El electorado mexicano es más inteligente que los analistas de la oposición

En la opinión de Elí González
@calacuayoMX

Estas elecciones del próximo 6 de junio de 2021, El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) mantendrá su mayoría en el congreso y ganará la mayor parte de las gubernaturas, porque el pueblo ha visto materializada, una política social que siempre desearon; una política social que nunca antes habían visto y recibido.

MORENA se ha convertido en el gran benefactor de la gente que nunca vio ni disfrutó la riqueza nacional. Gracias a la política social del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador (AMLO), hoy los programas de becas, apoyos y otros subsidios a la población, tienen rango constitucional para evitar que sean utilizados por los partidos oportunistas, como chantaje para obtener el voto.

La oposición argumenta que AMLO está regalando dinero y saqueando el erario público con las becas y apoyos económicos a la población. Sin embargo los resultados de la cuenta pública en los últimos catorce años. Muestra que la cantidad de subsidios, prestaciones y provisiones de servicios públicos que se están dando con AMLO, son mayores que los Calderón, pero menores de los que se daban durante los primeros años de Peña Nieto.

Esto no quiere decir que Peña Nieto haya ayudado más a la población. La realidad es que todo ese dinero no llegaba a la población, se quedaba en las bolsas de los que se encargaban de administrar y repartir la riqueza nacional como en el caso de la estafa maestra.

En 2021, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene un presupuesto de 674 mil millones pesos para subsidios y servicios públicos, lo que en términos reales es una reducción del 11% con respecto a lo que Peña Nieto tenía en 2014. La diferencia es que ahora si le llega a la población, la cual hasta los últimos rincones del país se dicen agradecidos con esa ayuda que nunca en la historia habían recibido.

La oposición dice también que ha comprobado que la política de AMLO es regalar dinero, porque en realidad la gente sí está recibiendo dinero en toda la República mexicana y tienen evidencia. Sin embargo, cada año el CONEVAL analiza el presupuesto de programas sociales. Los datos muestran que el presupuesto de los programas sociales en 2019-2020 fue de solo 476 mil millones de pesos. 27% menor en términos reales que el presupuesto de 2014. Lo que indica que antes regalaban más dinero, pero no a la población, sino que se quedaba en las estafas gubernamentales y de los delegados que se encargaban del reparto.

Dicen que AMLO es un populista porque le regala dinero a los pobres para mantenerlos pobres, como vendedores del voto. Sin embargo se les puede comprobar que mienten, pues la ayuda a estudiantes, personas con discapacidad y las pensiones de los adultos mayores son universales, sin importar su status social.

La realidad salta a la vista y queda clarísimo que el problema no es que Morena regale dinero o se dedique a comprar el voto con migajas. La verdades es que el dinero por fin le llega a personas reales porque se entregan sin intermediarios y por fin el beneficiario SI lo recibe.

El presidente AMLO está llegando más a las personas que sus antecesores, porque no hay irregularidades, porque se entrega directamente al beneficiario, porque en cada rincón de nuestro país la gente dice que está agradecida con el presidente de la República.

A la oposición le cuesta entender su realidad y es que no han podido ver que la gente no va a votar por un gobierno que regala más dinero, sino que votará por un gobierno que es más eficiente en el despliegue de recursos; por un gobierno que si ayuda a la ciudadanía y no solo simula ayudar.

La oposición no logra entender que Felipe Calderón y Peña Nieto tuvieron mayor presupuesto para programas sociales, pero no los utilizaron para ayuda social sino que se lo robaron.

Es cierto que de manera oficial, Morena ha aumentado un 10% el presupuesto de los programas sociales, pero absolutamente todo está siendo esparcido por la República Mexicana y llega a cada hogar para el que fue programado, sin estafas maestras y sin compras fantasmas.

Dice la oposición que Morena utiliza los recursos para que el electorado decida votar por ellos. La realidad es que no necesita pregonar ni ofrecer ayuda social, simplemente lo está demostrando con hechos y la gente no es tonta.

El electorado no votará por un partido que “regala dinero” sino por uno que muestra una tendencia presupuestaria positiva en el corto y en el largo plazo; por un gobierno que con hechos ha demostrado honestidad y preocupación por las personas que más lo necesitan.

Los votantes parecen mucho más racionales y analíticos que los consultores y analistas que contrata la oposición. Asesores que viven en un mundo de fantasías y que son incapaces de conocer la realidad de este país que siempre han ignorado

Los programas clientelares son aquellos que se han utilizado para coaccionar el voto. Los votantes de hoy ya no esperan el dinero de la hora de la elección, ellos saben que los programas sociales ya existen y solo buscan respaldar al partido que lo logró y que en agradecimiento a sus resultados, le volverán a dar la victoria.

#VivaMéxico

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea