Sindicato Mexicano De Electricistas

Medicinas como nueva arma vs AMLO

Por Miguel Ángel Lizama
@Migueliz8

El Pulpo Farmacéutico donde la tecnocracia mexicana enquistó algunos de sus políticos más voraces, aprovechó la anuencia y complicidad de los gobiernos del PRIAN para extender sus privatizaciones que hoy hacen crisis ante la llegada de un GOBIERNO VERDADERAMENTE DEMOCRÁTICO QUE VELA POR EL BIENESTAR DE MÉXICO.

Usando las concesiones de medios de comunicación a un famoso traficante de influencias que creó una cadena de hospitales privados, se armó todo un escándalo sobre desabasto de medicamentos especiales, usando a niños con cáncer y azuzando a sus respectivos padres contra el gobierno de la 4T y más específicamente contra el Presidente López Obrador, quien de inmediato se indignó por este uso mafioso de los niños y ordenó la intervención “ipso facto” y decidida de las autoridades sanitarias para atender esa queja y, principalmente, cerciorarse de QUE NINGÚN NIÑO SE QUEDE SIN MEDICINAS NI ATENCIÓN GRATUITA.

Ello dio por resultado descubrir que todo el entramado había nacido en la reacción de consorcios COMERCIALIZADORES -NI SIQUIERA PRODUCTORES- DE FÁRMACOS, por el combate a la Corrupción que emprendió el Presidente, ante la indignación y ataques constantes de los corruptos metidos en empresas y medios. Antes que perder su dinero, prefieren que se pierdan vidas humanas, especialmente de niños, lo que concita mayor indignación. Es el CHANTAJE MORAL usado reiteradamente por las televisoras para alentar sus negocios, que pueden exhibir imágenes dramáticas y hasta crudas para exaltar pasiones o los más diversos sentimientos, manipulados a su arbitrio y conveniencia.

Ante la embestida mediática, las autoridades de Salud mostraron evidencias de que HAY SUFICIENTE ABASTO MEDICINAL, que se adquiere donde se encuentre, privilegiando la salud de los mexicanos, por encima de los intereses afectados de los mercaderes sanitarios y sus corifeos políticos y mediáticos.

Con la marea neoliberal que usó el concepto de “Aldea Global” para justificar y extender la codicia corporativa sin limitaciones geográficas, la dupla PRI-PAN halló y puso a su servicio un nuevo filón de Corrupción con ganancias a montones, enfermando a la población con químicos en alimentos y curándola con medicamentos monopolizados. Hubo denuncias públicas de este latrocinio, pero como los denunciados controlaban los mecanismos de denuncias, nunca se indagó y se continuó el negociazo. HASTA QUE LLEGÓ LA 4T DEL BRAZO DE AMLO. Y se activaron todas las alarmas corruptas. Cúpulas políticas, mediáticas y empresariales se hicieron una contra su enemigo común: EL COMBATE A LA CORRUPCIÓN.

Después de intentar infructuosamente distintas opciones, hallaron un aparente flanco débil: LA SALUD DE LOS MEXICANOS, ESPECIALMENTE MUJERES Y NIÑOS. Un consorcio acaparador de licitaciones para abasto de medicamentos de alta especialidad fue el ariete utilizado contra la 4T y el Presidente López Obrador, para exhibir su “incompetencia” en acciones para acabar con el “status quo” en Medicina.

Sabido es que son las grandes farmacéuticas las que promueven la preparación de médicos y enfermeras, con sus grandes aportaciones en dinero y especie, así como con investigaciones de nuevas patologías o enfermedades, tal vez propiciadas por las innovaciones físico-químicas para potenciar las utilidades industriales. El término “idiopático” se volvió común para calificar la irrupción novedosa de un padecimiento. Como es científicamente aceptado que no hay generación espontánea, se usó la idiopatía para reconocer la “causa desconocida” de una patología.

Las grandes farmacéuticas presentan ante la FDA (Foods & Drugs Administration de EU) y la EMA (European Medicine Agency) sus protocolos y reportes de investigaciones que sirven para el ejercicio de la Clínica Médica, sin la cual ningún estudiante de Medicina puede deducir un diagnóstico y su correspondiente tratamiento.

Investigaciones y autorizaciones cuestan mucho dinero y los laboratorios farmacéuticos se tienen que reponer. Pero como en sus países de origen tienen severos controles gubernamentales, deciden utilizar intermediarios para comercializar sus productos y en México hallaron campo fértil abonado por la corrupción endémica del PRI (que adoptó y mejoró el PAN) en la “autorregulación” neoliberal. Sin autoridad para proteger y cuidar los intereses (y la salud) de los ciudadanos, los mercaderes mexicanos se sirvieron no con cuchara grande, sino con traxcavos. PERO LLEGÓ LA 4T y se terminó el festín.

Obviamente vino la reacción y emprendieron el mismo camino que han recorrido otros desplazados de las riquezas públicas: EL DESABASTO, lo mismo de insumos (gasolina o electricidad) como de alimentos y medicinas. La escasez se usa como arma contra gobiernos desafectos, como ha sido probado en muchas ocasiones y países. Los Corruptos de México no tenían por qué ser diferentes a los de otras latitudes.

El problema de hoy en México es que los mercaderes de todo toparon con una pared infranqueable llamada ANTICORRUPCIÓN, a la que han dirigido continuos proyectiles que NO LE HACEN MELLA. Ese ha sido el problema, y su solución se llama ANDRÉS MANUEL que, con su hablar pausado y pensado, sin pasearse en foros internacionales, sigue demostrando a todo el mundo que SE DEBE A QUIENES LO ELIGIERON y beneficia, de paso, hasta a sus enemigos y adversarios.

Y así como surgen las reacciones contra el tratamiento anti-corrupción que aplica el Presidente López Obrador, con la misma celeridad se le dan inyecciones de verdad y evidencias para aplacarlas y desaparecerlas. Se comprueba de nuevo que el Pueblo de México NO SE EQUIVOCÓ en su decisión electoral.

MÉXICO TIENE UN MANDATARIO QUE TRABAJA POR EL BIENESTAR DE TODOS, no de sus bolsillos.