AL ROJO VIVO: O Bimbo miente o siempre ha sido una pésima empresa

Dice Bimbo que la pasa mal por culpa del alza al Impuesto Especial a Producción y Servicios (IEPS) y que por eso tiene que elevar el precio de sus productos.

¿Esto es posible? Sí y no.

Sí porque cualquier alza en el costo de producción de un bien, lo que incluye los impuestos, implica que el precio debería elevarse.

Y no porque si haz tenido buenas ganancias puedes echar mano de ellas para mantener tus precios y, por consecuencia, a tus clientes fieles a tu marca.

¿La empresa perdería dinero? Sí y no.

Sí porque las ganancias se reducen, simples matemáticas.

Y no porque lo que pierdes por el costo de un solo producto se puede recuperar si vendes muchísimas unidades de ese mismo producto, que es el caso de Bimbo.

En pocas palabras, Bimbo no está en la situación tan apremiante que nos pretende hacer creer con el único fin de mantener sus ganancias y no lo digo yo, lo dicen sus números.

No es nuevo que se acuse a Bimbo de no pagar impuestos

En 2013 la empresa concedió una entrevista a Carmen Aristegui por declaraciones del entonces diputado Silvano Aureoles.

Bimbo, a través de Luis René Martínez, director de asuntos corporativos, afirmó que sí pagaban impuestos y que se podía saber porque lo hacían mediante el régimen fiscal vigente (de 2013) y no el simplificado (o de consolidación fiscal) como lo declaró el legislador perredista.

Carmen Aristegui. Foto: El siglo de Torreón

En aquella ocasión todo quedó en escarnio público y Bimbo siguió su vida sin problema.

Para entender mejor… ¿Cómo funciona el régimen de consolidación fiscal?

El régimen de consolidación fiscal se creó en 2013, primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, para facilitar la forma en que los contribuyentes, sobre todo los grandes, presentan sus declaraciones anuales y pagos de impuestos.

Pongamos un ejemplo.

Carlos Slim es dueño de Grupo Carso y a este grupo pertenecen Telmex, Sanborns y Telcel (y otras).

El Ing. Slim paga impuestos mediante el régimen fiscal consolidado, es decir, por una sola empresa, Grupo Carso, y no por cada una en lo individual (Telmex, Sanborns y Telcel).

El régimen de consolidación fiscal permite equilibrar ganancias, pérdidas y ocultar si alguna de sus empresas está vendiendo más, lo que implicaría que debería pagar más impuestos y por esta misma razón es complejo comprender lo que percibe cada empresa por separado.

Ahora entendemos por qué las riquezas de los que ya eran ricos se multiplicaron exponencialmente entre 2012 y 2018.

Porque el régimen de consolidación fiscal se usó para ocultar ganancias y evadir impuestos, las cosas por su nombre.

El gobierno cambia de postura

Bimbo (y otras empresas) estaban acostumbradas a abusar del régimen de consolidación fiscal y de la condonación de impuestos, es decir, que se le perdonara una parte de los impuestos que debía pagar.

Cuando llega el Presidente López Obrador emite un decreto por el que se elimina por completo la posibilidad de condonar (perdonar) impuestos.

Con esta medida las empresas tendrán que pagar a partir de ya su carga tributaria completa y de atrasarse, como era la costumbre para hacer un convenio posterior y pagar muchos menos impuestos, tendrían que pagar no solo esos impuestos, sino también las multas.

Luego, la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP con Santiago Nieto al frente empieza a hacer su trabajo, verificar que las cuentas sean claras y limpias, lo que seguramente puso a temblar a más de un empresario.

Después de estas dos medidas a los empresarios no les queda otra más que adaptarse a la nueva realidad fiscal o rebelarse a costa de poner en riesgo su patrimonio y es en esto último dónde se posicionó Bimbo, pues prefiere arriesgar la fidelidad de sus clientes elevando sus precios para proteger sus ganancias, las que tarde o temprano se verán afectadas de todas formas.

Bimbo miente

La compañía del osito panadero miente al afirmar que gracias al aumento del IEPS se ven obligados a aumentar sus precios para mantener la solvencia de la empresa.

¿Pruebas?

El propio Presidente y Director General de Grupo Bimbo Daniel Servitje afirma que tuvieron cifras récord en ganancias y ventas globales en 2018.

Fuente: grupobimbo.com

Aquí algunos detalles del informe de ese año:

* Bimbo vende sus productos en varios países del mundo, entre ellos México, España, China, Canadá, Estados Unidos y Chile, por mencionar algunos.

* Las ganancias globales se incrementaron 7.8% alcanzando la cifra de $288 mil, 266 millones de pesos.

* Las ventas netas en México registraron un incremento de 10.5% en 2018 ubicándose en $99 mil, 859 millones de pesos.

Tabla de ventas netas mundiales 2018. Fuente: Informe anual 2018 de Grupo Bimbo

* Bimbo pagó en impuestos en 2018 al gobierno de Peña Nieto $4 mil, 897 millones de pesos, es decir, $1 mil, 385 millones de pesos menos que en 2017, lo que resulta absurdo considerando que Servitje afirmó tener récord en cifras de ventas y ganancias, es decir, vendió más, ganó más pero pagó menos impuestos.

Se resalta la cifra pagada en impuestos en 2018 y su relación con la pagada en 2017. Fuente: Informe anual 2018 de Grupo Bimbo

* La empresa del osito tiene una línea de crédito a nivel internacional de $2 mil millones de dólares.

Daniel Servitje, presidente del Consejo y director general, comentó:

Daniel Servitje, Director General de Grupo Bimbo desde 1997. Foto: Crónica Global

Cerramos el año rompiendo récord en ventas netas, utilidad bruta, utilidad de operación y UAFIDA ajustada, posicionándonos como una empresa con mayor firmeza y eficiencia, que continuará creando valor y sirviendo a nuestros consumidores.

A lo anterior hay que agregar que en abril de 2018 y 2019 tuvieron dos de sus cuatro mejores cierres mensuales en la Bolsa Mexicana de Valores entre los meses de febrero de 2018 y enero de 2020, lo que “casualmente” coincide con el cierre del año fiscal, momento en que se presenta la declaración anual de impuestos y la solicitud de deducciones, lo que implica la posible devolución de dinero a la empresa, recuperando así el dinerito que pagó en esos impuestos y un poquito más.

De esto último se desprende la prueba de que la empresa no estaría pagando impuestos.

Fuente: https://mx.investing.com/equities/bimbo-a-historical-data

Ahora las preguntas obligadas…

Considerando el extraordinario crecimiento de cifras de la empresa…

¿Cree ud., estimado lector, que Bimbo fue realmente afectado por el aumento del IEPS?

Tomando en cuenta que en 2018 Bimbo tuvo un crecimiento en ganancias del 7.8%, lo que se traduce en una cifra record global de $288 mil, 266 millones de pesos…

¿No cree ud., estimado lector, que hay algo raro en el pago de sus impuestos cuando solo contribuyeron a la hacienda publica mexicana con solo $4 mil, 897 millones de pesos?

Y…

¿No piensa usted estimado lector, que Bimbo podría mantener sus precios, absorber la parte del IEPS que se incrementó y honrar la palabra que ha empeñado el Consejo Coordinador Empresarial al afirmar que están comprometidos con México y con el proyecto del Presidente López Obrador?

Así las cosas.

@Cr_Politico

error: Content is protected !!