En la opinión de Elí González

@calacuayoMX @eligonzalezhz

México está en camino a reemplazar a China como la fábrica del mundo. Nuestro país, con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está realizando los sueños que tuvieron nuestros padres y abuelos. Nos tocó el mejor presidente, en el peor momento.

México podría beneficiarse de las instalaciones de fabricación de semiconductores como de las pruebas, el empaque y el ensamble de chips.

El presidente Joe Biden instó en privado, al presidente de México, a promulgar nuevas políticas para capitalizar la firme intención de Estados Unidos de impulsar la producción de “microchips” en México.

Un microchip es una pieza pequeña que almacena mucha información mediante un circuito integrado dentro de una cápsula del tamaño de un grano de arroz. Los microchips se integran en microprocesadores que se requieren hoy para todo lo computarizado. Por eso el Departamento de Comercio de EEUU, está impulsando que México fabrique microchips.

Los microchips están en la cocina, en la sala, en la recámara, en el auto, en las carreteras, en el restaurant, en el supermercado, en el hospital, en todo. Vivimos y respiramos microchips. Cómo los microprocesadores son necesarios para todo tipo de computadores en todo tipo de productos, ahora es urgente encontrar nuevos sitios de producción más confiables y más cercanos físicamente a la industria estadounidense.

Como principal socio comercial, Estados Unidos está buscando acercar sus fábricas a México, (traerse las que tiene en China), viendo que el presidente López Obrador está impulsando la industria en nuestro país con las grandes obras en el sur sureste. Por ejemplo, las meganaves (parques industriales) de construcción que se instalarán a lo largo de las vías férreas que conducen del Océano Pacífico al Golfo de México.

Lo que se viene para México es mucho mejor de lo que puedan imaginarse, ya que los mismos empresarios chinos, están buscando instalarse en México, para poner sus fábricas y tener el producto más cerca de su principal cliente que es América. Por eso insisto que México está en vías de convertirse en la potencia que siempre soñamos.

Los planetas se están alineando. El presidente López Obrador le pidió al presidente Biden que EEUU avale con su presencia y ante sus amigos inversionistas, la propuesta mexicana de que más empresas con proyectos de reubicarse en Norteamérica, lo hagan en México. Todo tipo de industria, no solo microprocesadores.

EEUU, México y Canadá acordaron reglas para que los tres trabajen y produzcan juntos.

La industria estadounidense por décadas se ha repartido por el mundo, y mucho se ha concentrado en China, pero desde la pandemia muchos comenzaron a jugar con la idea de mudar operaciones a la India, donde la producción es más barata. Hoy se vislumbra un mejor futuro para México, pues al mudar sus operaciones a Norteamérica, nuestro país es el más favorecido.

Si continuamos con el actual ritmo de gobierno, si no permitimos el regreso del PRIAN, México pronto elevará su nivel económico para igualar a sus socios. Nuestra economía se ha visto favorecida con las grandes obras infraestructura, ¡imagínense cómo se verá cuando se inicie la producción conjunta de los tres países!

Continuemos con esta transformación y no permitamos el regreso de quienes llevaron a nuestro país a ser el patio trasero de Norteamérica. Sigamos transformando a México.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de quién las emite y no necesariamente representan el punto de vista de SinLíneaMx.

Advertisement

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com