Solo por aliarse; PRI-PAN-PRD pierden 1 de cada 4 votos: Encuestas

Como es de dominio público, la intención de los tres principales partidos de oposición es la de controlar la Cámara de Diputados, que tiene en exclusiva la facultad de modificar y aprobar el presupuesto federal, lo que les permitiría volver a meter las manos en el erario como lo vinieron haciendo durante los últimos 40 años.

En relación con este proceso electoral específico, durante noviembre y diciembre se han venido practicando distintas encuestas sobre la preferencia electoral que tienen los partidos políticos entre los ciudadanos de cara a las elecciones del año que viene.

Los sondeos se habían venido practicando para medir la preferencia electoral de los partidos políticos por separado, revelando en forma consistente la preferencia de la mayoría a favor del partido Morena, como se puede observar en la Tabla 1.

Sin embargo, cuando Mitofsky, una de las encuestadoras cuyos estudios le otorgan mayor puntuación a la preferencia electoral de los partidos de oposición, realizó en diciembre un sondeo para conocer las preferencias de los partidos una vez concentrados en alianzas, el resultado reveló los datos de la Tabla 2.

El comparativo de la preferencia hacia los partidos antes de celebrar sus alianzas y después de hacerlo se muestra en la Tabla 3.

Tabla 3

Conclusión:

De acuerdo con los datos de estos sondeos, ambos practicados en diciembre de 2020, y considerando que se trata de las encuestas que tradicionalmente otorgan mayor proporción de preferencia electoral a los partidos de oposición, haber configurado una alianza entre el PRI, el PAN y el PRD les costó a estos partidos un voto de cada cuatro de los que las preferencias les otorgaban cuando estaban cada quien por su lado.

En contraste estos sondeos afirman que la alianza configurada entre MORENA, el PT y el PVEM un voto más por cada 12 que iba a recibir si la otra alianza no existiera. De igual manera a Movimiento Ciudadano esta alianza del PRI-PAN-PRD lo benefició con un voto más de cada 8 votos que iba a recibir si la alianza de estos tres partidos no se hubiera llevado a cabo.

Lo que resulta sorprendente y que sería materia de aclaración por su desproporción aparente, son las preferencias electorales que el estudio le otorga a los partidos de nuevo registro y a lo que ahí se señala como “OTROS” sin especificar de qué otros se trata, que podrían ser partidos locales o candidatos independientes, y cuya proporción de preferencia electoral aparenta ser inusitadamente alta.

De por sí un 9.8% que señalaba el estudio sin alianzas ya parecía desproporcionadamente alto para este segmento, sin embargo, con la formación de la alianza de los partidos opositores su proporción creció a 15.2% de las preferencias electorales, lo que significa que por cada 2 votos que estos partidos iban a recibir antes de la alianza, después de ella van a recibir 3.

Fuentes: Arias Consultores y Mitofsky