Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió los nombramientos de nuevos cónsules y embajadores que representarán a México en el extranjero, que incluyen a los ex gobernadores priistas Claudia Pavlovich y Carlos Miguel Aysa.

Ante esto, el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, amenazó con expulsar a los exgobernadores del tricolor que aceptaron puestos en el gobierno de López Obrador pueden ser acreedores a la expulsión del partido.

El día de ayer, la Secretaría de Relaciones Exteriores dio a conocer una lista de nuevos nombramientos en embajadas y consulados. Entre los que se encuentran Claudia Pavlovich, exgobernadora de Sonora y de Carlos Miguel Aysa González, ex gobernador de Campeche.

A pregunta sobre su opinión el mandatario federal respondió:

“Nosotros tenemos buena opinión de todos los propuestos, de todos, por eso hicimos este planteamiento, todos para nosotros son mujeres, hombres que merecen respeto y representarnos”, dijo.
Dijo además, que la mayoría de los representantes de México al extranjero fue bien aceptados en redes sociales.

“No van a ir los embajadores a hacer labor partidista, van a representar a nuestro país, la política exterior de México está definida en la constitución, ahí están los principios de no intervención de los pueblos, solución pacífica, ahí está lo que les estamos pidiendo a los embajadores”

Sobre el caso de Pedro Salmerón, quien fue señalado en redes por un supuesto acoso sexual a las alumnas, el Presidente López Obrador mencionó que no existe una denuncia formal o legal contra el historiador a quien calificó como uno de los mejores estudiosos sobre Francisco Villa.

“Vamos a esperar que haya información que haya pruebas para no adelantarnos”.

De Pavlovich y Aysa consideró que es necesario esperar a que decidan si aceptan el cargo ante el amago de su dirigente nacional de expulsarlos del partido, además, deben ser ratificados por el Senado.

Además, lamentó la postura de la dirigencia del PRI por el amague de expulsión a los ex gobernadores y aseguró que “México debe ser representado en el extranjero de manera plural”.
Incluso dio a conocer que había invitado también al panista Javier Corral pero por su doble nacionalidad decidió no participar.

“Se me hace muy rudo, muy excesivo porque no dejan su militancia, no están vendiéndose como se decía antes. Se puede vender el trabajo pero no la conciencia, no es el caso, ellos no van a afiliarse a otro partido, ellos van a representar a México, claro mientras estén como representantes no pueden hacer labor partidista pero con todo respeto se me hace muy poco político, muy poco tolerante”.

Con información de Milenio