Sentencia bumerang en el caso Calderón

Ante la publicación de un buen número de libros en los que se señalan las múltiples fechorías cometidas entre Genaro García Luna y Felipe Calderón, el Presidente de la República pidió a Santiago Nieto, que asista a una de las conferencias matutinas para que hable sobre la nutrida información con que se cuenta en relación con ello, y de paso que se aclaren los señalamientos que se han hecho, en el sentido de que la organización que Calderón quiere convertir en partido político, habría recibido dinero de parte de García Luna.

Estamos ante la presencia de dinero adquirido ilegalmente por el narco secretario de seguridad pública de Calderón, que supuestamente aportó a esta oscura organización de Margarita Zavala, para financiar, sus esfuerzos orientados a regresar a participar en la vida política de México otra vez, como si el desastre que dejaron después de su gobierno, no los tuviese que haber dejado convencidos de su incompetencia.

Recordemos que el mismo Instituto Nacional Electoral, que no podría ser calificado como transparente, negó el registro como partido a los Calderón, precisamente por la proporción de fondos recibidos, cuya fuente no puede ser identificada con certeza. Uno de cada 10 pesos que recibieron estos hampones de la política para intentar seguir destrozando la vida política de México, es de procedencia dudosa.

Hoy no solamente sabemos que en ese sexenio los Calderón y su asesino a sueldo García Luna, parecen haber estado involucrados hasta en los homicidios de dos secretarios de gobernación, sin contar con las consecuencias que todos los mexicanos hemos tenido que sufrir en materia de inseguridad y de destrucción de la economía nacional, a causa de la estupidez crónica de estos sujetos.

No estando satisfechos con esto, ahora tenemos que soportar sus continuos lloriqueos, porque se están dando cuenta de que este país no les pertenece y ya no pueden seguir haciendo lo que les da la gana.

Solo hay que imaginarse lo que podrían hacer en materia de lavado de dinero sucio con la estructura de un partido político, si con una organización que no la tiene, parecen haber estado utilizando dinero sucio cuya procedencia no pueden explicar, por lo menos en un 10% de sus ingresos.

A esto habría que agregarle que tendrían accesos a grandes cantidades de recursos, que el INE destina alegremente para los partidos, a partir de los impuestos que pagamos todos los ciudadanos, viéndonos obligados a seguir manteniendo a estas sabandijas hasta que podamos lograr que pierdan el registro.

Tenemos que dejarles claro a las autoridades electorales, que el hecho de dictar una sentencia a favor de que estos delincuentes reciban un registro para formar un partido político, es equivalente a que los jueces que la dicten, estén simultáneamente emitiendo una sentencia en contra de sí mismos, porque los ciudadanos no vamos a dejarlos impunes.

Coludirse con criminales para perjudicar al país no es cosa menor. Si no les ha quedado claro esto, los mexicanos nos vamos a encargar de que lo entiendan al pie de la letra.

Como dijo el escritor italiano Baltazar Castiglioni: “Perdonando a quienes cometen faltas, se castiga a los que no las cometen”.