@_BarbaraCabrera

“Una sociedad que lee, tiene capacidad de resistencia porque genera pensamiento crítico”

Paco Ignacio Taibo II

 

Recientemente se suscitó un evento que durante la época neoliberal era impensable: por instrucciones del Presidente de México y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, Andrés Manuel López Obrador; el Campo Militar número 1 abrió sus puertas a las víctimas de la Guerra Sucia, así como a los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa.

Así lo dijo el 22 de junio de este año en una ceremonia de inicio de actividades de la Comisión de la Verdad por violaciones graves a los derechos humanos de 1965 a 1995: “Estamos dando instrucciones de abrir el Campo Militar No. 1 y sus archivos para que se haga toda la investigación necesaria y se conozca la verdad; que no ocultemos nada, absolutamente. Cero impunidad”

Mientras tanto, Alejandro Encinas Rodríguez, quien es subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, así como presidente de la Comisión de la Verdad señaló de manera significativa: “que nunca más la intolerancia enfrente al pueblo con las Fuerzas Armadas, que la puerta que hoy se abre no se vuelva a cerrar”

Ante lo cual digo, no se trata de es una situación fácil. Tomará tiempo y será doloroso, pero es necesario empezar a sanar. Hoy abrazamos esta acción de reconciliación nacional, donde la búsqueda de la verdad constituye un acto de memoria y justicia; para que nunca más se repitan capítulos oprobiosos como los señalados.

Cuidemos y no perdamos de vista que la memoria histórica, el acceso a la verdad, la reparación integral y la no repetición de los hechos, son parte de nuestros derechos.

Actualmente tenemos un gobierno federal empático, el cual a partir del cambio de régimen y la implementación de la Cuarta Transformación de la Vida Pública que enarbola un Estado de Bienestar; ha generado mecanismos de apertura, disposición al diálogo; además de estar dispuesto a resolver entuertos y dar certeza a la población ante los atropellos, la represión y las desapariciones que fueron la constante en el anterior régimen.

Al mismo tiempo, se están consolidando diversas herramientas de participación ciudadana directa; ya les he hablado en otras Nornilandia acerca de las consultas populares y la revocación de mandato –ambos instrumentos ya ejercitados por nosotros en este sexenio- y pronto llegará el turno de hacer uso de otro ejercicio de democracia participativa, organizado por la Secretaría de Gobernación en el marco y con los lineamientos del artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Al respecto, habrá jornadas de promoción, información y debate a partir de octubre en las plazas públicas.

En este orden de ideas, la Secretaría de Gobernación dio a conocer a finales de septiembre –durante la conferencia de prensa del presidente- el formato de tres preguntas que conformará dicho ejercicio participativo para conocer la opinión del pueblo en materia de seguridad pública; el cual se llevará a cabo el 22 de enero de 2023, de 8 a 18 horas, y los resultados definitivos, avalados por un Comité Ciudadano, se darán a conocer el 24 de enero de 2023.

Podrán participar –de manera presencial y en línea, a través del portal de la Secretaría de Gobernación- los ciudadanos mexicanos, en el país y el extranjero, que cuenten con CURP y una identificación oficial con fotografía.

Las preguntas serán:

  1. ¿Estás de acuerdo con la creación de la Guardia Nacional y con su desempeño hasta ahora?
  2. ¿Consideras que las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina, deberían mantenerse haciendo labor de seguridad pública hasta 2028 o que se regresen a sus cuarteles en marzo de 2024?
  3. ¿Cuál es tu opinión de que la Guardia Nacional pase a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional o dependa de la Secretaría de Gobernación o de la Secretaría de Seguridad Pública?

En este sentido, el derecho a participar y a manifestarnos debería enseñarse desde las primeras etapas de la vida; para que llegado el momento se ejerza a plenitud nuestra ciudadanía. Así que ¡poder ciudadano, infórmate y actívate!

¡Hagamos que esta jornada sea histórica en materia de participación ciudadana! Sigamos, juntos, haciendo historia.

Porque ha quedado demostrado con este cambio de régimen que con el pueblo todo, sin el pueblo nada. México se está transformando de la mano de la gente y con el liderazgo de nuestro querido presidente López Obrador –de quien es oportuno decir, y abro paréntesis: mantiene el segundo lugar mundial de aprobación ciudadana, de acuerdo con la encuesta de Morning Consult, alcanzando el 70%; además de contar con el respaldo del pueblo de México- quien ha abordado públicamente y en diversas ocasiones el tema de sus padecimientos que recientemente aparecen como supuestas “revelaciones” en la información obtenida ilegalmente de archivos militares. En este contexto, los integrantes de la decadente y minoritaria oposición moralmente derrotada; están desesperados, propagan su odio y lanzan noticias falsas como si no hubiera mañana, siguen sin sorprender, ni entender. Para ustedes ¡vitacilina, ah que buena medicina!

Nuestro querido presidente Andrés Manuel López Obrador trabaja incansablemente por México; todos los días, sin descanso.

Para finalizar esta columna, ya lo dijo el presidente en “La Mañanera” del 3 de octubre: “Tengo la fortaleza suficiente, y sobre todo las convicciones y el amor al pueblo, para concluir mi tarea de sentar las bases de la transformación de México”

Aprovecho para decirle señor Presidente que su amor y dedicación al pueblo es plenamente correspondido.

Los admiramos, lo respaldamos y lo queremos mucho; porque amor con amor se paga.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Advertisement

Por Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.