Nueva caravana migrante, tiene que ver con elecciones en EU; “no nos chupamos el dedo”: AMLO

Esta mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre la nueva caravana migrante que ha salido desde Honduras con aproximadamente 3 mil personas.
El mandatario federal aseguró que su gobierno “no se chupa el dedo”; además calificó como “muy extraño” y como “una provocación” el que se haya creado una caravana de ciudadanos hondureños, cuando hay toque de queda en aquel país. Además señaló que dicha caravana fue convocada en redes sociales.

“Nos parece muy raro, es muy extraño el que salga esta caravana, es mucha la casualidad y como es que sale en Honduras que hay hasta toque de queda que se permita que se integre este grupo que ya entró a Guatemala, que fue convocado en redes sociales y sí es muy extraño”, dijo el mandatario.

“Como sea estamos dando seguimiento porque nosotros no queremos confrontación. México es un país de paz entonces tenemos que ver cómo evadimos la provocación si es que está montado este asunto con este propósito de todas maneras aquí vamos estar hablando diario del tema, porque nosotros no nos quedamos callados, siempre decimos lo que pensamos”.

Aseguró que este asunto tiene que ver con la elección en Estados Unidos, dijo que aunque no tiene todos los elementos, hay indicios que se armó con este propósito.
“No sé en beneficio de qué. Ahora si como se dice coloquialmente, “de parte de quién”, pero no no nos estamos chupando el dedo”.

El presidente López Obrador señaló que el tema migratorio no ha estado en debate en Estados Unidos “y menos México”, dijo que su gobierno ha hecho un esfuerzo para que no se involucre a México en las campañas electorales que hay en Estados Unidos, además destacó que hay notorias diferencias en relación a la anterior elección.

“Sin embargo, no deja de tratar de sembrar el tema en el debate, porque cuales son los asuntos que se están debatiendo, primero pues como es público, notorio, lo de la pandemia; segundo el problema económico; tercero, el desempleo; cuarto, un problema muy lamentable que es un enfrentamiento cultural porque no me gusta usar la palabra “racial”, es decir una diferencia cultural, y luego la relación con China, y hasta abajo la cuestión migratoria y mucho más abajo, lo de México”.

Además dijo que se busca evitar confrontaciones con el vecino del norte, dijo que la preocupación del conflicto del agua en Chihuahua, “y ahora esto de los de caravana, pero si actuamos bien y como siempre, con transparencia y de buena fe, vamos a salir adelante”, agregó.

Ayer jueves, unos tres mil integrantes de una caravana de migrantes, en su mayoría hondureños, se dirige a México y Estados Unidos rompieron un cerco de las unidades militares y policiales guatemaltecas y lograron pasar a la fuerza de Honduras a Guatemala.


En ese sentido, México tiene elementos de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala, ubicada en el bordo del Río Suchiate, en Chiapas, con el fin de evitar el ingreso ilegal de integrantes de la caravana migrante.

Al lugar también acudieron agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y el Ejército Mexicano. La dependencia advirtió que impondría hasta 10 años de prisión a quienes no cumplan con medidas sanitarias, al poner en riesgo de contagio a otras personas.

Los Códigos Penales de Tabasco y Chiapas imponen de cinco y hasta 10 años de prisión. En ese sentido, existe la instrucción para que todos los que hagan uso de las instalaciones del INM, como las áreas de internación en el país, dígase autoridades civiles, militares y particulares, deberán cumplir con los protocolos de salud.

En su llegada a Guatemala, los 3 mil hondureños, ingresaron el jueves al país en estampida tras romper un primer cerco militar en la línea fronteriza. Sin embargo, el presidente Alejandro Giammattei decretó la noche del jueves un estado de prevención por 15 días en seis departamentos y ordenó “que sean detenidos (…) todos aquellos (hondureños) que hayan entrado ilegalmente” al país, violando las leyes migratorias y sanitarias contra el Covid-19. También se informó que los detenidos serán entregados a las autoridades hondureñas en la frontera de Corinto, una zona con plantaciones de banano y palma africana.

De acuerdo con La Jornada, unos 300 migrantes prefirieron regresar a pie y con sus mochilas cargadas con sus pocas pertenencias. Con semblante cansado por la larga caminata, hicieron fila para registrarse en la aduana de Conrinto (noreste) para regresar a Honduras.

Con información de Político Mx y El Universal

Foto: AFP

error: Content is protected !!