En los tiempos de mentira y contrainformación

Una de las primeras acciones del gobierno de López Obrador, fue la lucha contra el robo de combustible, en ese contexto los medios comenzaron a propiciar un clima de incertidumbre por la escasez de combustible y acusando de equivocada la acción del gobierno, comenzando un pánico colectivo por la falta de gasolina.

Después sucedería los lamentables acontecimientos en Tlahuelilpan, con una cifra de 135 muertos por la ordeña ilegal de gasolina, los medios y la oposición utilizo la tragedia para culpar al gobierno de AMLO. Sin embargo, el 89% de los mexicanos respaldaron al gobierno y su lucha contra el huachicol.

Después vendrían otras medidas contra el robo de medicinas en el sector salud y la compra de estas a otras farmacéuticas, ya que tenían un sobreprecio del 40% de su valor actual. Ante estas situaciones comenzó una campaña de crítica y paranoia colectiva, que cuestionaron la lucha a una situación que causaba daños a las finanzas del sector salud que a la larga podrían causar más daños a los pacientes del país.

En su noticiario Ciro Gómez Leyva presentó un reportaje por la supuesta muerte de una menor por falta de medicina para el cáncer, obviamente lo anterior causo una indignación general, que incluso llegó a los mismos partidarios de la 4T, por obvias razones. Pero después se daría a conocer que dicha situación fue otra mentira montada sobre el dolor y la muerte para fines políticos.

El presidente llamó a las farmacéuticas a “no jugar a las vencidas”, pues las acusó de estar detrás de dicho desabasto, y en efecto, después de estos señalamientos, la farmacéutica Pisa, entregó las medicinas para el cáncer que hacían falta. Es de conocimiento público que las farmacéuticas tienen grandes interés económicos y políticos en varias partes del mundo, pues su poder para generar caos es impresionante, capaz de causar situaciones como las mencionadas.

En este contexto, Ciro Gómez Leyva también presentó un video de las instalaciones inundadas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), acusando que dicha situación era causada por las políticas de austeridad del gobierno federal. Sin embargo, el día un par de días después tuvo que disculparse, pues las imágenes eran de un año anterior, cuando todavía se encontraba el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Pero no solamente han sido las grandes televisoras quienes han desatado una campaña de mentiras y tergiversación de la información, sino que ahora han utilizado las redes sociales para difundir campañas de difamación y mentiras, ya que hay que recordar que fue este medio, donde la campaña de López Obrador tuvo un gran empuje que le ayudo a alcanzar la presidencia de la República.

Conocidas como FakeNews se han hecho virales temas como la #LonganizaGate, acusando al gobierno de comprar a costos elevados este producto y poniendo en duda la credibilidad del gobierno en su política de austeridad. Ante estos acontecimientos el presidente López Obrador ha realizado diariamente desde el inicio de su gobierno las famosas mañaneras, que es una labor informativa desgastante pero efectiva.

Diariamente y desde muy temprano, en un hecho único en México y el mundo, López Obrador marca la agenda informativa, responde preguntas, atiende quejas, señala y se compromete; ante esta situación el intento de desestabilización no ha podido rendir frutos, en poco tiempo las “mañaneras” han tenido un gran número de audiencias que han permitido que la ciudadanía se entere de los acontecimientos más importantes del país.

Sin embargo, las mentiras continuaran y el deber de los ciudadanos es informarse, contrastando opiniones, para evitar caer en las mentiras y manipulación mediática que buscan menguar la popularidad del presidente, que a pesar de todo lo anterior, se mantiene en un 69% de aprobación.

 

error: Content is protected !!