Agosto con inflación a la baja, economía estable y sin adquirir más deuda

Durante la primera quincena de agosto la inflación se redujo 0.08 puntos porcentuales, quedando en 3.29%, nivel que no se veía desde diciembre de 2016, cuando aún no se liberaba el precio de la gasolina durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) la disminución de 0.08% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) es histórica, porque es la más baja registrada desde 1988, además de ser la única negativa.

Los comentarios del mercado reconocieron que las cifras son sorprendentemente positivas, pues la inflación pasó de 3.78% al cierre de julio a 3.29% durante la primera quincena de agosto, quedando por debajo del estimado que se ubicaba en 3.51% según pronósticos.

Algunos factores que definieron la tendencia de la inflación a la baja fueron:

* Reducción de precios en los productos agropecuarios.

* Disminución de precios en gastos de avión, universidad y el limón.

Otros factores que bajaron la presión en la medición de la inflación fueron los precios del jitomate, los alimentos cocinados y los refrescos envasados.

Algunas cifras que no se alcanzaban desde agosto de 2016 son:

* La inflación no subyacente (productos y servicios más propensos a la volatilidad), tuvo tan solo 0.66% de aumento.

* El componente subyacente (productos y servicios más estables), se incrementó en 0.11 puntos porcentuales.

Foto: Notimex

Llama la atención que, pese a que el crecimiento económico no se ha dado como la oposición espera, este se ha mantenido estable, con tendencia a la alta y, muy importante, sin adquirir más deuda.