Felipe Calderón, el presidente que arruinó a PEMEX

Por: @hctorchairesrdz

Si bien en esta semana la oposición está dando duro al señor presidente, pero con base en las mentiras y en las exageraciones.
Felipe Calderón es muy parecido y me recuerda a Henry Lane Wilson, un embajador norteamericano en los tiempos de la revolución que estaba en contra del gobierno revolucionario electo dramáticamente por el pueblo de México, si bien, una de las características que representaba y distinguía -al menos dentro del gabinete Maderista- era sus exageraciones, sus mentiras, dramas y, sobre todo, que se mostraba a favor de una intervención norteamericana para derrocar al movimiento revolucionario, e hizo de las suyas para que en el exterior vieran a Madero como un peligro para la nación.

Basándome en lo ya mencionado, Felipe Calderón que tiene ahora un “GRAN AMOR POR MÉXICO”. (SARCASMO)

Tuvo su oportunidad como mandatario, tuvo una fiesta petrolera en PEMEX que le dio un monto de 210 millones de dólares en todo su sexenio. El GF anuncio que los recursos se invertirían en actividades de desarrollo, colonias pobres, seguridad, alimentación, obras públicas y etc. Ese dinero no se ve por ninguna parte, por eso lo echaron de la presidencia en el 2012 y por eso el pueblo de México termino por ponerlos en el basurero electoral este 2018. Tuvo su oportunidad, engordo la burocracia, su guerra mal planeada contra el narco diez días después de que fue “electo” por el pueblo para mostrar “legitimidad” que nunca tuvo y nunca tendrá.

Se muestra totalmente conmovido por las políticas económicas del Presidente Obrador, según el viene una gran debacle y debemos de cambiar de parecer antes de que México se convierta en Venezuela -Si, la de siempre- tal vez su vicio por el alcohol ya le está generando pérdidas en la memoria, basta recordar que en su sexenio, el autodenominado “presidente del Empleo” y catalogado por los simple derecha como “el mejor presidente -ilegitimo- de México”, Felipe Calderón Hinojosa (FECAL), resultó un fracaso en su primer año de gobierno. No creó empleos. Más bien los perdió. Como bien documenta el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la UNAM, con Felipe Calderón en la residencia oficial ni empleo, ni mejora para los trabajadores: 58 por ciento de los puestos de trabajo se generan en la economía informal, sin recursos de los empresarios ni del gobierno mexicano. Como bien lo documenta el CAM “en el sexenio de quien en campaña se auto-nombró “presidente del empleo’, sólo dos cosas resultaron claras: el crecimiento del desempleo a niveles nunca antes vistos, por una parte y, por la otra, que lo poco que creció la ocupación en México fue debido principalmente a la economía informal y no a algún otro tipo de impulso, ni empresarial ni estatal. Con información de La Jornada, el gobierno Ilegitimo de Felipe Calderón tuvo el menor y peor crecimiento en 24 años, desde Salinas, según Inegi. ¡PLATICAMELA!

El sector primario, que abarca agricultura, ganadería, pesca y explotación forestal, el más afectado. Eso no es todo, salpicado también por Odebretch, el mayor caso de corrupción en América Latina! Ahí está Lozoya, sin saber dónde esconderse, porque ciento noventa países ya lo están buscando. Ahí están los probables sobornos que recibió Calderón por entregarle obras a la filial ODEBRETCH para obtener a precios preferenciales, sinónimo de: “favoritismo” y para llegar a ser el favorito se necesitan -al menos en el ámbito político; sobornos-.
Irma Sandoval en el año 2017 estando adscrita al Instituto de Investigaciones Sociales y coordinadora del Laboratorio Anti-corrupción de la UNAM, menciono que solicito información a Transparencia -probablemente para conocer los precios preferenciales que otorgo Calderón a BRASKEM-, pero su solicitud fue rechazada y la información está reservada para dentro de veinticinco años.

En caso de no cumplir con el contrato, Pemex aceptó pagar una multa de hasta 300 millones de dólares. Le hicieron daño a PEMEX, la empresa petrolera más deuda del mundo y ahora, después de que la dañaron, saquearon y endeudaron quieren que la rescatemos en un dos por tres.

Si bien ahora se centran en los 16 MILLONES DE DÓLARES, AMLO dice que fueron 5 millones de dólares, pero fueron dieciséis que recibió Lozoya de Odebretch, pero ¿y los 5 millones que dio el GF de Felipe Calderón a Odebretch para “re-configurar” la refinería de Minatitlán y los sobornos que implico esas obrar en el gobierno de Felipe Calderón? Está demostrado e incluso lo confesaron sus directivos que la empresa brasileña tenía una oficina para entregar sobornos a funcionarios del más alto nivel en todos los países. Lo que más me da escalofrío es lo siguiente, son datos muy duros de El País y Reporte Intrigo: El 23 de febrero de 2010, 75 días después del correo entre Prisco y Alencar, se dio la reunión entre Calderón y Lula da Silva. El encuentro se celebró en Quintana Roo. Los presidentes emitieron un comunicado conjunto en el que celebraban la inversión de 2.500 millones de dólares que hacía Braskem y la mexicana IDESA en la construcción del complejo Etileno XXI que hoy opera en Veracruz -con la complicidad de Javier Duarte, para variar, anótele- fabricando polietileno. Esta se convirtió en la mayor inyección de recursos en el sector petroquímico mexicano en 30 años. A partir de 2010 Pemex frenó tres proyectos de infraestructura propios para no competir con la inversión realizada por Odebretch.
Prácticamente eso es de miedo, genera tristeza, coraje y rabia.

Según Raúl Olmos y Daniel Lizárraga, los autores de la investigación publicada por Mexicanos Unidos Contra la Corrupción, hicieron una petición de información a Pemex para saber el precio del gas etano. Los periodistas hallaron que el monto ha sido clasificado como “información reservada” por los próximos 20 años, con posibilidad de que el secreto se extienda por cinco años más. ¿Qué esconde Felipe Calderón? Felipe Calderón lo niega, niega recibir sobornos, pero PEMEX entrego a la empresa brasileña BRASKEM -que por cierto, este dato hasta me da pena, porque es claro que México sigue sin mejorar sus instituciones y sus leyes, el presidente ilegitimo panista invirtió capital público con Braskem- precios de risa de gas etano, materia prima para hacer los polietilenos. Es importante subrayar que Emilio Lozoya entrego contratos a Odebretch e incluso sesiono en Los Pinos donde se llevó una asamblea y Felipe Calderón estuvo presente. ¿Qué habrán pactado ahí?

Además de Calderón, está involucrado Juan José Suárez Coppel, Emilio Lozoya Austin, ex directores de Pemex; el ex Secretario de Energía, Jordy Herrera, y al ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, por proyectos como la construcción de la planta Etileno XXI. Estuvieron en la Asamblea los que consideraron ante la población y sus intereses a López Obrador como un peligro para México, puro delincuente de cuello blanco. Siempre con beneficio para la firma brasileña y en detrimento de Pemex. Que por cierto, -INSISTO-ahora que están muy “preocupados” por la PARAESTATAL, les debería dar vergüenza, sumergir a PEMEX en una deuda de 300 millones de DOLARES, por las ambiciones de unos cuantos. Se debe tener en cuenta también que la producción de etano por parte de Pemex no es suficiente para cumplir el compromiso suscrito con Braskem-Idesa y al mismo tiempo cubrir la demanda de sus propias plantas, por lo que nos obligaron a empezar a importar el insumo, del que históricamente habíamos sido auto-suficientes. Ya ni para que decir que la primera licitación de gas etano se dio el 23 de mayo del 2018 en Houston, Texas, porque era y sigue siendo inviable surtir 66 mil barriles diarios a Etilenio XXI por 20 años, ya que la producción iba en caída. Les importo un comino la advertencia de la ASF para modificar su contrato, hacerlo más favorable para PEMEX y sobre todo para la nación, para los mexicanos.

Y todo esto, con la complicidad de Felipe Calderón, de reunirse con LILS en Quintana Roo para detener las obras de PEMEX, para que no le hiciera competencia a la filial de Odebretch –BRASKEM- y así poder concentrar un jugoso negocio con el sufrimiento de todos. Si Felipe hubiera tenido un poco de “amor por México” –como el que hoy pregona- hubiera evitado, cancelado y procesado este tipo de atropellos con la ayuda de instituciones Norteamericanas y extranjeras.

Con el reportaje muy bueno de Álvaro Delgado, el partido de Felipe Calderón está cerca del fracaso y quedarse con las ganas de seguir viviendo a costillas de nosotros, México Libre sólo lleva 7 de 200 asambleas (3.5%) y 7 mil 788 militantes de 234 mil que exige la ley (3.33%). Está peor que el partido de Elba Esther.

Y a pesar de este tipo de hechos totalmente lamentables, pretende el señor darnos clases de democracia, cuando las investigaciones en Brasil por el caso “Lava Jato” salpican a Felipe Calderón.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea