ha hecho un botín político de la pandemia de coronavirus covid-19.

A pesar de lo anterior es bueno saber que, mientras ellos hacen berrinche y tratan de sacar raja política sin que nadie o pocas personas les hagan caso, hay empresarios que han decidido poner su granito de arena para realizar un combate efectivo a una enfermedad que azota a todos por igual.

Es por esto que llamó mi atención el caso de una empresa automotriz que tiene una planta de producción en Toluca, Estado de México, la cual hizo una transformación poco convencional.

De producir autopartes a fabricar cubrebocas

Resulta que General Motors (GM) en su filial mexicana decidió asignar una parte de su planta de producción del Estado de México para la instalación de un:

Taller fabricante de mascarillas quirúrgicas de triple capa, también llamadas de Nivel 1, y de cuádruple capa, mejor conocidas como N95.

Oscar Quintanilla, director del complejo GM en la Ciudad de Toluca, declaró en una entrevista para Forbes México que están comprometidos con la sociedad y convencidos de que el combate de la pandemia requiere del apoyo de todos y esa es la razón por la que decidieron instalar una planta productora de mascarillas quirúrgicas.

Tanto las mascarillas de Nivel 1, como las N95 cuentan con la certificación NYCE, organismo que certifica el cumplimiento de los estándares que señalan las normas oficiales mexicanas, y:

El 90% de la producción se entrega en donación a hospitales públicos donde General Motors tiene presencia, es decir, en la Ciudad de México y los Estados de México, Coahuila, Guanajuato y San Luis Potosí.

Así mismo, el 10% restante se entrega equipo de profesionales de la salud que laboran en la propia área médica de la planta automotriz de General motors.

Según la página web de la empresa automotriz, la producción fue comenzada a finales del mes de abril y a mediados de junio se habían producido 3 millones de mascarillas quirúrgicas Nivel 1 y otros tantos más de la N95 con miras a producir 9 millones hasta el mes de octubre; sin embargo, Quintanilla aseguró que debido a que la pandemia se ha tornado impredecible y no tiene una fecha de fin determinada:

La producción seguirá por tiempo indefinido.

¿Y la oposición?

Es así que vemos, estimado lector, que mientras partidos como el PAN y el PRI hacen berrinche usando las máximas tribunas en las Cámaras de Senadores y Diputados, hay empresarios comprometidos en México que están conscientes de la gravedad de la pandemia y han decidido hacer a un lado la política y la generación de grandes capitales para poner de su parte para el país que tanto les ha dado.

¿Llegarán a entender un día el enorme costo político que tendrá su actitud para ellos, así como el repudio social que se están ganando a pulso con la distribución de su odio y noticias falsas?

Al tiempo.

@Cr_Politico