Sindicato Mexicano De Electricistas

En 2011; la SFP dio ‘carpetazo’ a 12 denuncias contra García Luna

Cada vez se agotan las excusas al expresidente Felipe Calderón, siendo que ha llegado a ser casi innegable el conocimiento que él tenía sobre las acciones de Genaro García Luna durante su sexenio; llegando al extremo de que, durante esos años, la secretaría de la Función Pública (SFP) archivó las denuncias por irregularidades y presuntos vínculos con el narcotráfico del exsecretario de Seguridad, llamándolas “improcedentes” o que “carecían de elementos”, siendo puestas al olvido hasta ahora.

En investigación del medio El Universal, se exhibió que fueron 12 las denuncias y quejas recibidas y archivadas por la Secretaría de la Función Pública, SÓLO EN EL SEXENIO DE CALDERÓN, siendo que en total, las quejas en la dependencia suman 23, de las cuales 9 denuncias fueron durante el Gobierno de Vicente Fox y solo 2 durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Estas dejaban en evidencia el enriquecimiento ilícito, los vínculos que tenía con el crimen organizado, el abuso de autoridad, la negligencia, el ejercicio indebido de funciones, desacato, el descuido y la falta de atención en el cumplimiento de sus deberes; denuncias que ponían a “la mano derecha de Felipe Calderón” en clara evidencia, sin embargo él solo abogó en “desconocer” la existencia de estas.

“Es falso que mi gobierno tuviera información sobre nexos de Genaro García Luna con el narcotráfico. Actué con determinación contra el crimen organizado y recibí amenazas por ello, jamás hubiera permitido que ningún funcionario con vínculos como esos siguiera en el gobierno”, afirmó Felipe Calderón el pasado 3 de mayo desde su cuenta en Twitter.

Pese a tal afirmación por parte del expresidente mexicano, según la información recabada por El Universal, tanto los órganos internos de control de la propia Secretaría de Seguridad, la Policía Federal e incluso la Secretaría de la Función Pública recibieron denuncias y tenían conocimiento de sus actos fraudulentos.

Entre ellas se ha destacado la queja de un grupo de expolicías que, pese al riesgo y amenazas, en 2009 denunciaron los primeros indicios del vínculo que Genaro García Luna tenía con los cárteles mexicanos, mismos donde se evidenció también a Luis Cárdenas Palomino, el entonces comisario en jefe de la Policía Federal Preventiva (PFP), y el de Armando Espinosa de Benito, coordinador de inteligencia del mismo grupo policial preventivo.

“Presidente: le pedimos que abra bien los ojos y que se dé cuenta de la clase de gente que tiene al frente de los cargos públicos como son Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palominos, Armando Espinoza de Benito, están a la orden de uno de los cárteles de la droga; asimismo, se encargan de hacer los trabajos de dicho cártel para perjudicar a los demás”, denunció un exagente en un escrito fechado el 14 de mayo de 2009.

Pese a la constancia de estos policías federales, la queja fue desestimada, debido a que los agentes se negaron a dar sus nombres y en ese momento no se pudo comprobar lo señalado en los escritos de las mantas y cartulinas que tomaban en los estados.

No solo hubieron denuncias por su cercanía al crimen organizado, también se tiene constancia del incremento de las posesiones de García Luna, las cuales desde el 2002 pasaron de una casa con un valor de 450 mil  y otra de 500 mil pesos mexicanos a una residencia de más de 7 millones 550 mil pesos, sumándose a ello una colección de autos, propiedades en el extranjero además de otros bienes, este aumento en un lapso de 6 años.

Cabe resaltar que para marzo de 2012, un ciudadano cuyo nombre fue tachado del expediente que se entregó a El Universal, presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública acusando a Genaro García Luna de este crecimiento exorbitante, no justificado e inexplicable, de sus bienes.

“De acuerdo con la información que aparece en las declaraciones patrimoniales de 2001 a 2008 y que se presentan como anexo, el servidor público no tenía el salario ni los ahorros suficientes para comprar el terreno, menos para hacer la costosa construcción. Al contrario, en mayo de 2008 declaró estar totalmente endeudado a finales de 2007”, detalló parte del expediente entregado.

Está de más el decir que también se desestimó esta denuncia, sin embargo no lo fue del todo debido a que, en Estados Unidos, las autoridades continuaron con las investigaciones  sobre el patrimonio de García Luna dando con propiedades con un valor de alrededor de 4 millones de dólares estadounidenses, adquiridas a prestanombres o nombres de empresas fantasma, además de un yate y otros bienes que, durante la audiencia del pasado 27 de febrero, quedaron exhibidas.

Otra de estas quejas en contra del exsecretario se dio el pasado 20 de mayo de 2008, donde Javier Herrera Valles, entonces director de la Policía Federal Preventiva en el sexenio de Felipe Calderón, quién expuso los “actos de corrupción” de García Luna, además de las “injusticias, arbitrariedades, intimidaciones, la actuación con improvisación y los operativos en contra de la delincuencia organizada no daban resultados por falta de organización y capacitación al personal a su cargo”. Sin embargo, todo quedó en que los elementos aportados durante la investigación “no fueron los suficientes para concluir alguna responsabilidad”.

“Yo fui prácticamente el portador de muchas quejas, mediante una carta alerté al presidente. También le señalé de compañeros que mandaron una carta a Contraloría, pero después de lo que me pasó [su encarcelamiento] se frenaron las quejas de los que querían denunciar”, denunció Javier Herrera Valles.

Pero la respuesta a esta denuncia fue más allá, debido a que no solo pusieron en carpeta la denuncia hecha por Herrera Valles, sino que abrieron una investigación en su contra, “por haber sustraído información y revelado secretos de la institución, inhibiendo al resto de los elementos quejosos”.

Y en su haber, hay denuncias de otro tipo, por uso indebido de recursos federales, ya que en una denuncia que presentó el PRD en mayo de 2011, se le acusó de desviar recursos públicos de la Secretaría de Seguridad para la grabación de una serie de televisión para Televisa.

En dicha denuncia de describió como el entonces comisionado de la Policía Federal, Facundo Rosas, facilitó a la televisora el uso de instalaciones además de prestar patrullas, vehículos blindados, helicópteros y uniformes tácticos y a 353 policías que participaran como extras, todo ello para la serie “El Equipo”. Pese a ello, en julio de 2011, la SFP señaló que todo estaba autorizado en el contrato firmado con Televisa, por lo que no existía irregularidad alguna.

Con tales argumentos, cabe resaltar que se buscó la opinión de Felipe Calderón sobre este reportaje, sin embargo, el michoacano declinó dar una entrevista para El Universal.

Con autorización de El Gato Político News