SFP inhabilita por 10 años a Alfredo Castillo, extitular de Conade con EPN

La Secretaría de la Función Pública (SFP) tomó la decisión de inhabilitar para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público por un periodo de 10 años a Alfredo Castillo, extitular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Según explicó en un comunicado a titular de la SFP, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, la sanción deriva de un ejercicio de verificación a la evolución patrimonial, en el cual se detectó que el exfuncionario, quien también fuera comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral en el Estado de Michoacán, “faltó a la verdad” en sus declaraciones de situación patrimonial de tres años: de 2014 a 2016.

En particular, la Dirección General de Responsabilidades y Verificación Patrimonial de la SFP determinó que Alfredo Castillo omitió declarar seis cuentas bancarias a su nombre y al de su cónyuge, en las que en total tenían más de 18 millones 300 mil pesos (915 mil dólares).

“Dicha omisión constituye una violación al artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, vigente al momento de los hechos, que establecía la obligatoriedad de presentar con oportunidad y veracidad las declaraciones de situación patrimonial”, indicó el organismo.

El caso de Alfredo Castillo forma parte de los 26.064 expedientes de responsabilidad administrativa que la Función Pública comenzó en los dos primeros años del actual Gobierno de México, y de los que a la fecha se han resuelto 20.222.

Irma Sandoval subrayó que “este mecanismo es una herramienta fundamental para prevenir la corrupción y detectar el enriquecimiento ilícito, por ello, cualquier incumplimiento será sancionado, a fin de seguir reconstruyendo la confianza ciudadana en el servicio público, la cual fue erosionada por el régimen neoliberal”.

Alfredo Castillo fue uno de los hombres de confianza de Enrique Peña Nieto, tanto durante su gobernación en el Estado de México como su presidencia. También fue la mano derecha del entonces titular de la Procuraduría General de Justicia estatal (PGJEM), Alberto Bazbaz. Así fue el agente encargado de la investigación de la muerte de Paulette Gebara Farah.

Tras la polémica que generó el caso de la niña Paulette por las inconsistencias en la investigación, y luego de la renuncia de Alberto Bazbaz en 2010, Castillo ocupó su puesto.

Con Peña Nieto como presidente, Alfredo Castillo continuó con su veloz carrera política. En 2013 tomó protesta como nuevo titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). En 2015 comenzó a ejercer en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). Durante su gestión de la Conade, no justificó 2,3 millones de pesos de apoyos especiales, correspondientes al 10% de apoyos ordinarios otorgados a 73 de los 100 beneficiarios. Asimismo, no pudo verificar la correcta determinación de los apoyos ordinarios que se entregaron a 31 atletas por 8,8 millones de pesos.

Con información de Sputnik Mundo