Érase una vez, un país extraño

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Érase una vez un extraño país, donde parte de su población, deseaba el mal para todos sus habitantes.

Esa parte de la población, luchaba diariamente, para evitar que su país prosperara y se liberara del yugo de la corrupción y la delincuencia política

Extraños seres sin dignidad que actuaban cual perro que es maltratado por su amo, insistían en lamerle la mano demostrándole fidelidad.

Esos extraños ciudadanos, no se indignaron cuando murieron unos niños en una guardería, por culpa de la corrupción de sus líderes.

Tampoco se indignaron cuando policías al servicio del crimen organizado, desaparecieron a 43 estudiantes.

No se indignaron cuando uno de sus presidentes era operador de un poderoso cartel de la droga.

Nunca se indignaron, cuando violaron mujeres, mataron y con la fuerza bruta policiaca golpearon y torturaron campesinos, para despojarlos de sus tierras con la finalidad de construir un aeropuerto.

Tampoco se indignaron cuando les dieron agua en lugar de quimioterapia a los niños con cáncer

No se indignaron cuando desviaron miles de millones de pesos de nuestros impuestos, para sus campañas políticas, para sus mansiones etc…

Esos extraños hipócritas se indignaron cuando llegó un Presidente que rechazó vivir en la opulencia, que rechazó la protección del Estado Mayor Presidencial; un presidente admirado por la comunidad internacional.

Ese extraño país se indigna con su presidente porque:

– Exigió bajar privilegios inmerecidos a servidores públicos.

– Puso en venta o en rifa avión presidencial que es un palacio volador y que lo usaban sus antecesores, mientras más de 50 millones de compatriotas no tenían que comer.

– Duplicó las pensiones a adultos mayores.

– Echó a andar proyectos de infraestructura como el tren maya y el tren que comunicará el Océano Pacífico con el Golfo de México.

– Retiró pensiones a expresidentes.

– Bajó sueldos de altos funcionarios y Magistrados.

– Recortó gastos de publicidad en comerciales e infomerciales

– Eliminó los seguros de gastos médicos mayores a altos funcionarios entre otras prestaciones.

– Logró bajar el robo de combustible llamado huachicol.

– Eliminó pagos a aviadores del SAT y demás instituciones amafiadas

– Diario informaba sus acciones al pueblo.

– Eliminó apoyo a grupos delincuenciales como Antorcha Campesina y EZLN.

Esa parte de la población ignorante no entendió que para atrapar un pez, se necesita perder una mosca, que para saltar necesitas flexionar las piernas para tomar impulso. Todo cambio requiere sacrificio. Quien no reconozca esto, es porque es un pobre ignorante.

Y hablando de ignorantes. Esos extraños seres, deseaban para su país, la suerte de Venezuela, en lugar de pensar en Alemania, España, Suiza, Holanda y hasta el mismo Francia, que tiene gobiernos populistas. Si, porque así le llamaban a su presidente democrático.

La naturaleza del mediocre es ver hacia abajo, es más fácil para ellos caer en el fatalismo, que poner sus ojos en quienes nos llevan la delantera.

No seas uno de ellos, deja de ser parte de esa extraña población que se ahoga en su ignorancia creyéndose superiores a quienes realmente tienen mayor capacidad técnica, crítica y económica (los Chairos), así lo dicen las encuestas más serias.

Súmate al cambio y logremos este México que deseaban nuestros abuelos y por el que muchos de ellos dieron sus vidas.

Eli González

Profesionista, Empresario, Conferencista y Columnista