SinLineaMX - Live

La reportera de la Revista Contralínea, Nancy Flores, pidió la opinión del presidente López Obrador, sobre un tema que preocupa mucho a los periodistas ajenos al control de los grupos opositores y a ciudadanos que han visto afectada su libertad de expresión, a consecuencia de sanciones aplicadas por el INE y el INAI.

En la conferencia mañanera de este día, Nancy Flores, informó al presidente que el INAI está dando entrada a denuncias presentadas por personajes ligados a la corrupción, que demandan a los periodistas que hacen públicos sus presuntos hechos delictivos. Van al INAI y se quejan de que su imagen y sus datos personales, se ven afectados por estas denuncias. Piden se aplique censura a los periodistas responsables de las investigaciones, así como castigo contra quienes ejercen su libertad periodística.

Y tanto el INAI como el INE, dan entrada a sus solicitudes. Las autoridades mandan documentos a quienes han hablado o publicado información relativa a estos personajes y aplican sanciones que evidentemente violan el derecho a la información y los derechos humanos de los periodistas que se ven afectados.

La intención es sentar precedente, impidiendo que en adelante se publiquen reportajes que denuncien hechos de corrupción, cometidos durante los gobiernos neoliberales.

El INE no solo ha afectado a periodistas. También ha ido en contra de ciudadanos que participan cotidianamente en redes sociales, fincando responsabilidades y aplicando sanciones, por apoyar determinados mensajes, que sales de las cuentas de políticos que participan en la vida pública, representando los colores de Morena.

Porque a final de cuentas, todo lo dicho anteriormente se reduce a eso. Se castiga a gente de izquierda, intentando proteger, o impulsar cuando esto es posible, a quienes forman parte de los grupos opositores al gobierno del presidente López Obrador.

Es un secreto a voces que el INE, el Tribunal Electoral y el INAI juegan en favor de los grupos reaccionarios en el país.

Hace poco, la diputada de Morena, Andrea Chávez Treviño, fue sancionada por las autoridades electorales, por una denuncia presentada por la oposición, en la que se le acusaba de ejercer “violencia política de género, en contra de su compañera del PRD, Gabriela Sodi Miranda. El Tribunal Electoral dio la razón a la quejosa y sancionó a la diputada morenista. La intención de esta medida, era inhabilitarla políticamente, para que no pudiera participar en el próximo proceso electoral.

Andréa Chávez apeló la decisión de la Sala Regional del Tribunal Electoral y la Sala Superior del mismo, terminó dándole la razón.

Con esto se cayeron varias de las sanciones aplicadas a 15 tuiteros que en su momento comentaron o replicaron un mensaje de Andrea Chávez, que fue el motivo de la denuncia por parte de la oposición. Multas por un monto de $1,652 pesos, habían sido impuestas a ciudadanos que solo ejercían su derecho a la expresión.

En este caso, las cosas no paran ahí. Una de las tuiteras sancionadas, @mima571130, acusa directamente al INE, ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa en la Ciudad de México, por acoso y censura a su libertad de expresión. Este Tribunal radica la queja en el Juzgado 15 en Materia Administrativa de la Ciudad de México y ahí el juez, Yamim Francisco González Mendoza, se niega a darle entrada, aduciendo que se trata de un asunto electoral, siendo que no estamos en temporada de elecciones y que la demanda tiene que ver con derechos civiles, que son de la competencia de ese juzgado.

La paciencia de los ciudadanos tiene límites y como cuenta esta usuaria en redes sociales, “hay que dejar establecidos precedentes y no rendirse ante los abusos que cometen las autoridades electorales y del Poder Judicial”. Ella acude ahora a las áreas colegiadas en búsqueda de justicia y si ahí se cierran de nuevo las puertas, ira ante tribunales, para alcanzar la justicia que le asiste.

Antes de eso, vimos a la senadora de Morena, Antares Vázquez, publicar durante un mes en su cuenta de Twitter, la resolución del Tribunal Electoral, donde se le obligaba a pedir disculpa pública y postear durante ese mes, el fallo sancionador en su contra, desde su cuenta de personal. Un acto que no se había visto en el pasado y donde la intención es denigrar y humillar, más que sancionar, a una legisladora de Morena.

Lo cómico de esta sanción es que se atiende la queja de diputadas panistas, a las que Antares calificó de “muñequitas de sololoy”. La magistrada Gabriela Villafuerte, señaló que a esas diputadas “las lincharon de manera digital y de manera física” al usar un estereotipo propio de la cultura patriarcal, que tiene en este caso connotación de “debilidad.”
Todas estas sanciones son aplicadas a gente de izquierda. El panismo fascista, violento y agresivo, puede hacer lo que guste en el Congreso, en redes sociales y en medios masivos de información, sin temor a recibir amonestación, sanciones, o multas, por parte de las autoridades electorales.

En la conferencia matutina de este día y respondiendo a la pregunta de la periodista de Contralínea, el presidente López Obrador habló de la necesidad de transformar a estos Órganos Constitucionalmente Autónomos, creados para actuar al margen del gobierno y sin la obligación de rendir cuentas claras sobre su actividad y sus finanzas.
Señaló que su gobierno ya tiene el tiempo encima y que no podrá realizar esa tarea. Pero que quien llegue a la presidencia a partir del 2024, deberá dar solución a esta parte del proceso de cambio que vive el país.

Estos órganos autónomos, deben reformarse de fondo, o desaparecer. El INE requiere una depuración total, para ser verdaderamente un árbitro electoral confiable, ya que actualmente, es uno de los tentáculos de la oposición y juega en favor de los grupos reaccionarios. El INAI protege los intereses de empresas transnacionales y jamás mira por el bienestar del país. Oculta información relevante, como en el caso de aquellos que se beneficiaron con la condonación de impuestos.

El presidente López Obrador cierra el tema con esta reflexión: “El cambio de mentalidad en la sociedad mexicana, está permitiendo que estos actos de injusticia y censura se conozcan y a la vez se combatan. Quienes se creían dueños del país están muy molestos por eso. No les gusta que la sociedad despierte y haga valer sus derechos. El proceso de transformación inició con nosotros y está en marcha, Tocará a los que vienen atender los pendientes que nos quedaron y fortalecer el cambio en el país. Vamos a dejar un México muy diferente al que encontramos”
Y tiene razón. No somos la sociedad pasiva del pasado.

Alzamos la voz y sabemos que unidos y siendo millones, nada nos puede frenar.
Mucho menos la censura, o las sanciones injustas.
Este México nuevo, producto del cambio de mentalidad, no terminará su lucha, hasta que toda la corrupción sea erradicada del país.

Malthus Gamba