En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Como bien lo dijo el presidente López Obrador: “El PRI tiene una oportunidad para definirse, si quiere seguir con el salinismo como política o va a retomar el camino del presidente Lázaro Cárdenas del Río”. Esta oportunidad que tiene el PRI, le serviría para recomponer el camino, para al menos permanecer en la lista de partidos de oposición o para desaparecer.

Esto es referente a la reforma eléctrica que propone el presidente. La reforma que busca recuperar la soberanía energética. La misma por la que el PAN y el PRD votarán en contra.
Y es que de Acción Nacional y su satélite, no podemos esperar cosas buenas, ellos siempre han buscado las privatizaciones y hundir a México.

El priismo debe entender que apostaron por una idea que no dio resultados, una propuesta que se equivocó y que no logró ni una décima parte de lo prometido a la población con la reforma energética del PRIANRD.

El PRI debería posicionarse en este momento, antes de que México caiga en la crisis parecida a la de España, quien por privatizar la energía, se encuentra en un caos eléctrico, sin soberanía energética y sin seguridad nacional respecto a la energía.

El panismo en México exige que las privadas se queden con el control de la energía. Y cómo no si los mismos que nos gobernaron, se fueron a trabajar a esas empresas. Una muestra clara es Felipe Calderón.

Las principales empresas de electricidad y gas que existen en España son:
• Iberdrola
• Endesa
• Naturgy (antes Gas Natural Fenosa)
• EDP
• Repsol

La primera es Iberdrola y la última Repsol, donde Felipe Calderón es o era empleado. Esas empresas que tienen arrodillada a España, es la que el panismo y el perredismo, quieren en México.

El 15 de septiembre de 2020, el megavatio/hora en Alemania y Francia promediaba los 56 euros (US$66). El 15 de septiembre de este año promedió 166 euros(US$195), según la consultora global de energía y materias primas ICIS.

El mismo día, España registró 177 euros (US$200) por megavatio/hora. Un año antes costaba 50 euros (US$58), una subida de más del 150%.

Es obvio que el PAN y el PRD, por ser enemigos número uno de los mexicanos, si quiere esto, ¿pero los demás partidos también? ¿Acaso el PRI piensa seguir en su posición de satélite del PAN y también votará en contra de la soberanía energética de nuestro país?

Analistas y organizaciones advierten que, de prolongarse la crisis, Europa podría enfrentarse a un duro invierno, con posibles apagones de electricidad, cierre provisional de fábricas y más subida de precios.
Un riesgo extra de muertes por frío y un lastre para la recuperación económica tras el varapalo de la pandemia.

¿Eso quieren para México?

Para evitar esta catástrofe que vive en Europa, el presidente AMLO necesita 53 votos de los legisladores de oposición en la Cámara de Diputados y al menos 10 en el Senado para aprobar las enmiendas constitucionales del proyecto de ley. Aquí es donde se definirá quien está de lado del pueblo y quien en contra.

Los legisladores del PRI podrían ofrecer suficientes votos para que la iniciativa prospere, y al parecer el proyecto de ley podría aprobarse en la cámara baja, pues muchos priistas estan de acuerdo a votar en favor del pueblo.

Jerico Abramo Masso, diputado del PRI, dijo que en general está de acuerdo con reformar el sector energético para fortalecer las instituciones gubernamentales y reducir los costos de electricidad de los consumidores. Y de eso se trata la ley, de regresar la rectoría de la electricidad al gobierno. Por seguridad nacional, es necesario.

Rubén Moreira, líder de la bancada en la cámara baja, dijo que sus legisladores podrán votar con base en su propia convicción. El presidente del PRI, Alejandro Moreno, insistió en que el proyecto de ley sigue en debate.

Pues al parecer, hay muchas posibilidades de que el PRI, vote en favor del pueblo y se enemiste con el PAN, quien no cabe dudas que es enemigo del pueblo.

Después de que se presentara la iniciativa presidencial, tanto el el PAN como el PRD, mostraron de inmediato su rechazo a la iniciativa que prevé, entre otras cosas, darle el 54% del mercado de energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mientras que el PRI aseveró que deber haber un diálogo sobre el tema y no rechazar por rechazar.

El PRD y el PAN, ya cantaron que votarán en contra del pueblo.

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com