AL ROJO VIVO: Comentócratas y sin aval de la SEP para ejercer su profesión

Los intelectuales se han abierto muchos espacios en los medios de comunicación y, más de uno, incluso es titular de algún programa que se transmite por radio y TV.

Ahora bien, dentro de estos espacios y algunos impresos, se jactan de haber estudiado en prestigiosas instituciones de educación superior nacionales y del extranjero; se hacen llamar Maestros o Doctores por, supuestamente, tener estudios que los especializan en algún área del conocimiento, sin embargo, más de uno no cuenta con el aval de la Secretaría de Educación Pública. Dicho en palabras más simples, algunos de los llamados intelectuales no cuentan con cédula profesional y/o de posgrado para ejercer con el título que dicen ostentar.

Las cédulas profesionales y de grado académico no solo avalan a una persona para ejercer una profesión determinada, sino que además, conceden la autoridad para opinar en el área de la que se supone se es especialista. Dicho de otra forma, los documentos en cuestión apoyan tus dichos y le dan seriedad a tus palabras, pues cuentas con una carta – credencial que te avala en la materia.

Es por esto que en la columna “AL ROJO VIVO”, descubriremos a algunos de los llamados intelectuales que han sido críticos de la actual administración exigiendole respetar el estado de Derecho y expondremos si cuentan con la cédula de grado correspondiente para poder ejercer, sobre todo en la Ciudad de México, lo cual está estipulado en el Artículo 25º de la “Ley Reglamentaria del Artículo 5º Constitucional, relativo al ejercicio de las Profesiones en la Ciudad de México”.

NOTA: Con esto no se afirma que los personajes en cuestión no realizaran los estudios que dicen ostentar, sino solo se menciona que si hicieron un estudio debieron realizar los trámites para obtener la Cédula correspondiente para su ejercicio profesional, pues de otra forma y por lo cuestionable de muchos de sus dichos… ¿con qué autoridad se expresan si quien por ley debe darles el aval no los reconoce oficialmente como profesionistas o especialistas en en una disciplina o ciencia determinadas?

Si usted mismo, estimado lector, desea verificar si el tema en cuestión es cierto, entre a la web del Registro Nacional de Profesionistas (aquí), introduzca el nombre completo del involucrado y busque la información.

Enrique Krauze Kleinbort

Enrique Krauze ha estado en el ojo del huracán en la últimas semanas por la “Operación Berlín” que lo señala por haber fraguado, junto con intelectuales y empresarios, una campaña sucia contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante la contienda presidencial de 2018.

Según la biografía de Krauze publicada en Milenio el pasado 18 de marzo, es fundador de la Revista Letras Libres y de la Editorial Clío (esta última con la participación de Emilio “El Tigre” Azcárraga Milmo, entonces Presidente del Consejo de Administración de Televisa) y se define como historiador, escritor y editorialista, sin embargo, hay que precisar dos detalles.

1º – Krauze no es Historiador, es Ingeniero Industrial con un Posgrado en Historia a nivel Doctorado por el Colegio de México, que es muy distinto.

2º – Según consta en el Registro Nacional de Profesionistas, no cuenta ni con cédula profesional de Ingeniero y tampoco con la cédula de grado de Doctor.

Héctor Aguilar Camín

El Sr. Aguilar Camín es, según datos que figuran en la página web de Ediciones Cal y Arena (de la que es Director) Licenciado en Técnicas de la Comunicación por a Universidad Iberoamericana y Doctor en Historia por el Colegio de México.

Foto: El Universal

Es Director y Presidente del Consejo de Administración de la Revista Nexos, columnista en el periódico Milenio y, según consta en la misma web, ha laborado en los periódicos La Jornada y Uno mas uno, así como en el INAH y como panelista con Leo Zuckermann en “Es la hora de opinar”.

Cualquiera podría pensar que, al ser un académico y escritor consolidado, cuenta con el requisito de ley para decirse Historiador y ejercer la profesión, sin embargo, al igual que con Krauze:

1° – Aguilar Camín tampoco es Historiador, sino Comunicólogo con un Posgrado en Historia.

2° – Sus estudios tampoco figuran en el Registro Nacional de Profesionistas de la SEP.

Denise Eugenia Dresser Guerra

Denise Dresser es alguien que no necesita presentación. Aclamada escritora de títulos como “El país de uno” y “Manifiesto mexicano” ha sido una aguerrida crítica de la administración de Andrés Manuel López Obrador, sobre todo en lo que corresponde al tema de la Guardia Nacional.

Foto: enmichoacan.com

Sus participaciones más brillantes las podemos ver en segmentos del programa “Es la hora de opinar” transmitido por Foro TV de Televisa conducido por Leo Zuckermann en general los días miércoles cuando ha sido barrida una y otra vez por el Mtro. Gibrán Ramírez, Politologo por la UNAM y el Colmex.

Lamentablemente ya no hemos podido ver estos interesantes rounds Dresser – Ramírez debido a que en ocasiones hay un tercer opinador en la mesa o han prescindido de Gibrán para sustituirlo por el periodista Pablo Majluf, convirtiendo el debate en una charla de café a la que solo faltan las galletitas, pues no debaten, sino que comparten las mismas ideas y puntos de vista sobre los temas en cuestión.

Respetando la insistencia de la Sra. Dresser en ser llamada Doctora, Politóloga y catedrática del ITAM confiamos en su palabra y buscamos, al igual que en el caso de los dos caballeros anteriores, el respectivo registro de sus estudios ante la SEP, sin embargo, lo más cercano que pude encontrar para referir su preparación académica está en la Wikipedia y en algunas otras páginas web que la identifican como Lic. en Relaciones Internacionales por el Colmex y Maestra y Doctora en Ciencias Políticas por la Universidad de Princeton en Estados Unidos.

De ninguno de los estudios se pudo encontrar constancia en el Registro Nacional de Profesionistas de la SEP.

Jorge Castañeda Gutman

Probablemente el más egocéntrico de los cuatro, sí, incluso más que Denise Dresser, pues tiene una página web personal jorgecastaneda.org en la que exalta sus logros personales e incluso pide donaciones monetarias a través de la plataforma digital PayPal.

Foto: El Universal

Según la biografía en su propio sitio web, Castañeda Gutman estudió en universidades en el extranjero y la única fuente que menciona un estudio en México es la Wikipedia, y no es por falta de seriedad, sino porque no encontré un sitio más formal que citara sus estudios en la UNAM.

El ex-canciller mexicano en tiempos de Vicente Fox ha estudiado desde la adolescencia en otros países: bachillerato en Artes en la Universidad de Princeton (Estados Unidos); la Lic. en Filosofía por la Universidad de París (Francia); tiene dos maestrías, una en Ciencias Sociales por la Escuela Práctica de Altos Estudios (Francia) y otra en Filosofía por la misma Universidad que lo licenció en la misma materia; y la joya de la corona, un Doctorado en Historia Económica, también, por la Universidad de París.

Pareciera ser que el Sr. Castañeda siente un profundo desprecio por la preparación académica de México, pues como puede observarse, todos sus estudios son en Francia y Estados Unidos, además de ser miembro de múltiples sociedades de intelectuales de nuestro vecino país del norte.

El articulista de El Financiero y de la revista Time y comentarista en “Es la hora de opinar” con Leo Zuckermann fue sometido a la misma prueba que los tres anteriores y… ¿adivinen?… ¡exacto! tampoco cuenta con cédula profesional de licenciatura, maestría y doctorado. Ahora, uno podría pensar que no se las dan porque estudió en el extranjero, sin embargo, el Registro Nacional de Profesionistas también tiene un proceso para otorgar las cédulas correspondientes por estudios hechos en el exterior.

A pesar de lo anterior, lo más paradójico del asunto es que el Sr. padre de Castañeda Gutman, Jorge Castañeda Alvarez de la Rosa, sí cuenta con cédula profesional, estudió la Lic. en Derecho por la UNAM que data del año 1953.

Los “intelectuales” engañosos

¿Recuerdan cómo los comentócratas han denostado una y otra vez al Presidente López Obrador por no respetar, según ellos, el Estado de Derecho, los procesos de licitación para proyectos y por desaparecer, supuestamente, dependencias como las estancias infantiles o los refugios para mujeres víctimas de violencia intrafamiliar?

Bueno, pues les devolvemos la pregunta… ¿con qué calidad vienen a exigir un Estado de Derecho que ustedes mismos no respetan? Quien esto escribe es profesor universitario desde hace 8 años y docente de carrera con casi dos décadas de experiencia y lo primero que le han pedido es, mínimo, la cédula profesional de Licenciatura, entonces, ¿de qué privilegios gozan estos cuatro ilustres personajes para presumir y dar por sentado aquello de lo que no tienen aval para ejercer… ustedes sí pueden “doblar” el Estado de Derecho arbitrariamente cuando les parece algo burocrático e innecesario a pesar de no afectar nada más que el simple hecho de reinterpretar la norma que ya está obsoleta o mal elaborada?

Así la hipocresía de Krauze, Aguilar Camín, Dresser y Castañeda. ¡Cierto, un detalle más!

Foto: anonymousweb.mx

¿Recuerdan que comenté en la sección de Denise Dresser los agarrones que se ha dado la sra. con Gibrán Ramírez en el programa de Leo Zuckermann Behar?

Pues bien, sepan que en esos programas el único avalado por la autoridad educativa para ejercer su profesión es el Maestro Ramírez, quien egresó de la UNAM y del Colmex  y digo el único porque Leo Zuckermann… ¡TAMPOCO TIENE CÉDULA PROFESIONAL DE LICENCIATURA NI POSGRADO!, pero esta, estimado lector, es otra historia.