México lugar 11 del mundo en exportaciones

De acuerdo con la Organización Mundial de Comercio, las exportaciones de México en 2020 a pesar de la pandemia, lo colocaron en el lugar número 11 entre los países exportadores del mundo, rebasando entre otros al Reino Unido, Canadá, Singapur y Taiwán.

El volumen de mercancías exportadas durante el año de pandemia alcanzó un valor de casi 418 mil millones de dólares, por debajo de los 461 mil millones alcanzados en 2019.

En 2018 el valor de las exportaciones también fue superior al del 2020 con 451 mil millones de dólares, pero con una diferencia en relación con 2019 y 2020; en ese año la balanza comercial del país fue deficitaria, es decir que se importó más de lo que se exportó, se compró más de lo que se vendió. Esto no ocurrió ya en 2019, cuando se tuvo una ganancia de 2 mil millones de dólares aproximadamente y mucho menos en 2020, año de pandemia, en el que México rompió todos los récords en materia de superávit comercial alcanzado en su historia.

Entre los años de 1982 y 1988 se registraron ganancias anuales en la balanza comercial de alrededor de 10 mil millones de dólares, pero esto cambió con la llegada de Salinas al poder. A partir de ese sexenio en todos los gobiernos se registraron pérdidas en la balanza comercial, las cuales representaron más de 200 mil millones de dólares en los 36 años de gobiernos desde Salinas hasta Peña Nieto.

Fue hasta la llegada del gobierno actual que la balanza comercial comenzó a registrar ganancias para el país, sin que las exportaciones disminuyeran. Al cierre del 2020 la ganancia acumulada desde 2019, suma más de 38 mil millones de dólares; algo que ningún gobierno neoliberal podría siquiera soñar.

También hay que tomar en cuenta que normalmente una devaluación de la moneda, en este caso el peso, estimula las exportaciones, pero si la moneda no se devalúa, las importaciones deben crecer como producto de un fortalecimiento en la actividad económica.

Durante el período neoliberal el peso se devaluó un 20 mil por ciento y las exportaciones aumentaron, pero también lo hicieron las importaciones. A partir de la entrada del gobierno actual, el peso no se ha devaluado, es más, se ha revaluado en relación con el valor que presentaba al final de 2018.

En teoría esto debería desestimular las exportaciones y estimular las importaciones, pero ha sucedido lo contrario. Las exportaciones crecieron en 2019 y a pesar de la pandemia, se mantuvieron sin desplomarse drásticamente en 2020, por su lado las importaciones disminuyeron, provocando que nuestra balanza comercial tuviera su mayor ganancia en toda la historia moderna de México.

Seguramente esto no les gustará escucharlo a los tecnócratas neoliberales porque sus voceros ni siquiera parecen haberse enterado. Así debe ser porque ninguno de sus clientes está interesado en que esto se sepa y por lo tanto no les han hecho llegar el guion, para que como títeres de la información, publiquen sus mentiras sin siquiera entenderlas.

Por fortuna la nueva realidad no está sujeta a la película fantasiosa que nos quieren vender y a pesar de todos ellos, la economía mexicana se mueve con orden y solidez, gracias a la rectitud que está aplicando este gobierno en la materia.

Como dijo el filósofo latino Séneca: “¿Qué importa saber lo que es una recta, si no se sabe lo que es la rectitud?”.