SinLineaMX - Live

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX @eligonzalezhz

No hay una sola opción en la oposición, que pueda vencer en las elecciones presidenciales de 2024 al candidato de morena, pues además de las fortalezas de las opciones que tiene morena, la oposición se enfrentará al sucesor de Andrés Manuel López Obrador, el presidente más querido de México en al menos un siglo.

De cara a la próxima sucesión presidencial, no hay un solo liderazgo competitivo electoralmente que sea capaz de mover a la población en favor del PRIAN y en contra de morena. Las únicas posibilidades de competitividad las tendrán, quienes promuevan la continuidad de este sexenio, prometa mantener los programas sociales y las políticas económicas del hoy presidente de la República.

Afortunadamente a casi un año de que inicie ese proceso electoral, la oposición tiene como estrategia atacar al presidente, lo que los pone a años luz de las mayorías. Si la oposición continúa la guerra sucia contra el presidente, lo único que lograrán es el ridículo. Y gracias a su falta de visión, morena gobernará sin contrapesos, en el sexenio de 2024 a 2030.

En tan solo cuatro años, el presidente AMLO ha creado un aparato social y político a partir de sus programas sociales y de su seguimiento personal como nunca nadie antes, lo que lo coloca a lado del pueblo. Y eso es lo que a los precandidatos de morena los coloca con un triunfo asegurado cuando el ganador compita con el candidato del PRIAN.

Como ya lo dije, la oposición enfrentará al sucesor de un gran presidente, cuya popularidad ronda los 70 puntos.

La oposición no se enfrenta tan solo a precandidatos o candidatos fuertes, se enfrenta al mayor líder mexicano de los últimos tiempos. AMLO les ha arrebatado electoralmente 22 gobiernos en los estados. En la oposición no existe ninguno que pueda competirle a nivel presidencial.

No importa si el candidato será Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard o Adán Augusto López Hernández. No importa si el candidato es cualquiera de los líderes de izquierda, lo que los coloca con ventaja sobrada es, que será respaldado por AMLO y que continuará su proyecto de nación.

La oposición no entiende por qué desde las elecciones del 2018, 2019, 2020, 2021 y 2022, la tendencia sostenida es que Morena avanza electoralmente y ese es el problema, no entienden que pierden terreno por sus constantes ataques al presidente. Por eso es que Morena y sus aliados gobernarán en 22 estados y que mantienen la mayoría en el Congreso de la Unión.

La oposición al presidente ya sea con alianzas o sin ellas, no ha logrado ni logrará contener el crecimiento electoral de Morena porque su estrategia es la equivocada. Entre más ataquen al presidente, más pierden votantes. Y no les ha quedado claro que fue el fenómeno que los derrotó en 2018.

Los tres partidos de la alianza Va por México de Claudio X González, están en una severa crisis interna que a continuación les menciono.

El PRI enfrenta la migración de cuadros a otros partidos, especialmente a Morena desde antes del año 2018 y para colmo, el actual presidente nacional está severamente cuestionado por la militancia por la labor que ha realizado y por sus raterías al pueblo campechano.

En Acción Nacional, figuras predominantes del partido siguen sin digerir la alianza con el PRI, el partido de la corrupción, por eso es que el PAN continua sin consolidar una presencia nacional. Porque además de la alianza con lo peor de la política, sigue cargando con su historial de narcotraficantes en sus filas.

El PRD sin ninguna gubernatura y en algunos estados ha perdido el registro como partido político. Un partido que ya está muerto y que poco o nada ayuda a la oposición.

Se necesita ser muy ingenuo para creer que con la unión de tres crisis, van a poder generar una dinámica de mejora en su alianza. Es mejor que vayan dándose por muertos, si no cambian la estrategia.

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com