Coronavirus… Empresarios toman medidas indignantes para protegerse

El coronavirus, también llamado Covid-19, ha impctado al mundo de una forma en que nadie pensaba.

Cuando el virus fue detectado por primera vez en Wuhan, China en diciembre de 2019 todos lo veíamos muy alejado pensando que no llegaría lejos, pero hoy sabemos que la realidad es otra.

Los países más afectados están en Europa siendo Italia la nación con el mayor impacto, pues llegó a la escalofriante cifra de 475 muertos en un solo día.

Por increíble que parezca el virus ha tardado en impactar a México, ya que los primeros chequeos sobre el virus a quienes entraban al país provenientes de algún lugar con infección se comenzaron en cuanto se detectó la enfermedad en China en diciembre de 2019.

Así mismo, el 21 de enero de 2020 se tomó la primera muestra de una persona que manifestaba todos los síntomas del coronavirus según declaró el ​​​​​​​Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López Gatell en una conferencia de prensa en la Ciudad de México el 22 de enero.

Las cifras al cierre de esta columna se sitúan en apenas 251 casos confirmados, solo 2 muertos y todavía ubicados en la fase 1 de avance de la pandemia.

Reacción de los empresarios

Para que no crezca exponencialmente el número de infectados el gobierno decidió implementar medidas de la fase 2 de una pandemia, pese a todavía tener síntomas de la fase 1.

Lo anterior incluye distanciamiento social, no asistir a lugares concurridos, suspención de clases en todos los niveles educativos, practicar el trabajo desde casa en los casos posibles, etc.

Apenas salieron las medidas, los empresarios de la COPARMEX y la CONCAMIN elaboraron una especie de pliego petitorio dónde piden al gobierno apoyos fiscales y financieros para, según ellos, soportar la crisis.

Hasta ahora el gobierno ha manifestado que deberán cumplir con sus obligaciones fiscales en tiempo y forma, por lo que algunos han emprendido una campaña en la que afirman que, ante la falta de compromiso gubernamental, la iniciativa privada debe remediar la situación.

Nada más irrisorio.

Medidas indignantes

Ahora, lo indignante son las medidas que han tomado algunas empresas para, según ellas, “garantizar la conservación de plazas laborales”.

Por ejemplo…

Alsea, que es el grupo empresarial que administra marcas como Starbucks, Burger King, Chillis y otros restaurantes y cafeterías “invitaron” a sus empleados a pedir un permiso “voluntrio” de ausencia por 30 días sin goce de sueldo.

Soriana “invitó” a los abuelitos empacadores a refugiarse de la enfermedad en casa, pese a no pagarles un salario. Esto los deja sin el de por sí ya mínimo ingreso que perciben por concepto de propinas.

El gimnasio Sportium “invita” a sus trabajadores a firmar un permiso de ausencia laboral por tiempo indefinido sin goce de sueldo con la promesa de ser recontratados tan pronto se normalice la situación, o bien, a firmar la baja “voluntaria” con una “liquidación” de $900.

Acuática Nelson Vargas “invita” a sus trabajadores a solicitar un permiso “voluntario” para ausentarse de sus actividades laborales del 20 al 31 de marzo por asuntos de “índole personal” que requieren la atención del empleado.

Imagine usted, estimado lector, lo inmensamente ricas que son estás empresas y lo insensibles que son al implementar este tipo de medidas dónde obligan a los trabajadores a firmar permisos y hasta renuncias de forma “voluntaria” y declarando falsedades.

Enriquecimiento empresarial

Estos y otros empresarios se han nutrido por décadas del trabajo de los mexicanos y resulta inadmisible que ahora que se necesita que hagan un esfuerzo no lo puedan hacer bajo el argumento de “cuidar las plazas laborales”.

Empresarios inconformes con políticas de AMLO

Seamos sinceros, comprar cachitos para la rifa del costo del Avión Presidencial son migajas, nimiedades para ellos, pues la enorme mayoría de ellos son inmensamente ricos.

El gobierno ha hecho su parte, los mexicanos de a pie ponemos nuestra parte… ¿Y los empresarios… qué ponen?

* ¿Los bancos habrán pensado en eliminar los gastos de cobranza y reducir sus tasas de interés que minan mes con mes la economía de sus clientes?

* ¿Las empresas de telecomunicaciones como Telmex, Telcel, izzi, Axtel, Totalplay y otras estarán pensando en reducir sus tarifas por unos 3 meses?

* ¿Las tiendas de autoservicio como Walmart, Soriana, Chedraui o Bodega Aurrerá estarán pensando en reducir el precio de sus productos y compartir con el consumidor una parte del IVA?

* ¿CFE tendrá ya un programa de apoyo en el recibo de luz, sobre todo para el servicio doméstico?

Lo anterior solo por mencionar algunas.

Es tiempo que los empresarios regresen al país algo de lo MUCHO que los ha alimentado por décadas.

La emergencia sanitaria nos pega a todos y muchos de nosotros no podemos darnos el lujo de simplemente parar máquinas.

Así las cosas.

@Cr_Politco