Sindicato Mexicano De Electricistas

Nuevo sistema de justicia de la 4T

Por Ignacio Hernandez
Foto: Notimex
El pasado 15 de enero, fue recibida por la presidenta del senado Mónica Fernández, la iniciativa de reforma al sistema judicial, enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el acto, ante la junta de Coordinación Política del Senado de la República y en reunión con diferentes actores políticos como la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, así como el Fiscal Feneral Alejandro Gertz Manero y el Consejero Político de la presidencia Julio Sherer

La senadora señaló que “con el envió de este paquete de iniciativas al congreso de la unión arranca formalmente el proceso legislativo de una forma profunda, compleja e integral, con lo que buscamos dar respuesta a un de los reclamos mas sentidos de la sociedad mexicana una sociedad cansada e indignada por los problemas que nos aquejan por más de una década”.

Ya en el 2008 bajo el gobierno espurio de Felipe Calderón, se había aprobado una reforma sobre al sistema judicial en el contexto de la mal llamada guerra contra el narcotráfico, en ese entonces, el gobierno envió una iniciativa para reformar algunos artículos como el 16, 17, 18, 19, 20, 21, 23 las fracciones XXl y XXlll del artículo 73, la fracción Xll del articulo 1l5, y la fracción Xlll del apartado B del 123 constitucionales, por primera vez se define a nivel constitucional el concepto de delincuencia organizada y se divide el derecho penal en dos partes y aquí es donde se genera un problema mayúsculo que hasta el día de hoy tiene gravísimas consecuencias para la sociedad mexicana y alimento la impunidad en nuestro país.

Les explico:

Con estos cambios se crearon dos derechos, el ordinario, con amplias garantías sobre todo para los delincuentes del fuero común, que incluso se enriquecieron con nuevos derechos, y el derecho penal aplicado a la delincuencia organizada con garantías reducidas o recortadas cuyo origen se encuentra en la ley federal contra la delincuencia organizada de 1996 que marco una ruta des-garantizadora como lo explica el fallecido Dr Jorge Carpizo en la revista Scielo en su articulo “Las Reformas Del Estado 2007 2008 en julio de 2008″.

En otras palabras, esta reforma judicial impulsadas por el prianismo neoliberal en el gobierno espurio de Felipe Calderón solo sirvieron para dar un marco de impunidad a la delincuencia común y de la delincuencia organizada salieron varios testigos protegidos derivados de estos cambios en la constitución que a la postre sirvieron para acusar no a delincuentes y capos del narco, sino a enemigos del entonces encargado de la Secretaria de Seguridad, Genaro Garcia Luna, el hoy acusado de tráfico de drogas y corrupción por el gobierno de Estados Unidos; como el general Felipe Angeles Dauahare y el general Roberto Dawe Gonzalez entre otros.

También de esa reforma surgieron figuras en el ámbito judicial como del llamado juez de control, el juicio oral, y el no arraigar a los presuntos delincuentes del fuero común, solo a los presuntos culpables del crimen organizado, esos cambios que en el papel parecerían buenos para la impartición de justicia en realidad abono para que creciera la impunidad, desde entonces se les dio carta abierta a miles de delincuentes para salir con gran facilidad de la cárcel e incorporarse de nuevo a su tarea delictiva, sin problema alguno como lo vemos hasta la actualidad.

Por esto hay que abrir el debate y apoyar sin condición la nueva reforma judicial que el presidente ha mandado al Congreso de la Unión y hacer todo lo posible para que sean modificados los artículos que el gobierno de Felipe Calderón cambio a su antojo y de una manera irresponsable solo para acomodar todo para justificar su “guerra” y crear un clima de impunidad e inseguridad que hasta hoy prevalece.

Hasta hoy los analistas e “intelectuales” afines al prianismo hablan de un endurecimiento de las leyes y un retroceso en la aplicación de los derechos humanos, nada mas falso que esa afirmación, al contrario, con esa reforma de Calderón se ablandaron las leyes para los delitos del fuero común, y muchos delitos graves como el homicidio doloso, la violación y otros fueron considerados delitos menores, esto ha tenido consecuencias graves para el país, según el fiscal general Gertz Manero, en 2019 hubo 33 millones de delitos la mayoría considerados menores lo que da una idea del fracaso de la reforma judicial del 2008. A continuación, enumerare las iniciativas que hasta hoy se han conocido y se dice es solo un borrador, no están confirmadas pero que se ven muy bien de acuerdo con contexto actual del país.}

1) Creación de una sala penal, en la suprema corte de justicia, para revisar actuación de jueces y magistrados federales
2) unificación de todos los códigos penales estatales en un solo código federal
3) Arraigo por 40 días
4) Desaparición de jueces de control
5) Ampliación del plazo constitucional para declara la legalidad en la detención de servidores públicos y exfuncionarios que son imputados por actos de corrupción
6) Intervención telefónica o electrónica con autorización judicial, para investigaciones relacionadas con delitos electorales y fiscales
7) La posibilidad que victimas u ofendidos le soliciten a un juez orden de cateo.

Este es un borrador que circula en internet, no confirmado ni por la presidencia ni el senado.
Como se puede ver, el debate está abierto, hoy como nunca es necesario cerrar filas con el presidente, la oposición moralmente derrotada sabe que el único camino que tienen para tumbar la cuarta transformación es acentuando la inseguridad, van a querer descarrilar esta iniciativa como todo lo que impulsa el presidente, conocemos a la derecha reaccionaria y su sed de sangre, no permitamos que regrese, México se encamina ya a una recuperación económica importante, necesitamos un marco jurídico a la altura de la cuarta transformación, ¡Venceremos!

Fuentes
J Carpizo Estudios constitucionales 8 ª ed; Mexico Porrua UNAM
Fiscalía General de la República

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea