¿Y LOS GOBERNADORES APÁ?

“Si los ciudadanos no prestan atención a la política se corre el riesgo de que lleguen al poder aquellos políticos que no se interesan, ni prestan atención a los ciudadanos, y eso representa un alto costo para la democracia. Para muestra algunos gobernadores locales que son altamente nocivos para el progreso y el bienestar”

@_BarbaraCabrera

Últimamente he tenido varias charlas acerca de las acciones del gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador. De repente muchos parecen interesarse en todo lo que ahí ocurre. Y no es para menos, ya que el Presidente de México es un líder, un luchador y activista social que no pasa desapercibido. La Cuarta Transformación está en la mira de México y el mundo.

Tanto partidarios como detractores están atentos a cada paso y palabra de Andrés Manuel; los segundos, erigidos en oposición odiadora y sin argumentos aprovechan cualquier oportunidad para sacar a relucir su rupestre personalidad atacando sin medida los esfuerzos llevados a cabo para recuperar la seguridad, tranquilidad y hasta la dignidad de un país que perdió bastante durante el periodo neoliberal.

A López Obrador lo quieren hacer responsable de todo, hasta de lo que jamás dijo o de lo que otros hacen. Los moralmente derrotados parecen extasiarse al producir y propagar Fake News; no obstante, pese a sus esfuerzos, los ciudadanos informados no se dejan manipular y las benditas redes sociales continúan haciendo lo suyo, a pesar de los bots y trolls pagados que tienen a su disposición.

Y así con las convicciones bien puestas y con argumentos sólidos he sostenido con distintas personas intercambios de puntos de vista acerca de AMLO y la 4T. Unas más acaloradas que otras. Algunas propositivas y otras donde el interlocutor cree que el Presidente de México debe resolverlo tooooodo y a la vez. Como si décadas de abusos, empobrecer y ensangrentar el país pudieran desaparecer por arte de magia o de un plumazo. ¡Nada más alejado de la realidad!

Ante tan temerario pensamiento y exigencia, mi pregunta es ¿y los gobernadores apá? Digo porque hay quienes solo están de florero, algunos nadan de muertito y utilizan a su congreso local para endeudarse, tener vida de jeque y seguir saqueando al pueblo cual “ciudadano Vargas”, otros gustan de mentarle la madre a los ciudadanos, firmar convenios para decir NO al derecho a la salud garantizado por el gobierno federal e inclusive solicitan la portación de armas por su seguridad y cada que hablan hacer gala de su lenguaje de sicarios; varios, tienen arrodillado ante sí a los congresos locales y exigen se les confeccionen leyes a modo; ¡y que decir de quienes al viejo estilo neoliberal se alejan de la ciudadanía con camionetas blindadas de por medio, guaruras mal encarados y verdaderas mansiones conocidas como casas de gobierno, pero amuralladas para que los comunes no nos acerquemos mas de la cuenta!

Dicho esto, dejo aquí algunas preguntas para la reflexión y la provocación; con el objetivo de que la ciudadanía se llene de acciones, para no continuar permitiendo que los gobiernos locales sigan haciendo de las suyas sin rendirnos cuentas:

¿Sabes cuál es el proyecto y plan de gobierno de tu entidad?

¿El gobernador es cercano a la población o se la pasa rodeado de su séquito de guaruras? ¿Escucha a la ciudadanía?

¿Percibes que las acciones y declaraciones de quien gobierna la entidad donde vives te representan?

¿Cómo es la relación del gobernador con los otros poderes y organismos autónomos?

Tratándose de seguridad ¿la fiscalía estatal hace su trabajo o se observa ausente?

¿El gabinete que lo acompaña está haciendo lo suyo o solo cobran altos sueldos?

Y finalmente, ¿Qué tanto estás haciendo por mejorar tu entorno? ¿Te mantienes informado o te vale? ¿Utilizas algún mecanismo de participación ciudadana para dar marcaje personal a las acciones de gobierno? No se pierda de vista, no interesarse e informarse de los asuntos públicos que a todos atañen no es una opción viable si se quiere mejorar la calidad de vida.

La ciudadanía es una condición que debe ejercerse de manera total, responsable e informada todos los días. Solo así lograremos hacer la diferencia en los tiempos que nos está tocando vivir. Desde nuestras trincheras contribuyamos a su construcción.

Es todo por hoy.

¡Hasta la próxima Nornilandia!

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.