Salinas, Calderón, Peña y Videgaray, son investigados por la UIF

Últimamente ha habido revuelo en los medios con notas anunciando, que la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, está investigando a Felipe Calderón y a Enrique Peña Nieto, a raíz de los señalamientos hechos por Emilio Lozoya, en la denuncia que presentó ante la Fiscalía General de la República.

Como recientemente lo reveló el Doctor Santiago Nieto a nuestros compañeros, en el programa Sin Conservadores que se transmite los lunes a las 9 de la noche por Sin Línea Mx, la Unidad a su cargo no solamente investiga a Calderón y a Peña Nieto, sino las 70 personas físicas y morales a las que Lozoya acusó en su denuncia.

De tal suerte, que las investigaciones que está realizando esa dependencia de la Secretaría de Hacienda, incluyen entre otros objetivos investigados a Carlos Salinas de Gortari y a Luis Videgaray, además de los dos expresidentes antes señalados.

Adicionalmente a estos sujetos, también se encuentran bajo procedimientos de indagación financiera, los entonces legisladores del PAN que recibieron sobornos para aprobar las reformas estructurales de Peña Nieto, como Ricardo Anaya excandidato a la presidencia en 2018,  Francisco Dominguez hoy gobernador de Querétaro, Francisco García Cabeza de Vaca hoy gobernador de Tamaulipas, Ernesto Cordero, Salvador Vega Casillas y José Luis Lavalle Maury.

A estos exlegisladores, se les acusa en la denuncia de haber recibido sobornos por una cantidad aproximada de 80 millones de pesos, que entonces eran 3.6 millones de dólares, los cuales de acuerdo con el texto del documento, fueron tramitados por Carlos Salinas de Gortari para ellos, a quien coloca en una posición de vulgar coyote comisionista.

Salinas de Gortari además, es acusado de haber presionado a PEMEX para que se indemnizara con 15 millones de dólares, a una empresa contratista de la petrolera con la que su hijo tiene relación.

Si bien los delitos que Salinas de Gortari cometió durante su mandato en la presidencia desde 1988 hasta 1994, es posible que hayan prescrito, de comprobarse los nuevos delitos por los que se le investiga hoy, podrían ser materia vigente para que se le lleve ante la justicia.

Asimismo, Lozoya también imputó a José Antonio Meade, otro excandidato a la presidencia en 2018, que en la época a la que se refiere el documento, era Secretario de Energía, y se infiere que intervino para que se le concedieran contratos ilegales a la empresa Braskem de Oderbrecht durante el mandato de Calderón, coludido con el  entonces Director de PEMEX, José Antonio González Anaya, quien por cierto es concuño de Carlos Salinas de Gortari.

Otro exdirector de PEMEX,  Carlos Treviño Medina  también es señalado en la denuncia, así como el legislador priista David Penchyna, como beneficiario de más sobornos.

En esa misma entrevista, el Doctor Santiago Nieto confirmó a Sin Línea Mx, que algunas de las imputaciones hechas por Lozoya en su acusación, ya se han confirmado y otras aún continúan en proceso de investigación desde la Unidad de Inteligencia Financiera.

Seguramente esta unidad que trabaja con eficacia y contundencia, irá presentando a la Fiscalía General de la República, los resultados de la investigación sobre todos estos sujetos conforme se vayan confirmado los señalamientos, y muy probablemente nos ayude a deshacernos de todas estas alimañas que aún medran en la vida política de México.

Como dice el refrán popular: “Justo es que pierda los suyo, quien robar quiso lo tuyo”.

error: Content is protected !!