La caída de Calderón

Por. Diego Iván López Miguel
Twitter: @DiegoI_Lopez

Felipe Calderón Hinojosa se encuentra inmerso en el escándalo de su colaborador más cercano y mano derecha durante su sexenio, Genaro García Luna, quién se encuentra preso en EE. UU. por una posible colaboración y protección al poderoso Cártel de Sinaloa. El ex secretario de Seguridad Pública, García Luna estará enfrentando su proceso en el país vecino y podría traer graves consecuencias para Calderón.

Autoridad federales de Estados Unidos que llevan el proceso en contra del exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, Genaro García Luna, acusaron formalmente de nexos con el narcotráfico a los exfuncionarios, Luis Cárdenas Palomino, extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI); y Ramón Eduardo Pequeño García, exjefe de la División de Inteligencia de la Policía Federal (PF).
Los fiscales que llevan el caso de García Luna declararon que ambos individuos brindaron protección al Cártel de Sinaloa, que comandaron Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Luis Cárdenas Palomino fue considerado el hombre de mayor confianza de Genaro García Luna cuando éste estuvo al frente de la extinta AFI. Cárdenas Palomino fue Jefe de la División de Seguridad Regional y se le identifica como uno de los responsables de armar el montaje en el caso Florece Cassez e Israel Vallarta. Pequeño García, el otro personaje señalado por las autoridades norteamericanas, estaba al mando del monitoreo de las cámaras de Seguridad de los Centros Penitenciarios de Máxima Seguridad, cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán se fugó del penal del Altiplano I, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Felipe Calderón llegó a la presidencia de la República ante un cuestionable proceso electoral, para legitimarse emprendió una “guerra” en contra del crimen organizado; los desplazados, desaparecidos y asesinatos se contaron por miles. La sangre corrió a lo largo y ancho del país.

Investigaciones de diversos periodistas dan cuenta de la colusión no sólo del gobierno mexicano y de las autoridades encargadas de la seguridad nacional. También de las diversas agencias de investigación de EE.UU; el caso de Genaro García Luna es un precedente por ser el personaje más poderoso después de FCH, el cuál podría llegar a un acuerdo con el gobierno norteamericano para reducir su condena.

Cabe recordar que en noviembre serán las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Donald Trump buscará su reelección. Peña Nieto como tributo le mandó extraditado a Joaquín “El Chapo” Guzmán un día antes de la toma de posesión del presidente norteamericano; ¿López Obrador hará lo mismo con algún personaje ligado al narcotráfico antes de los comicios?.

El imperio forjado por Felipe Calderón a partir de un Narco Estado está por desmoronarse, es el principio del fin de un personaje que gobernó al amparo de la ley. Tal vez no pise la cárcel pero la falta de credibilidad y de confianza harán difícil su retorno al ámbito político que tiene como objetivo imponer a su esposa, Margarita Zavala en la presidencia vía México Libre.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea