Ricardo Anaya es un ‘engaña bobos’

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Ricardo Anaya siempre se condujo con mentiras. Muchos por ignorancia siguen diciendo que es una eminencia política.
El problema no es lo que diga o haya dicho Ricardo Anaya. El problema es el mensaje claro y contundente que dejó en cada presentación y que ahora quiere enseñar a universitarios,

Estimado mexicano ¿Te consideras tan ignorante como para creer sus mentiras?
En la campaña pasada, en entrevistas con medios de comunicación, repitió y repitió las mismas mentiras. Sin que hubiera alguien que lo contradijera pues los medios tenían la consigna de hacer ganar a cualquiera que no fuese AMLO.

En un debate presidencial, cuando AMLO propuso construir un puente ferroviario entre el golfo de México y el pacífico, Ricardo Anaya se burló diciendo que AMLO no conocía su país pues quería construir una vía férrea que ya existía. Sus seguidores en su ignorancia le aplaudieron. Lo que no saben y tampoco Ricardo Anaya en su ignorancia es que esas vías las vendió Vicente Fox. ¿O acaso quería expropiarlas a la empresa que la compró?

Otra de las mentiras de Anaya fue repetir a sus seguidores y medios de comunicación que la amnistía fue un fracaso en Colombia y que elevó los índices de criminalidad.
En el programa televisivo llamado Tercer Grado, aseguró que, en Medellín, Colombia, “con esa estrategia de la amnistía de perdonar a delincuentes comunes”, la tasa de homicidios llegó a 300 por cada 100 mil habitantes.

FALSO

En Colombia en 1992 hubo un decreto de ley emitido por el presidente César Gaviria, en el que ofrecía a delincuentes que aportaran información a cambio de protección como sucede actualmente en México con los testigos protegidos.
Entre 1990 y 1991 el mismo presidente Gaviria expidió cinco decretos para propiciar la entrega voluntaria de los integrantes del Cártel de Medellín, a cambio de una rebaja de penas y de la suspensión de nuevas sentencias que tuvieran en contra.
En 1991, Pablo Escobar y varios de sus socios del Cártel de Medellín se entregaron a la justicia.

Pero Escobar se escapó de la cárcel el 21 de julio de 1992, cuando una unidad del Ejército se disponía a llevarlo a otro penal. Sin embargo, fue abatido el 2 de diciembre de 1993 mientras se escondía en una casa en Medellín.

A partir de 1991, año de la entrega de Escobar, las tasas de homicidios en Medellín y en Colombia comenzaron a bajar.

Según datos del Instituto de Medicina Legal, en 1991 habían ocurrido 6 mil 349 homicidios en Medellín, lo que arrojaba una tasa de 352 por cada 100 mil habitantes y convirtió a esa ciudad en la más violenta del mundo.

En 1992, la tasa había bajado a 311 por cada 100 mil habitantes.

En 1993 la tasa fue de 266.

Así siguió bajando hasta que en 1997 se ubicó en 154 por cada 100 mil habitantes, menos de la mitad que en 1991, según la misma fuente que afirma que así empezó la pacificación de Colombia.

No hubo ni ese desastre que afirma Anaya, ni estas supuestas “amnistías” provocaron un aumento de la violencia.
Todo lo contrario. Los homicidios en Colombia cayeron cuando se ensayaron fórmulas complementarias a la represión, como la entrega de criminales a la justicia a cambio de rebajas de penas.
Mario Aguilera, abogado, historiador y doctor en sociología jurídica confirma que la baja de la violencia fue histórica y llevó a una Colombia pacífica.

Mario Aguilera, también profesor de la Universidad Nacional de Colombia y autor del ensayo “Colombia: una tradición de amnistías e indultos” asegura que estos instrumentos jurídicos pueden llegar a aplicarse a delincuentes comunes, observando siempre el derecho internacional.

Aguilera afirma que una estrategia amplia, que contemple penas alternativas y que deje las amnistías e indultos para delincuentes menores, que no tengan crímenes de lesa humanidad, siempre que se vigile que no haya reincidencia, será la mejor opción para pacificar una nación que en su mayoría delinque por hambre.
Otras de las mentiras de Anaya fue lo que dijo en el debate y en su spot asegurando que en la página 33 del libro de AMLO llamado FOBAPROA expediente abierto, AMLO tacha de corrupto y delincuente a Alfonso Romo.
Por eso Alfonso Romo salió a desmentir en entrevista con Azucena Uresti de MilenioTV- lo dicho por Ricardo Anaya en el primer debate presidencial.

Sus mentiras son infinitas, como su famoso libro que nunca existió. AMLO jamás acusa al empresario regiomontano de corrupto en su libro. Ni siquiera en la página 33. Ese fue un engaño, un embuste.

Anaya intentó sorprender al electorado con un fake news, como lo sigue haciendo su partido político.
La verdad es que NO alcanzaría una columna para enumerar todas sus mentiras, porque todos los días salía con una nueva Fake News, al mero estilo PANISTA.

¿Porque hay gente que le cree a ojos cerrados sin investigar?
¿Porque nos cree tan imbéciles como para creer todas sus patrañas?
¿Porque abusa de la ignorancia de sus seguidores?
Lo cierto es que somos muchos más, los mexicanos informados que no nos tragamos sus cuentos. Gente que viajamos, investigamos, palpamos la realidad y jamás podrá engañarnos.

Pero ¿Quién ES RICARDO ANAYA?
No es lo mismo tener lenguaje fluido, que ser presidente. Si se tratara de eso, yo podría ser presidente e incluso, el vendedor de empanadas de Acapulco, podría ser presidente.

Para dirigir un país se requiere de seriedad, capacidad, madurez y no tan solo ser de lenguaje fluido engaña tontos, por no decirlo de otra manera.
Personajes así, al frente del país, lo llevan al fracaso como llevó Carlos Salinas de Gortari,

¿CUÁL ES LA EXPERIENCIA POLÍTICA DE ANAYA?

NUNCA ha tenido un puesto de elección popular y aquí les explico:

Se afilió al PAN en el año 2000

A los 21 años, intentó ser diputado local, pero sufrió su primera DERROTA en el XIV Distrito de Querétaro.

Fue secretario particular del gobernador de Querétaro, Francisco Garrido, del 2003 al 2009.
En el 2009, fue coordinador de Desarrollo Humano del Gobierno del mismo Estado.

En el 2010 al 2011 fue presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Querétaro.
En abril de 2011 fue nombrado por Felipe Calderón, subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo.

De 2012 a 2015 fue diputado plurinominal.

De septiembre de 2013 a marzo de 2014 fue presidente de la Cámara de Diputados. Donde aprobó y presumió las reformas estructurales que llevaron a México a un desastre y del que después renegó.
En septiembre de 2014, fue Presidente Nacional interino del PAN cubriendo la ausencia de Gustavo Madero.

En 2015, Gustavo Madero lo designó como coordinador del Grupo Parlamentario del PAN y después traicionó a Madero

En 2015, se postuló a la Presidencia Nacional del PAN.

En 2017 se auto nombró Precandidato único del PAN a la presidencia de la República por coalición “Por México al Frente”.

Y ¿así quería ser presidente?

Eli González

Profesionista, Empresario, Conferencista y Columnista