La moral no es un árbol que da moras

Por:@Warrowsky

Desde la primera conferencia o mañanera, que da nuestro Presidente desde Palacio Nacional he visto o escuchado que la gran mayoría de ellas son realmente verdaderas cátedras de ética, moral, memoria histórica, política, fraternidad, ejercicio de libertad de expresión bidireccional . democracia, relaciones exteriores e internacionales, etc.

Y hoy quiero hablar de una de esas cosas que hacen a las mañaneras de nuestro Presidente a mi parecer lo que significa la Cuarta Transformación. El presidente le ha impreso un sello humanista, ético y moral.

Un tipo de reconciliación de los pueblos originarios (que habían sido olvidados, marginados y solo utilizados por la oposición moralmente derrotada en tiempos electorales), los pobres, los que se quedaron atrás, la sociedad y el pueblo en general, con su gobierno.

En dichas mañaneras el sello característico que imprime día con día es de un alto contenido ético, el cual lo ha ayudado a tomar grandes decisiones, donde el poder que tiene conferido es por el pueblo y para servir a ese pueblo mejorando su bienestar y calidad de vida.

Esa ética que en algún momento dado lo llevó a criticar lo moralmente establecido y años después de lo que se estaba estableciendo.

Me refiero a esa política de estado Neoliberal, donde la corrupción, el entreguismo, la falta de identidad patriótica, esa política nueva que nos prometió que México sería una Potencia Mundial y traería un bienestar equiparable al de las potencias en aquellos días.

Un ejemplo de ello lo que para algunos en ese entonces era un negocio vender a empresarios un FerroMex, un Teléfonos de México o un IMEVISIÓN, para nuestro Presidente y muchos mexicanos con ética no fue más que un acto de entreguismo, de hacer negocios con las empresas del estado no pensando en el bienestar del pueblo, sino en fortalecer los partidos políticos a quienes representaban, afianzar sus relaciones con empresarios y acrecentar sus bolsillos.

La ética que imprime nuestro Presidente y la moral que pretende establecer en esta Cuarta Transformación no se dio ayer, ni el año pasado, ha sido de un trayecto de más de 30 años durante el cual se ha ido fortaleciendo, acrecentando y perfeccionando y en sus mañaneras día con día nos está enseñando y demostrando con el ejemplo el camino a seguir.

La “oposición” por llamarla de alguna manera, esos adversarios y demás gente sin escrúpulos que estuvieron en esos años gobernando dentro de la política neoliberal. ¡Están moralmente derrotados!

Y lo están debido a que su “moral” no es válida frente a la verdad y justicia que llegó a partir de que ganó las elecciones una persona honesta y humilde como Andres Manuel Lopez Obrador. No es válida porque creó una política que generó pobreza, inseguridad y quebranto de nuestra cultura.

Generó una devaluación de nuestra moneda, generó un saqueo de empresas paraestatales y su venta, provocó que la riqueza fuera distribuida en pocas manos y a estos mismos los corrompió. Simplemente su moral no era para servir a los demás sino para servirse a ellos mismos.

Es por eso que andan preocupados, alarmados y andan queriendo por medio del INE, acallar las mañaneras.

Las mañaneras comandadas por nuestro Presidente tienen un poder que es avasallante y como es de suponerse no saben cómo contrarrestarlo, y no lo saben porque la verdad no se combate con mentiras , hipocresía o con compra de conciencias.

La verdad y la justicia hacen libres a los pueblos, a las mentes y a las almas.
Creo que siguen pensando que la moral es un árbol que da moras.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea