Con lo ocurrido en Culiacán, quedó demostrada la hipocresía de los conservadores

Por: @mosaico_rebelde

Ante los hechos ocurridos ayer en Culiacán, enfrentamiento por la detención del hijo del Chapo y su liberación, he leído tantas opiniones de todo tipo, reclamos al presidente, etc. Sin embargo, de todos esos comentarios los que más me han llamado la atención son aquellos que sin sustento en sus argumentos reclaman a lo tonto que lo hayan liberado y en sus reacciones incluso hay risas. Esa burla a una ciudad completa que estuvo en manos de los narcos y familias que estuvieron a punto de ser masacradas, pero que efectivamente el gobierno tomó la decisión de liberarlo en vez de elegir detenerlo a costa de vidas humanos inocentes.

Entonces me pregunto ¿qué clase de seres humanos son para que les cause risa o burla?, mi reflexión es en un mundo donde se han destapado todo tipo de estilos de vida, aparentemente más saludables, aparentemente más espirituales, donde se han puesto de moda los pensamientos positivos y “amorosos”, un mundo en donde mucha gente da su vida por los animales, es justo ahí, donde a esos seres humanos se les olvida, no quieren ver, son indiferentes con otras vidas humanas.

La violencia se hizo parte de este mundo, se normalizó, nos acostumbramos y la doble moral también, pues muchos de aquéllos que predican todos esos pensamientos parece no importarles ni tantito lo que se llama vidas humanas. Tampoco se acuerdan de todos los años pasados, donde liberaron, pactaron y recibieron dinero de delincuentes, incluso esos ex presidentes se atreven a opinar, señalar y criticar, cuando fueron ellos quienes empezaron este desmadre en el país. ¿Con qué calidad moral abren la boca?. Esto a muchos se les olvidó o simplemente nunca se informaron.

Por un lado, la indiferencia ante las tragedias y por otra parte, los que prefieren vivir en su burbuja rosa, cegarse, taparse los ojos y mientras ellos, su familia y sus negocios o trabajos estén bien, lo demás no importa, los demás se pueden ir al carajo.

¿De qué te sirve querer salvar a medio planeta de animales si te vale madre la vida humana en varias de sus etapas?, ¿de qué sirve ser tan intelectual y leer un arsenal de libros, tener doctorados y maestrías si al de al lado no lo volteas a ver?, ¿de qué sirve tu religión, tu yoga, tu buda, tu positivismo y tu burbuja rosa si eres capaz de reclamar la detención de un delincuente a costa de vidas humanas?.

No concibo esa forma de ver la vida, no concibo una amistad así, en mi mundo no caben, no entran, no siguen junto a mí. Va más allá si la estrategia falló, estoy hablando de tu humanidad.

Pudo haber fallado la estrategia, pero ni tan fallida puesto que agarraron al delincuente, sin embargo, el monstruo al que se enfrentaron quizá no fue medido y se salió de las manos. Pero llegado a ese punto entre retenerlo o liberarlo para salvar vidas, la decisión fue la correcta, en mi muy personal punto de vista.

En México hay gran parte de la población que ya se acostumbró a la violencia y prefiere un presidente aplicando la fuerza con todo a un líder que empieza a elegir diferente.

Todo esto solo deja ver claramente quién es quién, sus valores, su congruencia o su doble moral, ahí es donde uno elige con quien quiere seguir compartiendo este viaje llamado vida o a quien ir soltando en el camino.