Por: @miguelpompav

Seguramente por la elección de la imagen que acompaña esta columna de opinión, así como el titulo de la misma, se podría pensar que esta es solo una critica más, como las miles que surgieron el día sábado durante y después de los hechos acontecidos en el estadio de La Corregidora en Querétaro, y es que podríamos despotricar muy fácilmente en contra de la barbarie, subirnos al escalón de la superioridad moral o al de la inteligencia humana que hace alusión a los actos “animales” que sucedieron el día sábado 5 de marzo, es más podríamos sumarnos al reclamo de la “persistente” polarización de la sociedad que según los conservadores es causada por Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, ahí radica la justificación de esta opinión, el culto a lo absurdo, una practica generalizada por los cuadros políticos que se oponen al Gobierno de la Cuarta Transformación que buscan las razones más absurdas para poder colgarle errores a la administración de AMLO.

Entre los cientos de comentarios que surgían a cada momento en las redes sociales mientras se iban dando a conocer lo sucedido en Querétaro, surgían los absurdos, era su momento para hablar de la polarización y del como esa polarización es creada exclusivamente por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias matutinas. La facilidad para culpar a un solo hombre de las cosas horribles que pueden pasar en un País es realmente apetecible para los conservadores, para que tomar en cuenta otras cosas como la salud mental de una ciudad importadora de trabajadores y exportadora de indigentes, la posible intromisión de grupos delincuenciales, la nula respuesta de un gobernador panista y la poca importancia que le da a la gente la iniciativa privada sobre las ganancias monetarias.

No podemos discutir lo horrible de la situación que vivieron cientos de personas en lo que solamente debería de haber sido un espectáculo deportivo, lo que tenemos que preguntarnos es el porque surgen de la nada ideas tan absurdas que buscan el origen de dichos episodios, echarle la culpa al presidente es solo uno de los absurdos que tomaran mucha más fuerza en el venir de los meses, mientras se vaya acercando la próxima elección presidencial, basta con ver a la Senadora Lilly Téllez, que hace escarnio hasta lo sucedido en Ucrania para intentar golpetear a Andrés Manuel López Obrador y a su partido.

En este culto a lo absurdo, los seguidores y creadores de las noticias falsas no encuentran todavía un limite a su abyección, los reclamos en relación a la posición que mantiene el Estado mexicano en el conflicto Rusia Ucrania solo confirman esto, lo sucedido en Querétaro también lo sostiene, al final los esfuerzos por más absurdos que sean, siguen buscando minar la credibilidad a pesar de que no sostengan ninguna posición dentro del ejercicio que se viene para el próximo 10 de abril, ahora no importa lo que pueda suceder seguramente esa abyección y predilección a lo ridículo los haga gritar que la culpa la tiene AMLO.

Por Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea Mx ¿Te gustaría participa? Puedes enviar tu opinión a contacto@sinlineamx.com