¿Qué tiene de especial que en un espacio cualquiera, se den cita 60,000, 80,000, o hasta 100,000 personas que se identifican como conservadores?
Nada en absoluto. Nunca han podido reunir un contingente mayor.

Sin embargo, lo que sucedió el día de ayer en la plataforma virtual de Twitter, es señalado como una hazaña de la derecha.

En un “Espacio” participativo, donde los integrantes del “periodismo mercenario” defendían a Carlos Loret de Mola, acompañados de los integrantes de la clase política y empresarial reaccionaria, se logró una participación de alrededor de 60,000 visitantes al sitio.

La gran mayoría de ellos, haciendo presencia en calidad de oyentes. Poniendo atención a lo que la docena de “influencers” de siempre, señalaban en favor de Loret de Mola y en contra del gobierno del presidente López Obrador.

Incluso se pidió a los participantes, donativos en efectivo, en respaldo a la organización de Claudio X González, “Mexicanos a Favor de la Corrupción”, como los nombra el presidente.
Ahí estaban los de siempre.

Dresser, Lilly Téllez, Claudio X González, Pablo Hiriart, Loret de Mola, Margarita Zavala, Kenia López, Álvarez Icaza, El Universal con su cuenta, y hasta el hijo de Héctor Suárez.
Debo decir que no tuve hígado para entrar al sitio. Conozco lo sucedido por comentarios que hacen otras personas, de más aguante que yo. Y por lo que hoy se publica en redes sociales al respecto.

La intención de este grupo compacto, pequeño, pero de fuerte poder económico, es mantener viva la guerra de lodo iniciada por Carlos Loret de Mola y Carmen Aristegui, en contra del presidente López Obrador y su familia.

No pueden permitir que ese globo inflado y las mentiras de “Lord Montajes”, se vengan abajo.

Este grupo bien identificado con lo que comúnmente se llama “La Mafia del Poder”, sostiene que son los actuales defensores de la democracia en el país.
Si el presidente responde a la calumnia que publica Loret, con máscara de “investigación periodística”, López Obrador comete una acción de autoritarismo en contra de “la libertad de prensa”, aparte de infringir la ley, según sostienen ellos.

El golpeador a sueldo tiene todo el derecho (también según ellos) de expresarse en la forma que le dé la gana. Con pruebas o sin ellas. Atacando con vileza al presidente y a su familia. Es periodista. Y la libertad de expresión, debe entenderse de esa manera, cuando se trata de algún integrante del gremio. Son intocables.
Que López Obrador se haya atrevido a dar a conocer el sueldo recibido por Loret de Mola el año pasado, es un delito, pues usa datos y dependencias oficiales para “atacar a un periodista incómodo”.

Loret de Mola no es incómodo y tampoco es periodista.

Los montajes que ha preparado a lo largo de su carrera, son de todos conocidos. Su salida de Televisa, se debió a una evidente pérdida de credibilidad.

Actualmente, es un golpeador al servicio de los grupos reaccionarios, y el medio informativo en el que trabaja con mayor regularidad, es propiedad y recibe financiamiento de la familia de Roberto Madrazo, priista que en su tiempo aspiró a la presidencia de la república.

En la conferencia mañanera del viernes pasado, el presidente López Obrador señaló con toda claridad, cuál era la fuente que proporcionaba la información relacionada con los $35,200,000.00 que recibió como sueldo Carlos Loret de Mola, en el 2021.

Un particular, como muchos que acuden a Palacio Nacional a pedir apoyo, a denunciar, o a proporcionar información, entregó el documento en donde aparecen las cifras y nombre de empresas pagadoras, que amparan el sueldo recibido por Loret de Mola.

Ahí está el video de La Mañanera del viernes, donde aparece también la hoja de Excel, sin logotipo, ni firma oficial, que fue entregada directamente en Palacio Nacional.
¿Qué defiende entonces este grupo conservador, que es el mismo que hemos conocido siempre?

Los “mercenarios del periodismo”, defienden a Loret de Mola, porque tienen miedo.

Saben que el sueldo de varios de ellos es, si no tan elevado como el de Loret de Mola, si fuera del estándar que se maneja en el pago a los verdaderos periodistas. Los de a pie. Los que en realidad investigan. Los que son amenazados y en lamentables ocasiones, agredidos.

Los “mercenarios del periodismo”, no quieren que se divulgue ese dato, en forma generalizada. Los evidencia como lo que en son en realidad. Mercenarios en venta al mejor postor. Falsos periodistas comodinos y sin escrúpulos. Millonarios algunos de ellos, tal y como ocurre con Loret de Mola y Carmen Aristegui.

Por eso su alianza con la gente de Claudio X González. Ese amasiato les promete colocarlos nuevamente en el sitial de “Cuarto Poder” que hoy ven fuera de su alcance.
No les basta el dinero. Añoran el respeto que se tenía en el pasado, a todo integrante del “gremio” periodístico. Sin importar lo corrupto que éste fuera.
Algunas cuentas reaccionarias en Twitter, hablan de un avance significativo en los propósitos de la derecha mexicana, al haber conseguido reunir un número de participantes significativo, en su Espacio de red.

Alguno llegó a decir que “se había llenado el zócalo de manera virtual”.
Y esto es lo que causa risa.

Todas las cuentas reaccionaras, están infladas con bots de granja, que no representan a ciudadanos reales. Se calcula en más de la mitad el número de robots que retuitean los posteos, que nacen en estas cuentas de “influencers” de cartón.

Llenar el zócalo es una hazaña que no han podido lograr Claudio X González y sus millones. Ni FRENA y su odio extremo. Mucho menos el PAN fascista, o el destartalado PRI con sus grupos corporativos en ruinas.

Llenar el zócalo de la Ciudad de México, es un lujo que solo pueden darse los nutridos contingentes que respaldan al gobierno del presidente López Obrador

No es lo mismo una participación virtual entre cómplices corruptos, en respaldo a uno de los más grandes corruptos de la comunicación, que salir de casa, caminar las calles, aguantar a pie firme las condiciones del tiempo y gritar convencidos en apoyo de un proyecto de transformación, impulsado por el presidente.
¿Quién va a marchar en apoyo a la falsa democracia que dicen defender los grupos opositores?

¿Quiénes van a llenar el zócalo de la capital del país?
¿Sus granjas de bots? ¡No mam3n!

Malthus Gamba