La criminalidad de acaparadores y la oposición en México

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

México se convirtió en una de las diez primeras naciones en adquirir la vacuna contra #Covid19 junto a las de primer mundo.

Gracias a las acciones del Gobierno de México, nuestra nación se posicionó como la primera de América Latina en adquirir dicha vacuna.

México enfrenta también, la criminalidad de la naciones poderosos que acaparando la vacuna, buscan un fin perverso.

Los acaparadores no lo hacen tan solo para tener mejor salud en su territorio. Lo hacen para quebrar a los países que no poseen el poder de adquisición y que sufren la pobreza. México logró incluirse entre esos 10 países y no por su poder, sino por el poder de negociación de su actual gobierno.

Y no, no crean que es fácil. México hoy es poderoso por su poder de negociación, pero en realidad, México padece un sin fin de males, que los gobiernos pasados nos heredaron.

Los sistemas de salud están en vías de recuperase al 100% pero aún falta mucho. A pesar de la vacuna, deberemos seguir cuidándonos unos a otros.

Debemos tomar en cuenta que nuestro gobierno sigue luchando contra la mezquindad y la perversidad de los países acaparadores de la vacuna, quienes buscan la quiebra de los países débiles.

En el mundo globalizado no hay consciencia, ni generosidad y menos ayuda humanitaria sin interés de por medio.

El Reino Unido y Estados Unidos están al frente en la producción porque pueden invertir lo necesario en su desarrollo. Con más lentitud los siguen Canadá y los países de la Unión Europea. Pero las tienen para sí mismos, no para compartirlas a los países que carecen de esa posibilidad.   

Los países poderosos no están contemplando que el acaparamiento, los llevará a la generación de nuevas cepas del mismo virus, pues depende del ADN del anfitrión la forma en la que se seguirá mutando. Por lo tanto, mientras no se vacune el mundo entero, inmunizados o no, estamos en riesgo.

Después de que ellos se haya vacunado, vendrán nuevas amenazas que ya se habrán generado en el mundo bajo, justo a los que le negaron la posibilidad de vacunarse masivamente como ellos.

Si se deja a la deriva a los países que no producen la vacuna, no se detendrá la pandemia. Aumentará a mayor velocidad en esos países donde morirá mucha gente aún.

Es urgente que se llame al mundo entero a la inmunización simultánea, para que todos los habitantes de la tierra se vacunen.

Los países poderosos deberán entender que el acaparamiento servirá de poco, pues se volverán a contagiar y ahora con un agregado en el que su inmunidad no tendrá mucho efecto.

El Presidente de México Andrés Manuel López Obrador fue el primero en el mundo, que levantó la mano exponiendo en la cumbre del Grupo de los 20 (G20) que se apoye a los países poco desarrollados para que obtengan la vacuna y de hacer una distribución gratuita.

La petición del presidente fue aprobada por la mayoría en ese foro a fines de noviembre de 2020, pero en respuesta solo incluyeron a México y a otros 4 países de América Latina, siguen olvidando a los otros países que siguen vulnerables al virus.

Esos países pobres sólo han encontrado una solución, y es encerrarse, cerrar sus fronteras. Países pobres que aparte de débiles cierran sus fronteras, les espera algo igual o peor. (La escasez de alimentos) la falta de dinero para sobrevivir.

Por fortuna México destaca entre los países latinoamericanos por haber conseguido la vacuna, antes que los otros países, pero es urgente la cooperación internacional para los países que no pudieron obtenerla.

México lo está haciendo muy bien. Mejor de lo que se hubiera podido, gracias a su gobierno nos ha colado entre los más poderosos sin realmente serlo.

México es un país herido, pisoteado, saqueado y humillado por los que hoy son oposición y que sin importar la tragedia que pueda provocar sus criminales acciones en contra de la estrategia del gobierno, siguen sin que nadie pueda detenerlos legalmente.

El mundo globalizado que controla las redes sociales, la televisión y todos los medios de comunicación, NUNCA censurarán a esos criminales, solo censuran a los que van en contra de sus beneficios mundiales.

La oposición se dedica a engañar ignorantes comparando a México, con países como Estados Unidos de América, pero no mencionan ni por un instante que EEUU es uno de los países mezquinamente acaparadores.

Esa oposición jamás reconoce ni menciona que gracias México, varios países de la región tendrán acceso a la vacuna, gracias a la negociación de nuestro presidente de la República.

Si la oposición amara a su país, si realmente le importaran sus ciudadanos, no harían comparaciones imposibles. Se unirían al gobierno y juntos clamarían ante las instituciones internacionales, que se frene de una vez por todas, el monopolio criminal de los países poderosos.

Si realmente amaran a su país, juntos le harían saber a la comunidad internacional, que de nada sirve que se inmunicen en su totalidad, si su país vecino sigue con el contagio.

México hoy tiene la fortuna de tener al presidente más humanista de la historia. Quien junto con su equipo de salud, el canciller y el secretario de hacienda, compraron vacunas en todos los laboratorios posibles para no depender de uno solo.

Gracias a esas adquisiciones, vamos recibiéndolas, conforme se vayan autorizando por las autoridades de sanidad e higiene.
Esto está ayudando a no sufrir el acaparamiento de los países abusivos.

Los laboratorios aunque quieran dividir su producción, no han podido contra los acaparadores, aunado a las fallas de producción. Sin embargo, México no está confiado con ninguno. El canciller hizo todos los trámites y adquisiciones de la mayor cantidad de vacunas que superan la cantidad de habitantes de nuestro país.

Los países acaparadores según la BBC, poseen el 60% de las vacunas y le dejan el 40% al 84% de las naciones. Un acaparamiento criminal que tarde o temprano se les regresará.

90% de los habitantes de 70 países pobres, tendrán pocas posibilidades de vacunarse contra covid-19 en 2021. Los países pobres no contarán con vacunas ni siquiera para su población vulnerable, señala la BBC.

Pero la oposición en México no habla de esto y solo lucra con el dolor ajeno.

Seamos sinceros, si la hoy oposición en México estuviera en el gobierno, nosotros seríamos parte de esos 70 países que no alcanzaríamos vacunas para los más necesitados. Solo habría para ellos y para los que pudieran comprarla a alto costo.

Mientas tanto en el México de hoy, el más reciente envío proveniente de la India llegó con 870 mil dosis de AstraZeneca de los dos millones adquiridas en ese país, pero esa marca surtirá 77.4 millones de dosis a nuestro país.

Pero además, se compraron 34.4 millones de Pfizer, 35 millones de CanSino, 24 millones de Sputnik-V, un millón de Sinovac y 51.5 millones de dosis a través del mecanismo de COVAX.

Hasta ahora, México ha adquirido 224.3 millones de dosis de las autorizadas para proteger a los mexicanos con una inversión total de 32 mil millones de pesos en vacunas, según datos del secretario de hacienda.

La oposición en México es criminal. A ellos no le importa la salud de los mexicanos. Ellos quieren recuperar el poder y tú qué criticas a tus propias representantes, estas ayudándolos a recuperar el congreso.

Si, tú que dices que vas a votar en contra del partido del presidente, tú estás ayudando a que esos criminales que no ayudan, pero que si estorban, regresen a controlar la cámara.

Piensa en ti, en tu familia, en México y desecha a esa basura que nos hizo daño por décadas.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea