Morena arrasará en las elecciones de 2021

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Según las encuestas de El Financiero, en las elecciones de junio próximo, MORENA arrasará en 15 estados del país.

Los resultados de las encuestas marcan la siguiente tendencia:

Morena tiene una ventaja súper amplia y casi imposible de ser alcanzado en Baja California, Campeche, Colima, Guerrero, San Luis Potosí, Sinaloa, Tlaxcala, Zacatecas, Nayarit y Michoacan

Podría haber una contienda un poco cerrada pero hoy por hoy la tendencia es favorable a Morena frente al PAN- en Chihuahua y Nuevo León.

Querétaro podría ser retenido por el PAN; la alianza del PRI-PAN-PRD podría obtener triunfos en Baja California Sur y Sonora.

El escenario para la oposición al gobierno actual, es catastrófico, pues Morena puede ganar 14 de las 15 gubernaturas en juego.

En estas próximas elecciones nuevamente el gran perdedor será el PRI, que en el escenario más optimista perdería 7 gobiernos estatales y en el más pesimista, perdería 8.

El PAN ganaría 3 estados en el escenario más optimista y solo 1 en el panorama más pesimista.

En algunos estados aún no se han designado candidatos, pero el dominio de Morena se va a reforzar a lo largo y ancho del país en las próximas campañas.

Los “analistas” no dan crédito al ver en estas encuestas. Y no lo pueden entender porque bien saben que el gobierno goza del apoyo de la ciudadanía. Sin embargo ellos insisten con la mentira de que hay muy malos resultados.

La realidad es que la gente se siente por fin representada. Y esos analistas solo recogen el sentir de esos pocos que como ellos, han pedido privilegios. Viven en una realidad alterna en la que el 70% de los hogares que hoy reciben apoyos directos del gobierno, para ellos no existen o no importan.

La opinión respecto al mal desempeño del gobierno de AMLO la obtienen de su mismo círculo. No escuchan a la mayoría de los mexicanos y con eso engañan a sus propios representantes de partidos y se engañan a sí mismos.

Los analistas y comunicadores están contribuyendo a que en las próximas elecciones les llegue la sorpresa más dolorosa de su vida, pues insisten en promover la falsedad de que el gobierno no tiene el respaldo popular.

Esos analistas no dan crédito al nivel de aprobación que sigue obteniendo el presidente, de 64% en la más reciente encuesta de El Financiero.

Dicen que el respaldo que tiene el presidente, proviene de los grupos clientelares, es decir, de aquellos que reciben recursos a través de programas sociales. Si esto fuese cierto, están perdidos porque cada día hay más ayuda a los mexicanos que nunca recibieron apoyo de los gobiernos pasados.

Otra de las interrogantes que no pueden explicarse, es el porque el PRI fue demolido en 2018, si hubo generosos programas sociales que igualmente fueron administrados con criterios clientelares a lo largo del sexenio.

Lo que no pueden ver es esa enorme diferencia entre los que compraban votos y el que ahora ayuda de verdad a esas masas y no a sus amigos y líderes de sus partidos quienes se quedaban con la mayoría de los apoyos y repartían el mínimo a las clases necesitadas.

Existe una amplia capa de la población que respaldó a López Obrador en las elecciones de 2018, con la esperanza de que lograra cambiar el sistema y permitiera mejores niveles de vida, acceso a la justicia, combate a la corrupción y mayores oportunidades para los ignorados por mucho tiempo.

La realidad más poderosa es que AMLO sigue construyendo y concretando los sueños de millones de mexicanos. El apoyo directo y el combate a la corrupción le alcanza para que Morena pueda arrasar en las elecciones estatales de 2021

Cuando la población observa quienes representan las fuerzas políticas opositoras, llegan a la conclusión de que con esos rivales, morena será invencible.

La oposición está tratando de generar enojo en la población con la dizque mala selección de candidatos de morena. Pero hasta ahora, el proceso de selección de los candidatos a las gobernaturas en Morena no ha generado el nivel de enojo que esperaban. Sus argumentos y campañitas desaparecen al siguiente día.

Si es cierto que existen tensiones y fricciones pero no pasa a mayores. En seguida desaparecen.

Un escenario al que algunos apostaban era que sucediera un quiebre en la disputa por la presidencia nacional de Morena, pero no sucedió. Y aún así no aprendieron que esas campañitas no funcionan y no les funcionará en los estados.

La oposición arma sus células como los cárteles del crimen organizado para hacer maroma y teatro para desprestigiar; pero con eso están olvidando hacer algo para tener una oportunidad de quitar la mayoría absoluta de la Cámara de Diputados a Morena.

Están entretenidos en generar falsedades, desprestigio y no están haciendo nada por construir. Con esas campañas negativas sólo logran enfierecer más a la ciudadanía en contra de ellos.

No logran darse cuenta que desprestigiar no les da resultados y que si no se ponen las pilas, lo que sucederá en junio de 2021 será determinante no sólo para los próximos años sino para las próximas décadas.

Una mayoría absoluta de Morena en la Cámara de Diputados conducirá a la realización de un conjunto de reformas constitucionales y legales que a su vez generarán la posibilidad de que la actual fuerza política en el gobierno pueda quedarse otros seis, doce, dieciocho o 24 años más.

La oposición con sus reclamos y enojos infundados en las redes sociales y sus protestas callejeras que se diluyen al paso de los días, está configurando un escenario para que Morena se quede muchos años en el poder.

No hay peor ciego que el que no quiere ver y la oposición más que ciega, ya está derrotada.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea