Es urgente la apertura de medios públicos; ya basta de censura: Necesitamos redes sociales mexicanas

Por:  @Fidel_el_de_acá

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México en las elecciones de 2018, se terminó una era de saqueos, despilfarros, masacre, horror y abusos de la clase política y empresarial que existió durante décadas en México.

Políticos y empresarios que hicieron sus fortunas por medio del contubernio, el moche y la corrupción han declarado una guerra abierta y frontal contra el gobierno de la 4ta. Transformación y no van a parar en sus intentos de recuperar los privilegios perdidos.

La postura incluyente, mesurada, moderada y  tolerante del Presidente López Obrador ha tendido muchísimos puentes de cordialidad tanto a políticos, empresarios, medios de comunicación, y estos actos de amistad han sido desaprovechados y hasta despreciados por aquellos que no están conformes con las inmensas fortunas que han adquirido y que desean que las cosas vuelvan a como estaban antes.

Mientras más tiempo tardemos en reconocer que estamos en una lucha abierta contra el poder económico y el estado profundo en México, tardaremos más tiempo en terminar con el cáncer que sigue haciendo daño a la patria que estamos reconstruyendo lo que apoyamos la 4ta. Transformación.

Las benditas redes sociales

La censura, el abuso y la traición que las principales redes sociales han hecho a la humanidad en los últimos años, se ha acrecentado y llegado al punto máximo histórico con la censura al eliminar permanentemente las cuentas del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump de Twitter (TW) y de Facebook(FB).

Nos hemos dado cuenta que quien pensábamos era el hombre más poderoso del mundo, el presidente de los Estados Unidos, en realidad no lo es, y ahora vemos lo que muchos han tachado de teorías de conspiración: Las grandes empresas son las que controlan, han controlado y quieren seguir controlando el mundo.

El pasado 8 de Enero el director, productor independiente y periodista Daniel Marmolejo preguntó al presidente López Obrador si se mantenía la posibilidad de poder presentar 12 proyectos a las autoridades correspondientes ya que hace 11 meses él exigió que se abrieran los medios públicos del Estado mexicano a nuevas voces.

La respuesta del presidente fue un “Sí, desde luego” en todos los medios públicos deben existir oportunidades de trabajo y de participación para periodistas y comunicadores dentro de las posibilidades. Además de esto mencionó que se debe “estar creando medios alternativos de comunicación”.  Respecto de la censura que se dio en días pasados comentó: “Esto que tú bien señalas como un apagón, esto que hicieron hace unos días en Estados Unidos, esto que hicieron es una mala señal, es un mal presagio, de que deciden empresas particulares silenciar, censurar, eso va en contra de la libertad, entonces  no se vaya a estar creando un gobierno mundial con el poder del control de las redes sociales, un poder mediático mundial, además un tribunal de censura, como la Santa Inquisición, para el manejo de la opinión publica. Claro que hay que estar pensando en opciones, en alternativas, porque sí, fue un antes y un después”, el presidente comentó que la carta del dueño de Facebook fue arrogante y prepotente y se pronunció en favor de la libertad y el derecho a la información y el papel de las autoridades legalmente constituidas y mencionó que “y sí hay que pensar en eso y no confiarnos porque ya padecimos durante mucho tiempo de lo que fue el control de los medios de comunicación convencionales, aparecen las redes sociales, Sí, es una etapa nueva, todos los celebramos, yo sigo sosteniendo que son benditas redes sociales, pero estos últimos acontecimientos, sí deben de preocuparnos y de ocuparnos en no dejar de crear medios alternativos y que se permita siempre el que se informe al pueblo, que se garantice el derecho a la información”.

En relación a lo dicho por el presidente, es mi opinión que efectivamente estamos en un antes y un después, estamos en un umbral en lo que respecta a la libertad de expresión de las redes sociales y los medios de comunicación. De ahí la importancia de la solicitud de apertura de los medios públicos a las voces independientes, que generan información de gran valor, para los que deseamos consolidar la 4ta. Transformación que ha impulsado el presidente.

Este umbral, implica replantearnos el esquema en el que hemos estado participando y las reglas del juego que hemos estado jugando.

En las justificaciones tanto de Facebook como de Twitter para eliminar permanentemente las cuentas de Donald Trump, mencionan que no pueden tolerar la incitación a la violencia. Si esto fuera verdad, ¿Por qué no han censurado la cuenta de Felipe Calderón? En Mayo de 2011, el Frente Nacional de Periodistas por la libertad de Expresión  aseguró que los cuatro años que llevaba en ese entonces gobernando Calderón, habían sido “los peores de la historia reciente” para la prensa mexicana con 41 comunicadores asesinados y 9 desaparecidos. Y más recientemente en Julio del 2020, Calderón propuso un golpe de Estado en Venezuela, para que los venezolanos dejen de sufrir:

“Yo exhortaría a hacer primero a lo que muchos en este foro no estarán de acuerdo conmigo, pero Venezuela ha sufrido tanto… Y muchos países van aceleradamente por ese camino, que nosotros tenemos la responsabilidad de pensar con los pies en la tierra, el corazón ardiente pero la cabeza bien fría”.

Así se expresó el expresidente que en alguna ocasión revelara a la cadena estadounidense CBS que él quería todos los juguetes para la guerra, cuando presumió por primera vez su famoso bunker de Los Pinos.

Hemos visto cómo existe una violencia desmedida en TWITTER hacia el presidente López Obrador, su esposa Beatriz y su hijo y ¿ha hecho algo la Red Social?, No, no lo ha hecho ni lo hará. Ya se ha invitado públicamente a los directivos en Twitter México a explicar cómo funcionan los Bots o que den explicaciones y no han ido, ni lo harán. Y no lo van a hacer porque claramente las redes sociales privadas tienen sus propias agendas y les interesa más la publicidad, las cuentas que pagan por tener más difusión e impacto en las redes sociales y el resultado es, que los grupos de gran poder económico, controlan las redes sociales como lo hace Calderón en México y Biden, Los Bush, Obama y Clinton en EU

Algunas personas me preguntan que por qué yo defiendo a Trump o por qué creo que el es una buena persona. Yo no lo defiendo, ni creo que él sea una buena persona. Solamente yo veo grupos de poder y sus intereses. Yo veo un grupo de poder en Estados Unidos al cual pertenecen Los Bush, los Clinton, Los Obama, La Mafia de Arizona, Salinas y muchos grandes empresarios mexicanos y que este grupo defiende el modelo banquero financista que ha controlado el mundo, y en el otro lado veo a muchas personas que no quieren que existan diferencias y que tienen un enfoque nacionalista que propicie el desarrollo de sus pueblos. Este otro grupo que no desea intervenir en otras naciones y en ese grupo yo veo tanto a nuestro presidente, como a Donald Trump

Posterior a la Censura de FB y TW, y las recientes políticas de privacidad de WhatsApp, muchas personas empezaron un éxodo hacia otras redes sociales y por eso las personas que ya manejamos Telegram, vemos como en los últimos tres días muchos de nuestros contactos están llegando a TG. El CEO de TG Pável Dúrov reveló el “secreto” por el que hay una fuga de usuarios de WhatsApp a su aplicación: “Estoy feliz de ahorrarle a Facebook decenas de millones de dólares y regalar nuestro secreto gratis: respetar a sus usuarios.”

En días recientes, posteriores a la censura en TW de Trump, se empezó a hablar de la red Social Parlor. Y muchos simpatizantes de Trump o usuarios que deseamos conocer otras opciones en redes sociales intentamos migrar y tanto Apple, como Google, eliminaron la aplicación de sus tiendas de aplicaciones y el dia de ayer, Amazon Webs services cumplió su amenaza y retiró el acceso de esta plataforma a los servidores que ofrece la compañía de Jeff Bezos.

Todas estas acciones, refuerzan el dicho del presidente: “sí hay que pensar en eso y no confiarnos porque ya padecimos durante mucho tiempo de lo que fue el control de los medios de comunicación convencionales”

Es necesario que se legisle en relación a las actuales redes sociales y se les ponga un freno en sus ilimitada ambición de poder, influencia e ingresos, ya que si bien, los desarrollos de aplicaciones, infraestructura de telecomunicaciones son privadas, los enlaces, los medios de comunicación que son patrimonio nacional, como lo es el espectro radioeléctrico, y los más importante los usuarios somos mexicanos y tenemos el derecho de protegernos ante cualquier particular que atente contra nuestra privacidad, derechos y libertad de expresión.

Estamos ante la urgencia de que se abran los medios públicos a voces independientes como los proyectos a que se refiere Daniel Marmolejo y tenemos la posibilidad de construir nuestras propias redes sociales mexicanas para no depender de aquellas que pertenecen a las grandes empresas y que nos ven como simples mercancías venden nuestros datos, preferencias, gustos, afinidades y toda la información que la gente se atreve a subir a sus redes sociales. Se puede tener redes sociales que respeten a sus usuarios como en el caso de Telegram.

Llevar a cabo esta empresa, la creación de redes sociales mexicanas es un reto que deberá afrontarse con toda la capacidad que tenemos en México y que es suficiente, y de las inversiones necesarias para poder contar con una red que soporte las necesidades actuales en el espacio cibernético. Sin duda, estamos ante un umbral y ante un reto que no es menor, pero, al igual que en muchas otras situaciones, saldremos adelante.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea