AL ROJO VIVO: El PAN humilla de forma sistemática a los Derechos Humanos

Es el colmo del descaro, pues como hemos visto en las últimas semanas se han dado una serie de eventos por demás turbulentos para el gobierno de Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Covid-19 como botín político del PAN

El más representativo es la crisis que se ha desatado por la pandemia de coronavirus covid-19 que ha agitado al mundo, literalmente; pero a pesar de saber esto, la oposición y, particularmente el PAN, insisten en responsabilizar al Presidente y al Dr. Hugo López Gatell.

Este delicado tema es constantemente usado como botín político, igual en periódicos, noticiarios y redes sociales, para tratar de ganar un lugar dentro de la esfera política

Utilizando las cifras de casos confirmados y de muertos de forma tramposa para engañar al pueblo y tratar de que se vuelva en contra de AMLO.

El cáncer infantil como botín político del PAN

Otro evento es el del fallecimiento de una niña con cáncer en Suiza ocurrida por la presunta negligencia de los médicos que la atendían en aquel país; la pequeña fue trasladada a solicitud expresa de sus padres, quienes buscaban tratamiento en el extranjero, ya fuera en Suiza o en los Estados Unidos, pese a que el personal de salud del Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE la tenía bien supervisada y controlada.

El tema del cáncer infantil, que es particularmente sensible, es usado por oposición y prensa para acusar al Gobierno Federal de la muerte de la niña antes mencionada debido a la falta de medicamentos en nuestro país, pese a que el mismo padre declaró en entrevista a la periodista Azucena Uresti para Telediario que en Suiza no atendieron a su hija cómo se debía.

Cabe mencionar que no se justifica de ninguna manera la falta de medicamentos que impiden tener un protocolo completo para el tratamiento de las enfermedades, aunque también hay que admitir que es una tarea que va a avanzando; sin embargo

Atacar a AMLO con el tema el cáncer infantil e incluso mentir sobre él, no solo es bajo y despreciable, sino además insultante porque se denigra el trabajo que hace el personal de salud.

Violencia contra las mujeres como botín político del PAN

Uno más es el de la toma de la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos por parte de un grupo de feministas que buscan que se atienda de forma urgente el problema de la violencia contra las mujeres.

Dicho contingente, dentro de sus creencias, está aparentemente convencido de que con la vandalización del inmueble y sus bienes, lograrán un cambio de timón en la estrategia de combate a tan delicado problema el cual, dicho sea de paso, sí se está enfrentando, pero será muy difícil que las feministas logren su cometido porque buena parte de la responsabilidad recae en los gobiernos de los Estados.

La vandalización no es buena para este problema en particular porque, después de ejercerla

Lo que “mastican” los medios comunicación en su mayoría son las pintas, el maltrato a negocios, robos, vandalización de monumentos históricos y se invisibiliza el problema principal: LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.

El agua como botín político del PAN

Y finalmente tenemos el tema del agua en el Estado de Chihuahua que tiene como protagonistas a políticos de todos los niveles, sobre todo del PAN y del PRI, incluyendo al Gobernador en funciones Javier Corral, al Senador Gustavo Madero, a presidentes municipales (incluyendo uno de Morena), ex-gobernadores y empresarios interesados en conservar sus privilegios en el control del vital líquido.

Aquí se utiliza la ignorancia del pueblo, de los pobres, los campesinos, agricultores, “los de abajo” sobre el Tratado Internacional de Aguas entre México y Estados Unidos, que cuya ratificación  data del año 1944, mas sus negociaciones comenzaron en 1889, en el que se especifica claramente que nuestro país tiene que ceder parte del afluente del Río Bravo y a su vez nuestro vecino del Norte debe cedernos parte del agua del Río Colorado.

Lo que la oposición omite, convenientemente, es que México recibe las dos terceras partes de los causes de ambos ríos, mientras que a los Estados Unidos corresponde solo una tercera parte,

De tal forma que los mexicanos recibimos cuatro veces más agua de lo que reciben los estadounidenses, lo que deja al descubierto de que el PAN miente cuando dice que AMLO regala el agua de Chihuahua a los gringos.

Los Derechos Humanos para el PAN

En estos cuatro eventos no podemos dejar de lado que están incluidos los Derechos Humanos, es decir, el conjunto de libertades fundamentales que no pueden ser violentadas bajo ninguna circunstancia.

A pesar de lo anterior, dichos derechos son constante y sistemáticamente violados, pero no por el Gobierno Federal, sino por la oposición y particularmente por el Partido Acción Nacional, pues en cada uno de los casos han sido utilizados de forma facciosa para atacar a la administración de la cuarta transformación y no para realizar una denuncia legítima para encontrar la solución a un problema.

Se escudan en la libertad de expresión de forma muy conveniente para hacer y decir lo que se quiera incluyendo engañar, mentir, calumniar y descalificar a diestra y siniestra sin ningún tipo de límite, pues el gobierno federal se ha puesto como premisa fundamental el respeto al derecho a disentir y, pese a esto, es acusado de reprimir, censurar y polarizar; nada más ridículo, absurdo y poco inteligente.

Lo que digo, estimado lector, no es cosa menor.

Los Derechos Humanos no deben ser usados como moneda de cambio, como pretexto, como botín político y mucho menos como arma

Pues al hacer esto se ataca al más fundamental de ellos: “El derecho a tener una vida digna”.

Es así que lo que hace la oposición y particularmente el PAN es lastimar a la ciudadanía, pues una parte de ella está viviendo en las mentiras que distribuye esa microesfera neoliberal que aún queda y que

Se acostumbró a ver los problemas y las crisis desde arriba y desde afuera pero nunca a ras de suelo en dónde habita el ciudadano de a pie.

No es sólo lamentable, también es reprobable e incluso despreciable que Acción Nacional esté utilizando miserablemente los Derechos Humanos para recuperar el lugar que con sus corruptos gobiernos perdieron, particularmente, en la última elección federal de 2018.

Como dijo el Presidente López Obrador: “el pueblo mexicano está muy politizado” y por esta razón, estimado lector, no es fácil engañarlo y lejos de conseguir el favor de los electores se están ganando cada día el repudio de más de nosotros, pues cada vez que una mentira se les cae una fracción de la población que aún les cree queda decepcionada y decide rechazarlos.

De tal forma que no importa cuántas veces metan en los mítines al miserable Tumbaburros, si vuelven a traer al estratega venezolano de guerras sucias J.J. Rendón o si le vuelven a pagar a la acomplejada politóloga guatemalteca Gloria Álvarez para que vuelva despotricar en contra de un gobierno que denuncia como populista, pero que en la práctica actúa de forma opuesta, igual van a fracasar en 2021.

Y lo anterior, lejos de ayudar al PAN y a la oposición en general a recuperar al menos una parte del lugar que perdieron en el 18, terminará por perjudicarlos, provocando que se reduzcan más e incluso que lleguen a quedar como partidos satélite, es decir, de esos que necesitan agarrarse de otro más grande para poder sobrevivir y en un caso extremo mantener el registro.

México sí necesita una oposición, pero no como la que existe hoy, pues no tiene proyecto que beneficie a los ciudadanos y la única idea que trae bien fija, que es la de estar en contra de Andrés Manuel, simplemente no nos sirve, es inútil y completamente irrisoria.

Así las cosas.

@Cr_Politico

error: Content is protected !!