¡VIVA MÉXICO CABR…! Y otras sutiles expresiones en época posneoliberal

@_BarbaraCabrera

“¡Viva México, hijos de la Chingada! verdadero grito de guerra, cargado de una electricidad particular, esta frase es un reto y una afirmación, un disparo dirigido contra un enemigo imaginario, y una explosión en el aire”

Octavio Paz

 

Septiembre, no solo es el noveno mes del año, ni la antesala donde comenzamos a sentir que el año se está marchando a pasos presurosos; sobre todo este 2020 donde la pandemia ocasionada por el COVID-19 nos tomó por sorpresa y detuvo casi todo. Septiembre, es el mes en que la mexicanidad se siente en el ambiente, brota por los poros; es cuando la mayoría se siente bien patriota. Época en que la vendimia de banderitas y objetos de tocho morocho que conmemoran el sentir nacional, inundan nuestras vidas; prueba de ello son las principales avenidas que son engalanadas con adornos luminosos, donde los resquicios de políticos neoliberales –algunos más canijos que otros– compiten para ver quien tiene la mejor idea y los más grandes e iluminados ornamentos, como si eso fuera prueba de sus quereres por aquellos Estados que a gritos silenciosos quisieran ser dirigidos por mentes menos malévolas y corruptas a aquellas que los tienen maniatados; ahí tienen a los goberladrones que autodenominándose como “federalistas” le están causando un gran daño a la Patria y a quienes habitan las Entidades que mal gobiernan. Entre ese grupúsculo encontramos también a quien les vale un cacahuate celebrar y ornamentar sus ciudades porque no les representa gran cosa.

¡¡Viva México cabrones!! es la máxima que algunos enarbolan por todo lo alto, para celebrar, festejar y manifestar su amor por México. Mientras algunos viven en el ya merito, se echan un coyotito entre tanto llega la próxima celebración; situación que no es conveniente teniendo a los goberladrones al acecho, quienes se podrían aprovechar para hacer de chivo los tamales a la ciudadanía que dicen “gobernar”, así que abusados.

Y aunque esta Nación esta chida porque por primera vez en la historia contemporánea de México tenemos un Presidente de la República muy chingón, trabajador, honesto, transparente y moralmente solvente, no se pierda de vista que aún quedan por ahí políticos chingaquedito que están poniendo a todos a parir chayotes lo cual está cañon pero nada que no podamos superar uniéndonos para no dejarlos salirse con la suya, además de votar para botarlos en 2021, y con ello continuar apoyando el cambio de régimen liderado por Andrés Manuel López Obrador.

No permitamos que una minoría erigida en una ruidosa y castrosa Oposición Moralmente Derrotada continúe de malhoras fastidiando con trolleos, Fake News y desinformación para desestabilizar el país. No les demos retweets, ni publicidad a sus tropelías en las redes sociales. Lo que debemos hacer es balconearlos por todos los medios para que no sigan sorprendiendo a la ciudadanía, la cual aún se deja cautivar por ciertos impresentables, simple y sencillamente porque no saben, es decir son del club del sepa la bola o sea no tienen idea de los materiales de baja calidad con los que están construidos los políticos neoliberales que amenazan con regresar. A esos sátrapas digámosles fuerte y claro: dejen de hacerse guajes y regresen…. pero lo que se robaron.

En suma, el llamado en estas fiestas patrias es a continuar con el rescate de este gran país de aquellos resquicios neoliberales enquistados en algunos Estados; hagámoslo realidad antes de que chupe faros 2020.

Organicémonos para de una vez llevar a juicio a los expresidentes mismos que les aseguro no se salvarán de pagar sus corruptelas ni yendo a bailar a Chalma.

Contribuyamos para que 2021 pinte mejor. Por hoy celebremos a México con acciones. ¡A darle que es mole de olla! porque la Cuarta Transformación de la vida pública está en marcha y nadie la parará.

Hoy México puede gritar con orgullo esos vivas debido a que a nivel federal nos están cuidando, no estamos siendo saqueados, los corruptos están recibiendo su merecido igual que los chayoteros y pasquines que los auspician.

Por tanto que se escuche fuerte y con orgullo:

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Ahí nos vidrios 

Hasta la próxima Nornilandia

Bárbara Cabrera

Escritora. Investigócrata. Columnista. Divulgadora del conocimiento, quien está entre letras, con su café y a un tweet de distancia.