Sindicato Mexicano De Electricistas

Educa a un borolista

“Ellos, perdiendo como siempre.

Y México, ganando con la 4T”

@_BarbaraCabrera

He abordado en otras Nornilandia lo relativo a la actuación de la oposición en los tiempos de la Cuarta Transformación de México, la que formalmente está en marcha desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México. Les he hablado de la oposición choricera [https://bit.ly/2tDreVU], de los moralmente derrotados [https://bit.ly/2RatlcJ]  hasta llegar a la oposición curulera [https://bit.ly/2G5UGXn]. Hoy toca el turno de hacerme cargo de los borolistas. Los invito a seguir leyendo y compartir este texto con alguno de esos especimenes, ya que el objetivo de esta Nornilandia es contribuir a educar a un Borolas.

Borolismo, dícese de aquel movimiento cuyo dirigente es el comandante Borolas, alias Felipe Calderón, a quién tal vez recuerden por espurio…

…por usurpar la Presidencia de la República en 2006, por declararle la guerra al narco (con el tiempo supimos que solo fue a un sector de ellos), por haber convertido este país en un cementerio y ser el artífice del monumento a la corrupción conocida como “La estafa de luz”, entre otras linduras. Personaje nocivo y siniestro que suspira con regresar al poder para continuar sirviéndose a manos llenas, proteger delincuentes, provocar daños colaterales y seguir dañando a México. A sus seguidores se les conoce como borolalibers o borolistas.

Ahora bien, si tuviéramos que ubicar en el diccionario a los borolistas, sin duda estarían anotados como sinónimo de mezquinos y para muestra véanse sus comportamientos, declaraciones y acciones, muchas de ellas mostradas en las benditas redes sociales.

El veinte que aún no les cae a los borolistas es que este país ya sufrió los estragos del neoliberalismo y debido a ello –sumado a años de lucha para rescatarlo- México ya cambió y sus mezquindades de a poco quedarán atrás una vez que abran los ojos y se den cuenta del verdadero rostro e intenciones del Comandante Borolas quien no hay duda de que está avanzando, pero para ser juzgado, ir a la cárcel y consecuentemente al basurero de la historia.

Dicho lo anterior, a continuación proporciono una guía para intentar educar a un borolas, se que algunos pensarán que es ocioso llevar a cabo esta loable labor, ya que los borolistas parecen estar enajenados por los designios de su comandante, a pesar de ser un corrupto, genocida y prepotente que cuando usurpó la presidencia no hizo más que destruir al país y convertirlo en un cementerio; no obstante, como creo que un mejor México es posible y trabajamos para ello, por ende, si logro rescatar a alguno mi objetivo se habrá cumplido: un borolista a la vez. Ahora sí, dejo aquí este listado:

Respetarán el cambio de régimen en México, ha quedado demostrado que el neoliberalismo fracasó.
Se abstendrán de defender corruptos que se sirvieron a manos llenas, saquearon y privatizaron al país.
Argumentarán razonando cuando estén en contra de alguna medida o política pública del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Este gobierno respeta la libertad de expresión y mantiene informada a la población cada día, a primera hora.
Cuando crean que este gobierno es de ocurrencias ¡deténganse! ¡Respiren profundo! Y atrévanse a leer: el “Proyecto de nación 2018-2024”, el libro “2018: La salida: decadencia y renacimiento de México”, así como el “Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024” para que constaten la congruencia en las acciones emprendidas por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
Dejarán de gritonear que se haga de inmediato aquello que ustedes no fueron capaces de hacer, gestionar o exigir en tiempo del Comandante Borolas. Están moralmente derrotados. La llegada de Andrés Manuel a la presidencia no implica que por arte de magia los daños causados en la época neoliberal desaparezcan.
No propagarán Fake News a la menor provocación para –según ustedes- desestabilizar al gobierno. Y recuerden: los bots no votan, no salen a protestar, el cambio se ve, se siente. Hoy tenemos un Presidente cercano, que recorre México para conocer y resolver de primera mano las necesidades de una población empobrecida y herida durante la época neoliberal, y aunque a la minoría les duela: por el bien de todos, primero los pobres.
¡No teman que el caso agudo de AMLOfobia que padecen tiene cura!
Leerán, se informarán, contrastarán datos y así aprenderán a formar una opinión responsable, es obvio que el sistema educativo les falló.
Aprenderán a huir de la manipulación que ejerce sobre ustedes el Comandante Borolas y sus vergonzosos personeros. Al final solo aquel busca salir beneficiado.
Permitirán el avance de la Cuarta Transformación de México. Es evidente que los neoliberales tuvieron su oportunidad, la desperdiciaron y la dejaron ir. Su tiempo, ya pasó.

A ver borolistas repitan conmigo: el pasado no ha quedado atrás, no se puede borrar por Decreto; la descomposición que padecemos es resultado del desastre neoliberal.

Respiren profundo que la Cuarta Transformación de México está en marcha. Así que disculpen las molestias, estamos reconstruyendo el país.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.