Crecimiento de deuda externa con AMLO es una volada del Reforma

Las campañas electorales iniciaron ayer y hoy mismo los pasquines inmundos ya se esmeraron en comenzar a publicar mentiras sin recato alguno.

El periódico Reforma, quien se ha caracterizado por ser el boletín de propaganda de la mafia y de los cárteles de la oligarquía, publica una noticia seguramente derivada de una deficiencia operativa en las calculadoras que utilizan, anunciando que la deuda externa de México creció en 46% del 2019 al 2021. Una volada muy similar a la que se permitió la Auditoría Superior de la Federación, con los cálculos inflados de costos en la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

Sin más explicaciones y sin siquiera haberse tomado la molestia de consultar las cifras oficiales de deuda externa publicadas por la Secretaría de Hacienda, sueltan su información falsa haciendo gala de sus mejores cualidades.

Solo para aclararlo, el crecimiento de los intereses de la deuda contraída por los gobiernos anteriores, ha generado un incremento del 13% en la deuda externa en este período, aunque su saldo cambia en función del valor del dólar y no significa que el gobierno actual haya adquirido deuda adicional.

Tratando de emular el milagro de la multiplicación de los panes, estos genios se dedican a escribir en servilletas la multiplicación de los saldos, aunque su profunda ignorancia, su deficiencia de memoria o su mala leche, les impiden señalar los montos de deuda contraída por los gobiernos neoliberales, que pasó de representar el 3% del producto interno bruto del país, a convertirse en un 53% del mismo.

Cuando entró Salinas, México solo debía 260 mil millones de pesos; cuando salió Fox el saldo de la deuda ya era prácticamente de 2 billones de pesos (dos millones de millones de pesos). En esos sexenios la deuda creció 800% es decir, 8 veces.

Sin embargo, solo en el sexenio de Felipe Calderón se contrató deuda pública por más de 3 billones de pesos que nunca supimos donde se aplicaron. La deuda contratada por Calderón implicó un crecimiento de 171% es decir, casi el doble de la cantidad total que se había contratado en toda la historia antes de su lamentable llegada.

Después llegó Peña Nieto y se aceleró aún más la contratación de deuda. En su sexenio, este representante del crimen organizado, nos endeudó con cinco y medio billones de pesos más de lo que debíamos cuando salió Calderón y el crecimiento del saldo fue equivalente a la cantidad total de la contratada por todos los gobiernos anteriores.

Para ser más explícitos, si dividimos el monto de la deuda entre el número de mexicanos que existíamos en este país desde que se contrajo, nos vamos a dar cuenta de que cuando entró Salinas cada mexicano debía 3 mil pesos; cuando salió Fox nuestra deuda era de 19 mil pesos por habitante; después del paso destructivo de Calderón, ya se debían 46 mil pesos por cada mexicano y en diciembre de 2018 esta cantidad aumentó a 87 mil pesos por habitante.

Así los gobiernos neoliberales nos hicieron el favor de cargarnos 84 mil pesos de deuda a cada mexicano durante el tiempo que tuvimos el privilegio de que nos saquearan. Pero ahora los medios afines al PRIAN intentan cargarle el muerto al gobierno actual, pensando que todavía pueden engañar a los ciudadanos con sus mentiras.

Como dijo el reformador alemán Martín Lutero: “Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más rueda, más grande se vuelve”.