La elección de EU y las prioridades de AMLO

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

En medio de una crisis de inundaciones en el hermoso estado de Tabasco, (el edén mexicano), la derecha política y medios de comunicación mexicanos están urgidos de que el presidente reconozca a Joe Biden como presidente electo de los Estados Unidos de América.

Es tal su desesperación, porque creen que al romper la mancuerna AMLO-Trump, debilitarán al presidente de México y con esto crecerá a posibilidad de regresar al México que favorecía la delincuencia política y de medios de comunicación pagados.

Pretenden que como ellos, el presidente le de prioridad a EEUU; que sea “arrastrado” como ellos, para que México vuelva a ser el patio trasero del país del norte.

Sin embargo, es necesario decirle a los ciudadanos mexicanos y estadounidenses que aún no es momento de felicitaciones y reconocimientos, pues será hasta el 14 de diciembre cuando los delegados electorales emitirán su voto, y cabe la posibilidad de que sea diferente al de sus propios estados.

Hoy México tiene prioridades que su presidente está atendiendo.

Y respecto a EEUU, debemos estar conscientes que aún falta la sesión conjunta del Congreso el 6 de enero; ahí, se ratificarán los resultados que se están manejando hoy, o se invalidarán. Hasta entonces y no antes, uno de los dos contendientes se puede declarar el presidente electo de los Estados Unidos de América.

El presidente de México está siendo coherente con su decisión de esperar los resultados para poder felicitar y reconocer a su futuro homólogo, pues es prematuro e irresponsable pronunciarse antes de los tiempos oficiales.

El presidente AMLO, por su conocimiento de la política, sabe que el resultado no puede basarse en las cifras y proyecciones de los medios de comunicación. Además que existe el antecedente que esos medios están censurando al aún presidente Donald Trump.

La actuación de los medios de comunicación es ilegal. Ellos no son medios oficiales para declarar un ganador. Y como el presidente Donald Trump exigía que se siguieran los procesos dentro de la legalidad, fue censurado cobardemente por esos medios de comunicación.

No importa si a México, a EEUU o a la región de Norteamérica completa le conviene el triunfo de Biden o de Trump. Lo importante es que se apegue a la legalidad y eso es lo que está haciendo el presidente de México.

El presidente de Estados Unidos como candidato tiene derecho constitucional para denunciar públicamente y ante las instancias pertinentes, lo que observa en el proceso de la elección. Tiene derecho a denuncia lo que el percibe como anomalías. Pero violando sus derechos recurren a la censura para evitar que la ciudadanía lo escuche.

Los medios pagados argumentan que los reclamos del presidente debilitan la democracia. Esto es un argumento absurdo porque toda inquietud y libertad de expresión, fortalece la democracia y la convierte en más certera y transparente. Sin embargo los medios de comunicación eliminan esa transparencia con la censura.

La elección no ha terminado y el equipo Trump partir del próximo lunes, comenzará a defender sus votos en los tribunales, y no para pelear el triunfo, sino para asegurar que se cumplan las leyes electorales y que quien resulte ganador sea legalmente elegido por los votantes y no por medio del fraude.

Los demócratas se oponen a que el presidente Trump vaya a la Suprema Corte de Justicia. ¿Por qué será?, será acaso que no están seguros del triunfo de su candidato?

Tanto los demócratas como los republicanos saben que la SCJ es una institución ética y una de las más importantes de Estados Unidos. ¿Será acaso que por eso están preocupados?

Ni siquiera podemos estar seguros que el caso Trump sea aceptado por la suprema corte de justicia pues tendría que aportar pruebas contundentes para ser aceptados. Por lo que pareciéndose a la derecha mexicana, los demócratas están preocupados anticipadamente de la misma forma que gritan un triunfo prematuro.

En definitiva, el presidente AMLO, está siendo responsable al no adelantar vísperas. El presidente de México está consciente que en elecciones estadounidenses, también ha estado presente el fraude, y no necesariamente en elecciones presidenciales, pero sí hay antecedentes de fraude en EEUU

Si el presidente Trump está pidiendo que se investigue la elección al percibir irregularidades, el presidente de México debe esperar a que los resultados sean oficiales sin importar quien resulte ganador.

Hay que tener bien claro que ninguno de los candidatos ha sido certificado como ganador. No debemos perder de vista a los estados que se encuentran en reñida disputa y en los que tiene que haber un recuentos obligatorios.

Por todo lo anterior, los mexicanos debemos estar orgullosos de tener un presidente responsable. Pero que además ponga por encima de cualquier asunto externo, a su pueblo que hoy está padeciendo está terrible inundación en Tabasco.

En política como todo en la vida. Hay prioridades. Y el presidente de México, está atendiendo sus prioridades.

Elí González

Profesionista, Empresario, Conferencista y Columnista