Antonio Sola: “hacedor de presidentes”

Por Miguel Ángel Lizama
@Migueliz8

En el umbral de las elecciones para renovación de media legislatura federal, casi la mitad de gubernaturas y muchos municipios del país, surgen del interior de MORENA alertas por la supuesta intención de su dirigencia nacional de concentrar el gasto electoral etiquetado por el INE para su dispersión donde habrá comicios.

Lo peor de esta advertencia es que se habla de que será nuevamente contratado como estratega político Antonio Sola, cuyo costoso efluvio “AMLO, UN PELIGRO PARA MÉXICO”, originó una violenta, sangrienta y corrupta etapa en México que apenas está revirtiendo la víctima de tal estrategia.

Tal intención “mercadológica” atribuida al líder morenista, supondría el desconocimiento o menosprecio a la segmentación lógica -por ubicación y costumbres- de una población multicultural como la de México, que los mismos estadounidenses (amos del Marketing general y político) percibieron y atendieron desde principios de los 1980, en su principal mercado de consumo popular dentro de su territorio, CALIFORNIA.

Los voraces tiburones norteamericanos notaron que una importante porción poblacional en su país, se expandía velozmente con características propias muy particulares a partir de su procedencia. Le llamaron MERCADO HISPANO. Los grandes corporativos dedicaron esfuerzo y presupuesto a definir este segmento de crecimiento vertiginoso y relevante en la principal economía de la Unión Americana. Los estudios demoscópicos los guiaron en su atención a esta marcada segmentación.

Por entonces, LEVI STRAUSS fue la primera marca que hizo contacto en México con un grupo publicitario que ya tenía en su haber importantes campañas nacionales mexicanas, para desarrollar un esfuerzo enfocado particularmente en el Mercado Hispano, en términos que les resultara familiares y fácilmente identificables en su origen. Pidieron juntas de planeación en su agencia publicitaria de Los Ángeles y hasta pagaron la producción de un jingle en estudios y con músicos californianos, supervisados -por exigencias legales- por una celebridad como QUINCY JONES, pero con talento autoral y productor mexicano, llevado ex profeso para ello. La campaña fue un éxito. Y las ventas también.

Luego siguieron CHRYSLER y otras reconocidas marcas mundiales que también admitieron esa segmentación que requería atención particular si deseaban potenciar sus ventas y conservar/expandir porciones del mercado.

En lo personal me tocó volar de urgencia a Los Ángeles para atender una junta de planeación de la campaña de un dentífrico que quería impactar el Mercado Hispano de California, primero, y luego del resto de EU. Divergencias económicas impidieron concretar con éxito el intento, aunque cubrieron los gastos de planeación.

Viene a cuento todo esto por la posible recurrencia al “hacedor de presidentes” Antonio Sola para garantizar el éxito de MORENA en junio de 2021, cuando el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR trabaja y construye cada día la 4T, a base de cumplimiento evidente de promesas y atención a nuevas necesidades que presenta el país, imprevistas como la pandemia de Covid-19 o reactivas como los sabotajes empresariales a la atención de los ciudadanos de México.

En 2006, los empresarios encabezados por el hoy exhibido X. González Laporte en el Consejo Coordinador Empresarial, contrataron a Solá como punta de lanza contra López Obrador. Habían fracasado los torpes intentos de Fox por descarrilarlo con frustradas acusaciones penales y un absurdo Desafuero, que lograron el efecto contrario. LÓPEZ OBRADOR ERA IMPARABLE, como hoy.

DICEN QUE FUE UN ÉXITO la campaña de Sola porque AMLO no llegó. Pero la realidad es que, pese a las múltiples presiones concertadas, Felipe Calderón “hecho presidente por Sola” apenas logró un muy tramposo MEDIO PUNTO PORCENTUAL, que Fox y toda su Nomenklatura se apresuraron a proclamar como “claro y contundente” triunfo del panista. El tiempo y la realidad pusieron todo en su lugar.

La “toma de posesión” clandestina y la investidura por la puerta trasera del Congreso en medio de un forzado cerco paramilitar, dan cuenta de la “claridad y contundencia” del éxito atribuido a Solá, cuando en realidad fueron las presiones políticas de entonces las que obligaron al “independiente e imparcial” Tribunal Electoral a culpar a los quejosos por “no haber demostrado el nexo causal” de queja y resultado. Como si un homicidio no existiera porque la víctima no se quejó.

Aquí consigno versiones por confirmar o desmentir. Pero como ya se apuntó: El tiempo y los hechos ponen todo en su lugar.

Columnas

Columnistas invitados en Sin Línea