SinLineaMX - Live

Cuatro personajes opositores, dan cuenta del desastroso estado en que se encuentra la derecha conservadora, en vísperas de perder el control político, en varios estados del país.
Alejandro Moreno, “Alito”, es el más visible entre todos ellos. La jugada política que le hace la actual gobernadora de Campeche, Layda Sansores, no solo tira las pretensiones de Alito para alcanzar la candidatura presidencial rumbo al 2024, representando a la alianza opositora. Tampoco termina con dar la estocada certera a la carrera política de Alejandro Moreno. Lo deja en la antesala de la justicia, a merced de los resultados sobre denuncias e investigaciones que comienzan a acumularse en su contra.

Lo peor de todo, es que los audios que están apareciendo semanalmente en la serie “Los Martes del Jaguar”, traen la identificación incuestionable de Alejandro Moreno. Es su voz la que se escucha en ellos. La vulgaridad, la política sucia, la falta de todo escrúpulo y la planeación de distintos delitos, es evidenciada por él mismo. No son acusaciones que divulgue un tercero, o alguien cercano a él. Alito se encarga de dar a conocer el tipo de persona que es y la clase de política que utiliza cuando ocupa cargos públicos.

No hay defensa que sirva a Alejandro Moreno y lo peor para él, es que la serie “Los Martes del Jaguar”, tiene una audiencia en crecimiento. Se espera el siguiente capítulo semanal con interés y el resto de la semana, se condenan las sucias acciones de Alejandro Moreno, en medios de comunicación y redes sociales.

El segundo personaje que se encuentra en precaria situación, es el todavía gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Hoy por la tarde, podría salir el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se determina, ya sin apelación alguna, si una orden a aprehensión en contra de este gobernador, es procedente o no.

Denuncias e investigaciones en curso, lo señalan como presunto implicado en delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y fraude fiscal.

Corre el rumor de que Cabeza de Vaca salió desde el día e ayer de territorio nacional, por la frontera en Ciudad Victoria, Tamaulipas. Ni el mismo tiene la confianza de salir airoso en este asunto y ve como única salida a la mano, la ruta de la fuga inmediata. Haya salido o no del país, Cabeza de Vaca enfrenta una derrota abrumadora en las elecciones del 5 de junio. Morena tiene ventaja en Tamaulipas y es difícil que pierda esa elección, más ahora que se presume que el gobernador se dio a la fuga, dejando abandonado el gobierno estatal.

El tercer representante conservador que da muestras de la desesperación que impera en las filas opositoras, es precisamente el “patriarca” y financiero de este grupo desarticulado.
Claudio X González Guajardo, aparece en un video destinado a replicarse en redes sociales, pidiendo a los ciudadanos de los seis Estados donde se verificarán procesos electorales el domingo próximo, dos cosas en particular. La primera, que salgan a votar masivamente. Y la segunda, que no voten en modo alguno por Morena.

Es raro ver a un conservador solicitando a los ciudadanos acudir a las urnas en forma masiva. Generalmente el fraude electoral, opera con mayor efectividad, en elecciones donde el número de asistentes es bajo. Hoy Claudio rompe ese comportamiento reaccionario y pide a la gente su participación.

La razón es obvia. Los números le demuestran a Claudio que el triunfo de Morena en la mayor parte de esos estados, es casi seguro. Solo si los votantes conservadores, que se distinguen por su apatía y falta de conciencia cívica, se deciden a votar, habrá una pequeña oportunidad de salir airosos en alguno de estos procesos electorales.

Claudio le apuesta al milagro. Ruega a sus fieles que sean dignos representantes de la clase reaccionaria. Que se pongan la camiseta y las ganas y salgan a votar. “La esperanza muere al último” y la veladora encendida por Claudio con este mensaje, da cuenta de la validez del refrán.

Nadie va a escuchar a Claudio X, porque es uno de los personajes más identificados con la corrupción. No convoca. No es creíble. Y es un corrupto plenamente identificado. Dentro de sus filas lo soportan, pero no lo quieren.

El último de los personajes que muestran un total descontrol, por el avance abrumador que muestra Morena, es el periodista Ciro Gómez Leyva.

En su programa de los miércoles, al que asiste habitualmente Epigmenio Ibarra, se han dado situaciones ríspidas, por las posiciones políticas encontradas de Ciro y Epigmenio.

En la última entrega, se ve a un Gómez Leyva más alterado que de costumbre. Empeñado en señalar que la ruta para terminar con la violencia en el país, es el de la “mano dura”, recomendada por los políticos y empresarios conservadores.

En contraste, Epigmenio sostiene que atacar las causas que generan violencia, es uno de los mayores aciertos del gobierno del presidente López Obrador.

Ciro pierde calma y compostura, asumiendo actitudes de intolerancia. Arrebata la palabra y sube el tono de la voz. Pretende impedir a Epigmenio completar las ideas que quiere exponer. Requiere el respaldo de su “equipo de trabajo”, ante la evidente imposibilidad de oponer razones de peso a lo que plantea Epigmenio.

Lo curioso del caso, es que Gómez Leyva es uno de los periodistas que ha calificado al presidente López Obrador, de intolerante. De ser una persona que no escucha a los demás.

Mientras la realidad nos muestra que es precisamente Ciro, quien no sabe mantener un diálogo respetuoso, donde la voz del adversario merece trato digno.

Ciro Gómez señala que en las elecciones del 5 de junio, los resultados hablarán, dando constancia de las inclinaciones políticas de los mexicanos.
También espera el milagro de última hora.

Epigmenio solo señala que efectivamente, el próximo domingo, quedará constancia histórica, del hartazgo social hacia las políticas neoliberales.

Epigmenio no espera milagro alguno. Opina de acuerdo a lo que registran todas las encuestas publicadas hasta el día de hoy. A las explosivas caídas de Alejandro Moreno y Cabeza de Vaca. Al desprestigio evidente del PRI y del PAN.

También al video de Claudio X González, donde se mira al magnate, hijo de magnate, implorando por el voto de un pueblo al que siempre despreció.

Estos cuatro ejemplos dan cuenta del estado de postración que viven políticos y empresarios neoliberales, a pocos días de verificarse el proceso electoral de este año.
Están derrotados anímicamente.

Solo hace falta el último empujón, para sacarlos del juego y reacomodar las piezas del país de un modo distinto, donde PRI, PAN, PRD y Grupos de Poder, jueguen papeles pequeños e intrascendentes, dentro del procedo histórico nacional que estamos construyendo.

La Cuarta Transformación, se robustece y reafirma día con día.

Malthus Gamba